A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Colonias francesas en América en 1942

26 de noviembre de 1942

LA MARTINICA Y LA GUAYANA FRANCESA


Por Ramón Suárez Picallo

La caída vertical de Francia, en junio de 1940, planteó para América un grave problema político y diplomático. La Francia derrotada, se entregó, atada de pies y manos al Eje, tanto en lo que concernía a su Imperio Colonial como a Europa. Y a la luz de los acontecimientos, posteriores al armisticio de Compiegne, no era difícil, ni aventurado, afirmar que toda parcela del territorio francés, acogido a la soberanía de Vichy, era campo propicio y abierto a las maniobras políticas y militares de la combinación totalitaria.

El problema afectaba en manera muy importante a las Américas, por tener la Francia de Vichy territorios de su soberanía, dentro de su órbita continental y hemisferial. La Martinica y la Guayana hallábanse en esa situación, confusa y sospechosa aptas para servir los planes de los enemigos de América.

Los Estados Unidos, afectados en primer término por el peligro que esos territorios significaban para su seguridad en la tierra y en el mar, pudieron en cualquier momento, liquidar el problema con un pequeño golpe de fuerza. No lo hizo la gran República del Norte, por respeto a un “status” jurídico, cuya violación no entra en sus planes de guerra, que no tienden a violar la Ley internacional, si no que tienden, por el contrario, a restablecerla, allí donde ha sido violada. Y prefirió iniciar laboriosas gestiones con las legítimas autoridades de esos territorios para lograr sus objetivos políticos y diplomáticos, en el sentido de eliminar del Hemisferio Occidental, todo posible punto de apoyo de sus agresores.

Y como cuando se procede correctamente, todo llega por sus pasos contados, el problema acaba de ser resuelto de manera satisfactoria y cordial, mediante un acuerdo amistoso con las autoridades representativas francesas, por el cual la Martinica y la Guayana, como partes integrantes del Nuevo Mundo, no servirán de trampolín a los enemigos de América.

No hay modificación del “status” de soberanía. Esos territorios, jurídicamente franceses no dejan de pertenecer a la Francia Inmortal; en su día y en la hora de su renacer, los hallará intactos, cosa que no podría asegurarse, si continuaran bajo el control de quienes, hoy por hoy, no pueden defenderlos ni salvaguardarlos. Porque Francia ya no está en Vichy. Se ha desplazado hacia otras latitudes, donde su honor, sus bienes y su caudal espiritual, son patrimonio sagrado e inalienable.

Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1942
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Francia) - Publicado o 26-11-2013 09:20
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal