A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

MORÉ ROJAS, médico exiliado en Panamá
RSP fala do urólogo Sebastián Moré Rojas por mor dunha homenaxe que lle tributan na capital chilena os republicanos españois alí residentes.

Na páxina 706 do libro que ilustra este artigo fálase de Sebastián Moré Rojas.

6 de agosto de 1942

EL DOCTOR MORÉ


Por Ramón Suárez Picallo

Los republicanos españoles de Santiago de Chile, le tributan esta noche un cariñoso homenaje de despedida a su compatriota y correligionario, el ilustre médico doctor Sebastián Moré, que uno de estos días se ausenta para Panamá.

El doctor Moré vino, con su esposa y su hija, como refugiado político, después de la guerra. Y, sin menoscabo para nadie, puede asegurarse que es la personalidad más destacada de todas las que llegaran aquí. Especialmente en urología; gozó en España, de enorme prestigio y fue médico, antes y después de la Republica, de las más distinguidas familias madrileñas. Dirigió uno de los mejores sanatorios-balneario de la Península, y dio a su especialidad valiosas aportaciones científicas. Estuvo varias veces en Francia y en Bélgica, donde gozó de las más altas consideraciones de sus colegas más ilustres. Excusado es decir que el doctor Moré, tenia en España una magnifica posición social y económica.

Pero, además de todo eso, el doctor Moré es un demócrata de profundas convicciones, y un patriota español de la mejor ley; por ello, al producirse la guerra sirvió incondicionalmente a la República, como médico y como ciudadano, allí donde sus servicios eran necesarios: en el fragor de los obuses de la artillería y bajo las bombas de la aviación. Terminó la guerra y corrió, con sus demás compatriotas, los caminos de la emigración.

Por causa de la falta de reciprocidad en los títulos académicos, en Chile, no pudo el doctor Moré ejercer su profesión; pero mantuvo con sus colegas chilenos, una amistad cordial y científica. Se defendió realizando algunos trabajos de laboratorio mientras los suyos trabajaban en menesteres manuales. Centenares de niñas chilenas, tienen en su mesita de cabecera, deliciosas muñecas españolas, hechas por las manos primorosas de la señora Moré, su heroica y valiente compañera.

Pese a todo ello, en la emigración, jamás perdió el doctor Moré el buen humor, ni la cordial bonhomía, ni se cerró, si no que se abrió más, la ancha generosidad de su espíritu. Centenares de compatriotas adoloridos llegaron a él en busca de remedio para el dolor físico; pero más aún, a consultarle males y dolores del alma. Su consejo, su palabra, y aún otras cosas, fuéronles dados por él a cuantos lo hubieron menester, con paternal ademán.

La gratitud es, desde siempre, una virtud española. Y la admiración por los valores morales, también. Para rendirles tributo, en la figura del buen doctor Moré, se reúnen esta noche los republicanos españoles. Vibrará en la reunión la fuerte fraternidad espiritual, que caracteriza a los grandes núcleos de emigrados políticos, al conjuro del recuerdo de la Patria, y en torno a quien la representa -como en este caso-, con altísimo decoro; y habrá para el viajero un voto unánime:

Que sus nuevos caminos le sean florecidos, como una mañana de primavera.


(Artigo publicado no xornal chileno La Hora tal día como hoxe pero de... 1942)
Sobre Sebastián Moré Rojas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 06-08-2013 00:31
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal