A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LAS MARIÑAS EN PELÍCULA, por FERNANDO HERCE VALES
Cuando me disponía a elegir tema para mi segundo articulo sobre la explotación de las Mariñas con destino al simpático órgano de propaganda, portavoz de la importancia, belleza y sugestión de este imponderable rincón gallego, como traído de la mano de la próvida actualidad, vino a mí: las Marinas en película, la espléndida opulencia de sus horizontes, gala de sus rías y hermosura de sus campos expuesta a la admiración universal de los públicos en "film".

He visto la extraordinariamente magnífica película "La Casa de la Troya" y sobre su maravillosa estructura artística, la emoción y gracia y sentimentalidad de escenas y tipos; tino y admirable sencillez de leyendas y acierto de los intérpretes, me pareció lo más adecuado poner el cariño, el evidente tacto, con que fueron elegidos los paisajes, con que se tomaron las vistas y se compusieron los fondos y se dio el carácter de la tierra mariñana.

Fue honda y penetrante la emoción que invadió mi alma al enfrentarme con la visión de Corbeiroa, de Gandarío, de Tatín, de la Lagoa y divisar Sada y Fontán y luego Ponte do Porco y más tarde Puentedeume y no digamos Betanzos, en la luminosa pantalla reflejadas, estampadas las familiares e incomparables bellezas todas. Pero no menor ha sido mi satisfacción, mi orgullo, mi entusiasmo al oír los comentarios de los espectadores ante tan atractivas vistas, especialmente de los que nunca las gozaron en la realidad.

Y luego surgió en mí la apostilla mental, la deducción lógica y consecuente a convicciones arraigadas; he aquí el instrumento eficaz de propaganda de los encantos, de las supremacías de estas comarcas de ensueño y de ilusión, donde Ons y Lugo hácennos vivir y que debieran en justicia conocerse generalmente, divulgarse con amplitud nacional, y fuera de fronteras. El cine como medio de publicidad de las ignoradas riquezas naturales de las Mariñas, y ya que su ferviente enamorado Alejandro Pérez Lugin, insigne hasta en la suerte propia de todos los que lo fueron en nuestra patria de no disfrutar de la gratitud y la comprensión de los que le están obligados por fuero de nobleza, de reconocimiento, se lanzó ¡el primero! a llevar a la película los amorosos rincones mariñanos para hacerlos recorrer triunfalmente el mundo, debe adoptarse el sistema, seguirse el ejemplo y persistir en el modelo.

Adelante, pues, llevemos con un pretexto u otro, con buenos fines de atracción del turismo, remitiendo a las empresas cinematográficas de las grandes capitales pequeños rollos de película verdaderamente repletas de vistas, seleccionadas o no, de las bellezas mariñanas, e invadan los cines y pasmen a las gentes que no saben todavía, por desgracia suya... y nuestra, que en España, y no tan distante, como no nos cansamos de pregonar ni tan huérfanos de comodidades y adelantos, como no ocultamos, existen unos campos y unos mares y unos pueblos que en hermosura y sanidad y agrado sobrepujan a los más decantados de la patria, y compiten con muchos de los más enaltecidos, mercantilmente, del extranjero.

Y con todo un caluroso, un cordialísimo, un hidalgo de bien nacidos, elogio para ese perenne amor intenso y puro del gran Lugín por el hechizo mariñano.


Mariñana (Sada), 1925
Comentarios (0) - Categoría: Textos históricos - Publicado o 27-09-2011 10:13
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal