A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EMBAIXADOR ARXENTINO EN ESPAÑA (1947)
Pedro Radío foi embaixador arxentino en España nos primeiros anos do peronismo. RSP comenta neste artigo, o "doble" recibimento que tivo cando chegou a Madrid no ano 1947...


17 de febrero de 1947

AL ESTILO MORO


Por Ramón Suárez Picallo

Cuando hace pocos días llegó a Madrid el Embajador argentino señor Radío, fue recibido allí apoteósicamente. Por orden superior, cerraron los comercios, las escuelas y las oficinas públicas, para que los empleados pudieran aplaudirlo a lo largo de trayecto que va desde el hotel Majestic hasta el Palacio de Oriente: Paseo del Prado, Carrera de San Jerónimo, Puerta del Sol y calle Mayor, hasta la plaza de lo reyes godos, fue aquello una romería de aplausos y aclamaciones, al hombre que iba a presentar sus cartas credenciales, como representante del General Perón ante el Caudillo.

El flamante diplomático argentino –que fue allí como viceversa al último acuerdo de las Naciones Unidas– se creyó todo aquello, y respiró con la satisfacción de quien llega a un país conquistado por un amigo suyo, con todas las puertas abiertas de par en par. Le falló, por esta vez, la “cachativa” criolla al emisario de la Casa Rosada.

Los mismos madrileños que lo aplaudieron a rabiar, mascullaban un viejo dicho que dice: ¡Que te crees tú eso!, y luego después, calladito y por sorpresa, le metieron en su despacho una bomba de dinamita, que al explotar mediante un mecanismo de tiempo, armó un ruido infernal, rompió cristales y mamparas, y despellejó a varios funcionarios de la Embajada, con el consiguiente susto.

Por fortuna no ha muerto nadie, y todo se limitó a mucho ruido y pocas nueces. Fue un saludo, al estilo moro, consistente en correr la pólvora, y los estruendos, sin mayores consecuencias para las personas; un saludo fuera de programa oficial, absolutamente imprevisto por el diplomático poco avisado, que no sabía que en España sigue habiendo moros para los forasteros no gratos al pueblo, desprendidos e ingenuos.

Y es que Carmen, la cigarrera, que antaño llevaba la navaja en la media, junto con Manolo el chupalón, decidor y verbenero, se dedican de un tiempo a esta parte, a fabricar bombas de dinamita y a usarlas como si fuesen buscapiés o guatapiques en noche de Navidad.

¡Progresos admirables de estos días!, como diría un personaje de Queirós.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 17-02-2012 02:36
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal