A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

MOLIÈRE
1 de junio de 1951

LA FERIA DEL MUNDO

MOLIÈRE


Por Ramón Suárez Picallo

Su nombre era Juan Bautista Poquelín. Nació en París el 15 de enero de 1622. Era hijo de María Gressé y de Juan Poquelín, y su primer trabajo fue de valet y tapicero del rey. En este cargo pudo mantenerse durante todo aquel periodo de los 15 a 20 años, mientras estudiaba al lado de su abuelo, quien amaba la comedia y hacía un pequeño teatro en el Hotel de Boulogne.

Pronto sintió una verdadera repugnancia por su oficio en Palacio y se concretó al arte que le apasionaba y al estudio de la filosofía, el griego y el latín. Fue al Colegio de Clermont, de los jesuitas, donde también estudió derecho hasta 1645, época en que se hizo definitivamente comediante. Se incorporó en el grupo del “Ilustre Teatro”, que dejó París y fue a representar a Montés, a Burdeos, a Lyon y también a Viena.

En Lyon dio, en 1663 su primera obra, “El sordo”. Después de algunos años en provincias y en cortas giras al extranjero, se estableció en París, donde el hermano del Rey quería tener un grupo de comediantes, que encargó formar a Moliere y que actuaron en un Teatro que se les arregló por orden de Luis XVI en la sala de guardia del viejo Louvre.

Desde entonces arranca su fama, que jamás haya tenido otro hombre de teatro que fuese al mismo tiempo actor y compositor, y desde entonces también se conocieron por el mundo obras tan magníficas como “Las preciosas ridículas” y “El avaro”, cuyas representaciones habría que calcularlas en cientos de miles o en millones.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 01-06-2012 00:43
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal