A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ILLAS ESPAÑOLAS NO PACÍFICO?

En 1948 o xurista Emilio Pastor y Santos, investigando no Arquivo do Ministerio de Asuntos Exteriores os tratados polos que España vendeu as illas Carolinas, Marianas e Palaos a Alemania en 1899 tras a derrota frente a EEUU en 1898 e a perdida de Cuba, Filipinas e Puerto Rico, "descubriu" que algúns illotes e atolóns de soberanía española na zona, anque nunca foran ocupados e non pertecentes ás Carolinas, olvidáranse e, seguían sendo legalmente españois.
RSP escribe e opina sobre tal asunto.



10 de enero de 1949

GEOGRAFÍA, COLEGA, GEOGRAFÍA


Por Ramón Suárez Picallo

Un muy estimado colega matutino publicó días pasados un telegrama de Madrid, con todos los caracteres de noticia sensacional. Título a dos columnas, cabecera en negrita a dos columnas corridas y todo lo demás. Resulta que el señor Emilio Pastor Santos –muy señor nuestro- pide para España varias islas de Oceanía, lo cual nos parece muy bien, habida cuenta de que cada cual es libre de pedir todo lo que se le venga en gana. Hay quien pide la Luna, un queso, un jamón, y después, una ristra de chorizos de Trevijano, sin que nadie tenga derecho a censurarlo, por aquello de que “contra el vicio de pedir hay la virtud de no dar”.
Lo que ya no está tan bien es el galimatías histórico-geográfico contenido en el telegrama citado.

Veamos el texto: “El Señor Emilio Pastor Santos; que figuró en el grupo español que en 1934 plantó la primera bandera de la Santa Cruz en la isla más pequeña del grupo de Ifti, declaró enfáticamente... etc., etc.”

DE LO QUE DEBE TRATARSE

Suponemos –porque en este género de informaciones hay siempre que suponerlo todo -de que se trata del “redescubrimiento”, “reconquista” y “repoblación” del territorio de Ifti, situado en la parte oeste de Marruecos; “reocupado”, efectivamente en el año de 1934, por un grupo de soldados españoles mandados por el Coronel Capaz, bajo las órdenes del gobierno de Don Alejandro Lerroux García. Y la bandera que allí se “plantó” entonces, no era la de Santa Cruz, sino que la tricolor de la República española, laica, herética y sin cruz alguna, según opinión de los catolicísimos patriotas españoles al uso de antes y de ahora.

Lo que ocurre, es que aquel territorio, inhóspito y absolutamente despoblado en 1934, se llamó antiguamente, cuando era un establecimiento español de pesquerías frecuentado sólo por marineros canarios, gallegos y andaluces, “Santa Cruz de la Mar Pequeña”. Como se ve, la agencia y su corresponsal –que informa desde el mismísimo Madrid- oyeron tocar campanadas sin saber dónde tocaban.

¡Y pensar que estas agencias y estos corresponsales, tienen la misión de informar y orientar a derechas a la opinión pública mundial, sobre los más importantes problemas de la política y de la diplomacia contemporáneas...! ¡Así anda ella de informada y de orientada, sobre todo cuando se informa y orienta desde Madrid!

Y AHORA LO OTRO

El señor Pastor Santos, reclama la gobernante soberanía española sobre las siguientes islas situadas en el Archipiélago de la Melanesia: Osquedes, Corona, Pescadores, Oaces y Carteret. No tenemos –pese a nuestros muchísimos viajes por mar- la menor idea acerca del lugar o latitud por donde puedan caer el tal Archipiélago y las tales islas; pero sus nombres están gritando a voz en cuello su origen netamente español, como las Aleutianas y las de Guadalcanal, muy sonadas y resonadas durante la última guerra.

Y sabemos sobre ellas –sobre las islas recién reclamadas- una muy curiosa anécdota que el reclamante señor Pastor Santos –a quien conocimos como obscuro burócrata en un Ministerio de la República Española- no cita, y que es la siguiente: Habían pasado ya más o menos diez años desde la firma del Tratado de París, por el cual, la España de la restauración borbónica, cedía a los Estados Unidos, después de una guerra ridícula, todas sus posesiones en el Hemisferio Occidental: Puerto Rico, Filipinas y más o menos Cuba. En aquel Tratado y en otros supletorios posteriores, no se hablaba para nada de varias otras islas españolas, alejadas de la mano de Dios y de la del gobierno de Madrid. Un día, una escuadra yanqui, recorriendo el Pacífico, dio a boca de jarro con las islas “olvidadas” que no figuraban en las cedidas a Norteamérica en el Tratado de Paz. El Gobernador español que en ellas mandaba y demandaba, y que se llamaba Gómez de la Serna, rodeado de unos cuantos compatriotas suyos, juntados y rejuntados ya con damas aborígenes; no tenía la menor noticia de lo ocurrido en el mundo, desde hacía quince años. Para él Cuba, Filipinas, Puerto Rico, así como sus islas, seguían siendo posesiones españolas. El Jefe de la Escuadra Norteamericana lo sacó de su error con papeles a la vista. El Gobernador –caballero de pies a cabeza- le rindió al visitante norteamericano todos los honores que en su tierra natal se le rinden a los huéspedes, llamó después, ante el impacto de varios barcos de guerra bien armados, a sus fieles servidores y todos juntos y entristecidos liaron sus petates para volver a España. Pero ¿por qué medios? El marino yanqui resolvió el problema, poniendo a disposición del Jefe sin mando y de sus súbditos el mejor navío de su escuadra en el que se les presentaron armas.

El Gobernador de las islas “olvidadas” llegó a España como caído de la Luna. Nadie creyó su historia, y estuvo a manos de un tris de dar con sus huesos a una casa de orates; cuando dijo que las islas de la Melanesia que él había gobernado seguían siendo españolas por no haber sido transferida su soberanía a ninguna otra potencia extranjera. Desde entonces nadie volvió a recordar las famosas islas.

He aquí, curioso y paciente lector, que lees cables para ilustrarte acerca de lo que pasa en el mundo, lo que hay de cierto en un galimatías histórico-geográfico enviado desde Madrid y que, en su esencia podría ser motivo de comentario serio, si su autor tuviera alguna noticia del tema que se trata.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 10-01-2014 01:22
# Ligazón permanente a este artigo
PUERTO RICO, levantamento en 1950
Puerto Rico, denominado oficialmente Estado Libre Asociado de Puerto Rico é un territorio non incorporado dos EE.UU. con estatus de autogoberno.
Os portorriqueños son cidadáns estadounidenses desde 1917 e a sua relación con EE.UU. é similar a un estado da Unión ainda que teñen unha constitución débense aos los poderes plenos do Congreso estadounidense.
O 30 de outubro de 1950 tivo lugar a Insurrección Nacionalista de Puerto Rico, liderada por Pedro Albizu Campos en resposta ao proxecto do «Estado Libre Asociado».
RSP escribe este artigo unha vez producidos ditos feitos.


6 de noviembre de 1950
La Feria del Mundo

Por Pick-Up (Ramón Suárez Picallo)

PUERTO RICO



En la hermosa isla antillana que lleva el opulento nombre de Puerto Rico se ha producido hace pocos días una dramática convulsión política con largas proyecciones en las tres Américas.

El reducido grupo de patriotas, empecinados y fanáticos, que con el nombre de Partido Nacionalista Popular dirige Albizú Campos ha provocado una rebelión a mano armada, con visitas a derrotar los poderes legales que gobiernan la isla sosteniendo la bandera de su independencia absoluta frente a algo que aquellos llaman “un deprimente y bajo sometimiento a los Estados Unidos de Norteamérica”.

Albizú y sus partidarios gozaron durante muchos años de la simpatía de todos los hombres libres de nuestra América, prendados de las palabras Independencia y Libertad, especialmente en los tiempos fe la “diplomacia del dólar”, de los desembarcos y de la doctrina de Monroe, mal entendida y peor aplicada, a modo de mala vecindad y de más mala intención. y el jefe de los nacionalistas portorriqueños, hombre cultísimo y generoso, educado en la Universidad de Harvard, fue, con César Augusto Sandino de Nicaragua, símbolo de valientes luchadores por una idea que es médula, substancia, espíritu y corazón de la América democrática. Y cuando cayó en la cárcel de Atlanta a cumplir una condena por supuestos delitos políticos, los americanos más ilustres -del norte, del centro y del sur- maestros en las artes, las letras, las ciencias y el pensamiento, intercedieron en su favor, con escritos y mensajes, pidiendo su libertad. Hasta que antes y durante la segunda guerra mundial; el líder de los patriotas de Puerto Rico cayó en el tremendo error político de expresar públicamente inexplicable simpatía por Hitler, Mussilini y otros dictadores europeos, o poniéndolos como antítesis predilecta al Presidente de los Estados Unidos de Norte América, que lo era entonces Franklin Délano Roosevelt.

Albizú Campos, por causa de este error, dejó de ser desde entonces persona grata para los demócratas de América. Su independentismo nacionalista se convirtió en chauvinismo minifundista y balcanizante, fascistoide y reaccionario.

Mientras tanto, los Estados Unidos de Norte América volcaban sobre Puerto Rico esfuerzos y dinero a manos llenas; triplicaban la enseñanza primaria, secundaria y superior, hasta hacer de la Universidad de San Juan la primera de la grandes y pequeñas Antillas, saneaban e higienizaban la isla, creando en ella el más perfecto Instituto de Medicina Tropical del mundo, y levantando allí la más perfecta Escuela Agrícola dedicada a cultivar científicamente aquella tierra de prodigio aprovechándola palmo por palmo. Y a la vez dándoles tarifas preferenciales en todos los mercados de la Unión a los productos de su muy reducida economía. Mas todo esto, con ser mucho, no le compensaba moralmente a Puerto Rico, su deprimida condición de posesión de territorio o colonia de otra potencia extranjera. Y por ello los Presidentes Roosevelt y Truman, consecuentes con sus postulados, abrieron los primeros caminos para que la bella isla, por vías pacificas y pasos contados, llegue a ser -mediante la voluntad de sus habitantes- un nuevo estado norteamericano o una nación independiente, como lo son ya las Filipinas, empezando por concederle la facultad de elegir por sufragio directo y universal sus poderes ejecutivo, legislativo y, en parte, el judicial.

Paralelamente con estas generosas condiciones, los insulares de Puerto Rico, hijos de una tierra superpoblada, gozan en el territorio de la gran República del Norte, adonde afluyen a millones, de la misma condición fueros, garantías y privilegios de todos los otros norteamericanos. Hay portorriqueños diputados, maestros de escuela funcionarios públicos, profesores de las universidades industriales, comerciantes y hasta gentes de mal vivir, amparados todo por la Constitución y las leyes.

Y en esa imponente Babilonia norteamericana “con las calles puestas de pie” -como decía Julio Camba- que es la ciudad de Nueva York, hay un inmenso barrio -el Harlem Hispano- poblado, cubierto y dirigido en su mayor parte por gentes de Puerto Rico, honestas y deshonestas, deseables e indeseables, traficantes y trajinantes en todas las cosas traficables y trajinables. Y fue precisamente de este barrio neoyorquino, entrañablemente portorriqueño, de donde salieron los que intentaban cometer un magnicidio -el asesinato del Presidente Truman- tan absurdo como temerario, inexplicable y contraproducente como norma y medio de lucha política.

Quienes conocemos y amamos a Puerto Rico, por haber oreado nuestro espíritu con la luz de su sol, y gozado de sus noches incomparables, bajo su cielo límpido y azul, les deseamos a sus hijos amables y hospitalarios, toda clase de venturas y bienandanzas, incluso la de su completa autonomía política; pero ellas han de venir por caminos pacíficos y pasos contados, sin reyertas ni luchas fratricidas, hechas al amparo de ideas poco claras.

Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 06-11-2013 09:53
# Ligazón permanente a este artigo
CANTÓN en 1942

1 de septiembre de 1942


CANTÓN


Por Ramón Suárez Picallo

Los chinos de Chiang Kai Shek -los únicos chinos que cuentan en el mundo- en avance irresistible sobre Cantón, han llegado a 48 kilómetros de la vieja urbe.

No es de extrañar el empuje brioso, tratándose de Cantón, la magnífica ciudad, que es cuna de la nueva China renaciente y heroica. Allí nació la República democrática apadrinada por uno de los más grandes espíritus del Oriente moderno: el doctor Sun-Yat-Sen, llamado Padre de la Patria nueva. Sus doctrinas entroncan en las viejas escuelas milenarias, creadoras de una Filosofía y de una espiritualidad que cautiva aún en nuestros días por su belleza alada; a ellas agregó el doctor cantonés las experiencias recogidas por él en Occidente, cuya cultura dominaba.

Cantón tiene incluso una lengua propia -el cantonés - que es la lengua diplomática y literaria por excelencia. La China moderna, tiene un alma que está en Cantón, cautiva, secuestrada… Los chinos de Chiang Kai Shek, avanzan sobre la vieja ciudad para rescatar el alma de su Patria.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 01-09-2013 08:45
# Ligazón permanente a este artigo
CARAVEIS DE GRANADA
Tal día compo hoxe, pero de 1950, RSP comentaba dende o xonal La Hora de Chile, esta noticia referida á exportación de caraveis granadinos a Europa....

24 de febrero de 1950

CLAVELES DE ESPAÑA


Por Ramón Suárez Picallo

Una noticia de Granada, la ciudad bien querida de Federico García Lorca, de la Alhambra de incomparable y de los últimos reyes de la ilustre moreria, dice que en el último año hubo allí una fuerte exportación de claveles a varios países europeos, que estiman a la hermosa flor andaluza como una joya viva de color y de perfume.


Y agrega la noticia que mientras otros países y otras ciudades están muy preocupados en la exportación e importación de materias primas o industrializadas, Granada se siente feliz con el negocio de sus claveles, que llevan al mundo la gracia sutil e imponderable de su olor y de su color, a modo de estrofas de un poema de su sol y de su luz.

Los botánicos, estudiándolos, les dedican a los claveles párrafos eruditisimos; pero fueron los grandes poetas españoles, desde Fray Luis a Federico, pasando por Góngora y Argote, quienes lo glorificaron por su hermosura soberana y su olor a clavo de Oriente, que de eso es d e donde proviene su nombre de clavel. Flor de toda España, sin perder nunca su abolengo andaluz, en sus mil variedades, llegó a la América y refloreció aquí con la misma jocundidez de la fe y de la palabra españolas.

Y quizá convenga señalar que es en La Serena de Chile, donde el clavel de España pervive con todo su riguroso colorido y su olor maravilloso, sin haber perdido nada en hermosura ni en perfume.

Hablábamos denantes de los poetas y de sus requiebros a los claveles; pero no fueron sólo los poetas nominados y conocidos quienes los ensalzaron; fue ese otro gran poeta anónimo, el pueblo, quien también les dijo lo suyo. Véase:

“Morena tiene que ser
La tierra para CLAVELES;
Y la mujer para el hombre
Morenita y con desdenes”.

(Copla popular andaluza)

Y esta otra preciosidad muy conocida en el Norte y Noreste de España; el elogio de la mujer preferida, hecho por el emigrado que retorna sólo para verla:

“Vengo de lejos por verte,
CLAVEL entre los CLAVELES;
Por falta de verte, vengo
No por falta de mujeres”.

Sí. Tiene razón Granada para estar orgullosa de exportar claveles. Porque ello es exportar al mundo gracia, olor y color, sol, luz y aire de España.

(Artigo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile o día 24 de febreiro de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 24-02-2013 08:47
# Ligazón permanente a este artigo
PORTUGAL, NEUTRAL NA 2ª GUERRA MUNDIAL
Lisboa, novembro de 1942. Portugal recibe un ultimátum para entrar na guerra. O terror á ocupación nazi ou ao bombardeo aliado se adueña de Lisboa...
Portugal foi un refuxio temporal para los xudios, anti-nazis, os artistas e os espías...Na película Casablanca,cóntase como o líder da resistencia Victor Laszlo e a sua muller, Ingrid Bergman, tratan de chegar a Lisboa, escapando da persecución nazi en Europa...
RSP escribe este artigo ao respecto da postura portuguesa.
Na foto, monumento para lembrar ás persoas evacuadas de Xibraltar en Madeira.


12 de noviembre de 1942

PORTUGAL


Por Ramón Suárez Picallo

Radio París informa que en Portugal, fue reprimido un movimiento comunista, deteniéndose a 1.000 revolucionarios, en cuyo poder habríanse hallado armas y municiones en abundancia. Se agrega que el complot tendía a favorecer la intervención anglo americana en Portugal.

Ayer Radio Berlín –tan alemana como Radio París– informaba a su vez, que la policía española ha descubierto focos comunistas y de propaganda británica, protegida por funcionarios diplomáticos, en flagrante violación -según ellos– del Derecho de extraterritorialidad.

Y a todo esto, la vanguardia de las tropas alemanas ha llegado a la frontera española a lo largo de toda la cordillera pirenaica. ¿Qué busca? Lo de los focos y complots “comunistas”, no pasa de ser el conocido cuento del “coco”. Lo que ya es verosímil, es que haya en uno y otro país gentes partidarias de las democracias. Las hay, y algunas muy altamente colocadas, y dispuestas a todo, además. ¿Es contra ellas la cosa? En tal caso, debe pensarse que se trata de dar pretexto y facilidades a los que están en la frontera pirenaica.

La situación de Portugal es particularmente difícil. Si los alemanes atacan a Gibraltar por España, los ingleses exigirían el cumplimiento de su alianza para desembarcar en Portugal. Si Portugal se inclina del lado totalitario, las islas portuguesas del Atlántico, serán ocupadas por los norteamericanos en 20 minutos, así como una buena parte de sus posesiones coloniales; y si, en cumplimiento del pacto luso-británico, Portugal permite en sus costas un desembarco aliado, será automáticamente atacado desde España. Y se vuelve a 1808.

Como se ve, no es grano de anís lo de Portugal. Todo depende de que los alemanes, que están en los Pirineos, se queden allí o sigan adelante; si los alemanes entran en España, Portugal entra en la guerra en un plazo que puede contarse por horas.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 12-11-2012 01:40
# Ligazón permanente a este artigo
TURQUÍA, NEUTRAL NA 2ª GUERRA MUNDIAL?

RSP comenta en 1943 a situación estratéxica que ocupa Turquia ante o conflicto bélico que se está a producir e, se pregunta pola posición que tomará no futuro...


11 de noviembre de 1943

TURQUÍA Y SU DIFÍCIL NEUTRALIDAD


Por Ramón Suárez Picallo

Turquía, constituye, con España y Suecia, un punto neurálgico, política y estratégicamente, en el actual y en el futuro mapa del mundo. Hasta el presente, la progresista República que fundó Mustafá Kemal, sorteó hábilmente, toda clase de dificultades, y mantuvo su “estatus” de neutralidad frente al conflicto bélico, a pesar de su alianza amistosa con Gran Bretaña, y del imperativo geográfico que la obliga a mantener buenas relaciones con la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Por eso y por su vecindad con los países balcánicos, satélites del Eje; porque dispone de un poderoso contingente de fuerzas armadas; porque es llave maestra en una encrucijada de rutas y caminos; y, porque goza de alto prestigio diplomático y político en el mundo, Turquía ha sido una especie de niña mimada y regalona en los medios europeos a quien, tirios y troyanos hicieron toda suerte de fiestas y carantoñas para tenerla a bien y contenta.

Pero todo eso ocurrió hasta ahora, sin que ello signifique que las cosas ocurran de igual manera de ahora en adelante. Turquía, como todo hijo de vecino, tendrá que definirse claramente, antes de que se haga la paz, a menos de quedarse en posición insegura en el reajuste, inevitable, de la post-guerra, en el que Turquía tiene cuantiosos intereses que defender y salvaguardar. En tal sentido, sus gobernantes, especialmente el Presidente Inonu y su Canciller Menencoglu, andan estos días muy atareados en busca de unas perspectivas que les permitan saber a que atenerse en el presente y en el futuro.


¿AL LADO DE LAS DEMOCRACIAS?

No hizo falta, ciertamente, que la suerte de las armas fuese –como lo es hoy– decididamente favorable al grupo de las Naciones Unidas, para saber que la República turca, estaba de su parte y a su lado, dentro, naturalmente, de lo que tal inclinación es posible en una nación neutral y muy comprometida.

Cuando los totalitarios en concomitancia, tácita o expresa, con determinados sectores a la llamada “Pequeña Entente” y a la “Entente balcánica”, con vistas a mediatizar en su favor y provecho las naciones de aquella Península, calificada como el “barril de pólvora” de la Europa, Turquía, al igual que la Unión Soviética, dio su voz de alarma y ofreció su colaboración, entonces muy valiosa, para mantener el orden jurídico internacional en los Balcanes, en conformidad con tratados internacionales, menospreciados por todos; por los unos y por los otros.

Turquía no fue, entonces escuchada, y se recogió en sí mismos, convencida de que, totalitarios y apaciguadores claudicantes, eran más o menos, una misma cosa, sólo que al revés en sus finalidades.

Vinieron, después, los sucesos en el próximo y en el Medio Oriente, las derrotas aliadas en Grecia y en Egipto, y las posiciones, más decididas, en la Unión Soviética y, con ella –como regalo precioso de la Providencia– el entendimiento, forzado y obligado, entre las dos más grandes potencias burguesas del mundo y la gran República Socialista que, con su entrada en la contienda, modifica sustancialmente, el panorama militar, político y diplomático de las tres partes de las cinco del mundo.

Por su fisonomía política, por su historia reciente y por su peculiarísima posición geográfica, Turquía debía estar y los estuvo, al lado de las Democracias; pero no tanto, como para correr la triste suerte de España, de Checoeslovaquia, de Grecia, de Austria o de Yugoeslavia, abandonadas por los amigos, a la voracidad de los enemigos, cuando esa naciones podían y debían ser defendidas.

Los totalitarios conocían esta postura, desmedrada y desconfiada, de Turquía, y la aprovecharon cuando pudieron en su favor y beneficio. La elogiaron y mimaron de todos los modos y maneras, sacando de ello su buena cuenta, y pro. Pero hete aquí que las cosas han cambiado y en la paz que se avecina, nadie habrá de comer truchas teniendo las bragas enjutas, como dice el viejo refrán. Y por causa de ello, Turquía tendrá necesariamente que definirse antes de que la guerra termine en su aspecto militar.


LAS CONFERENCIAS DE MOSCÚ Y DEL CAIRO

No hace falta ser un lince, para saber, que la posición de Turquía, ha sido examinada en la histórica Conferencia de Moscú; y que el posterior encuentro en El Cairo, entre Mister Eden y el Canciller de Angora, saca de ello, una consecuencia directa lógica e inmediata.

Pocas horas antes de la “tenida” de ambos Cancilleres en la capital del Egipto, el Presidente turco, señor Inonu, declaró que su país está dispuesto a realizar nuevos y más cuantiosos sacrificio, si ello es necesario, para acortar la duración de la guerra. Posteriormente, los comentarios más autorizados aseguran que El Cairo, se llegó a un acuerdo completo sobre la base de la alianza turco-británica y de que, por ahora, Turquía podrá quedarse fuera de la guerra, a menos que se produzcan hechos nuevos, capaces de modificar esos puntos de vista.

En buenas cuentas, si los nazis no reaccionan ante las derrotas que están sufriendo y se avienen a bien morir, sin devolver los golpes por algún otro sitio. Turquía puede que siga neutral; pero sabiendo, todo el mundo, que ello ocurre así, porque las Naciones Unidas no necesitan de momento su entrada en la guerra y que, en caso de necesitarla, la tienen en bandeja de plata a cualquier hora del día o de la noche.

Por lo demás, las naciones balcánicas, vecinas de Turquía, según todos los indicios se preparan para abandonar -¡si pueden!– sus compromisos con el Reich; y Turquía, neutral, puede prestar, en tal eventualidad, importantes servicios a las mismas Democracias, si es que no se los está prestando ya, ofreciendo a los desesperanzados satélites del Eje, como salida, en una mano la paz y la guerra en la otra.

Porque Turquía, en defensa de sus intereses, presentes y futuros, aún siendo neutral en la teoría, hace mucho que, en la práctica, abandonó una neutralidad estricta que le sería muy difícil de mantener.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1943)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 11-11-2012 01:02
# Ligazón permanente a este artigo
LENINGRADO EN 1918
RSP en 1943 lembra, tal día como hoxe -7 de novembro- a revolución de outubro, escribindo sobre Leningrado. Na imaxe, reunión bolchevique con Lenin.


7 de noviembre de 1943

LENINGRADO 1918


Por Ramón Suárez Picallo

Leningrado. La vieja y bella ciudad rusa, es un hervidero. La caída del Zar, como consecuencia de la derrota de sus ejércitos y de la disgregación interna del Imperio, abrió la gran brecha, por la que había de entrar la nueva Rusia de nuestros días; la Unión Soviética actual y de cuyas hazañas y hechos gloriosos está todo lleno el mundo. El nuevo régimen nacía con el más audaz golpe revolucionario de todos los tiempo, dirigido por el genio constructor y visionario de un grupo de hombres, provenientes de los exilio, de las cárceles y de los comités secretos; con el cerebro lleno de ideas y con el ánimo dispuesto a alumbrar un mundo nuevo o caer en el empeño. Apareció el nuevo mundo y dio sus primeros pasos con esfuerzo, sangre, sacrificio y decisiones heroicas irrevocables. Pocos sabían, por aquellos días, que eran los Soviets, ni quien aquel hombre genial que se ponía a su frente, proclamando principios y derechos, viejos como el mundo y, de paso, nuevos como un recién nacido. El hombre era Lenin, y el principio era: “quien no trabaja no come”. Guerras civiles, bloqueos y sequías vinieron después, junto con el pavor entre los viejos bienquistos de la fortuna, sentados encima de las hambres y de los dolores de los de abajo. Pero la tea quedó encendida en la gran ciudad proletaria, y no la apagaron los generales blancos de poco después, ni los generales pardos de hace dos años. Unos y otros llegaron a sus puertas, y de ellas hubieron de volverse. La llama de la tea sigue proyectando su luz y nunca será apagada. Su alborada fue el 7 de noviembre de 1918 .
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 07-11-2012 10:26
# Ligazón permanente a este artigo
INDEPENDENCIA DE BRASIL
A independencia de Brasil comprende unha serie de eventos políticos acaecidos entre 1821 e 1825. A proclamación de independencia foi presentada polo Imperio de Brasil o 7 de setembro 1822. Polo que hoxe, cúmplense 190 anos da efeméride.
RSP escribe este artigo (en 1942) con motivo do 120 aniversario da independencia.


BRASIL Y SU EMPERADOR POETA


7 de septiembre de 1942

Por Ramón Suárez Picallo

Hoy es el día de la Independencia de Brasil. La Nación celebra su efemérides en pleno pie de guerra. Las exigencias de la actualidad presente y futura dejarán apenas a sus hombres el tiempo para ocuparse del pasado, especialmente de aquellos pasajes que ilustraron los periodos anterior, inmediato e inmediatamente posterior al grito de Ipiranga: “Independenza ou morte” por un monarca de la Casa de Braganza, Don Pedro, que llegó a ser luego Emperador.

El traslado de la Casa Real de Braganza al Brasil a causa de la invasión napoleónica de la Península Ibérica, significó el agromar floreciente de la finísima cultura brasileña, el glorioso arranque hacia lo que es hoy. Con la Casa Real vinieron hombres de las artes, de las ciencias y de las letras a entregar su trabajo. Fueron, quizá, los primeros refugiados políticos que llegaron al Nuevo Mundo. Don Pedro I y su sucesor designaron, voluntariamente, sin revuelta ni efusión de sangre, a los insignes protectores del Arte y de la Cultura siguendo la tradición de los reyes poetas de Portugal, iniciada con Don Diego Trovador. Don Juan II, de venerada memoria, pasó los últimos dias de su vida exiliado en Francia. Lejos de tener reproches de sus sucesores republicanos, los recibía amablemente y hablaba con ellos del futuro venturoso de Brasil.

Sus hondas “saudades” -oh maravilla de la dulce lengua portuguesa- las trocaba en sonetos que envidiaría Antero de Quental; se los leía a Isabel II, Reina destronada de España que guardaba luego en el rincón más íntimo de los recuerdos amados. El último de aquellos sonetos salidos de su espíritu lo titula: “Brasil”. Es un medallón que podría tener de relicario la cabeza patriarcal de su autor.

Por eso el Brasil, al conmemorar su efemérides lo hace sin acritudes. Su Independencia surgió por un designio histórico partido de arriba a abajo. Las acrimonias de la celebración hoy serán para quienes amenazan su futuro y el futuro de América. La acrimonia y el gesto altivo. Tan altivo como el grito de Ipiranga lanzado hace hoy 120 años.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe de... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 07-09-2012 00:43
# Ligazón permanente a este artigo
PREGÓN DAS FESTAS DE SAN ROQUE 2012 EN BETANZOS
O pregoeiro das festas de Betanzos deste ano foi o noso amigo e colaborador na revista AREAL Xesús Torres Regueiro.
Torres Regueiro é mestre e escritor e coordina a revista cultural "A Xanela", editada pola Asociación Cultural Eira Vella. Foi colaborador habitual do xonral semanal A Nosa Terra. No Anuario Brigantino ten diversos artigos, monografías e traballos sobre personaxes da localidade e da historia de Betanzos. Recentemente, en colaboración con Xosé Antón García González presentou un moi interesante libro sobre as fontes de Betanzos.
Rematadas as festas, tivemos ocasión de coñecer o contido do pregón que, polo seu interese, reproducimos con agarimo.

Na foto de La Opinión Xesús Torres acompaña a raína das festas Mª Jesús Fernández Martí.


PREGÓN DAS FESTAS DE SAN ROQUE 2012


Por Xesús Torres Regueiro

Exmo. Sr. Alcalde, autoridades, concelleiras e concelleiros, raíña das festas, conveciñas e conveciños, persoas que nos visitades, cidadáns todos:

É para min, como fillo e veciño desta cidade unha grande honra que as súas autoridades me teñan nomeado pregoeiro das festas patronais deste ano. Moitas grazas.

Betanzos,
señora do medioevo
raíña esplendorosa das Mariñas
nai amante
terriña meiga de Brigo
...
todo iso e máis na voz dos poetas, estou aquí para dicirche e para dicirlle ao mundo que estás hoxe de festa maior.

Como desexaba o poeta Manuel María na súa “Canción de amor a Betanzos”, así desexa este humilde pregoeiro mesturarse na túa esencia viva:
Quero, Betanzos, collerche o pulso docemente
E que a tua vida me entre a gallope polo sangue
Para deixar en ti a fleve frol do meu vivir.

Os que abrimos os nosos ollos asombrados á luz da vida baixo as cores e paisaxes sen igual das Mariñas levámolas impregnadas de por vida nas nosas retinas. E cando estamos lonxe non podemos evitar sentir unha inexplicábel sensación de saudade. Por iso entendemos o sentimento dos nosos emigrantes, agravado cando chegan estas datas. Emigración que volve a estar de triste actualidade para a xuventude mellor formada da nosa historia, que ten que percurar traballo e subsistencia lonxe destas terras e deste ceo. Vaia a nosa lembranza, pois, para todos aqueles que quixeran e non poden estar connosco nestas datas festivas.

Se como dixo o poeta Rilke, “a patria do home é a infancia”, que é como dicir o lugar onde se criou, sen dúbida é tamén cos ollos da infancia cando se viven e senten as festas dun xeito máis lúdico e máis puro, como xa endexamais as voltaremos ver e sentir. E a esa ollada infantil acodirá a nosa memoria sempre que intentemos rememorar.

O neno que eu era espertaba de mañá coas alboradas do Cafú ou outros gaiteiros mariñáns, dignos sucesores daquel lexendario gaiteiro Rilo. Logo saía ás rúas na percura das danzas gremiais que os meus ollos miraban abraiados, seguindo o punteado dos pasos, o rítmico movemento do conxunto e o simulacro de enfrontamento entre guía e contraguía. Pese ás orixes labregas dos meus, máis que da danza de espadas dos labradores gostaba eu da de arcos dos mariñeiros, aos que vía no meu barrio da Ribeira a ensaiar á tardiña baixa, vestidos de diario, logo de voltaren do traballo.

Na miña infancia fun criado no amor a Betanzos e dende neno se me ensinou a apreciar a súa beleza e tradicións, os seus monumentos e a súa mítica historia. Ese orgullo san e positivo debemos inculcalo e transmitilo ás novas xeracións. Dende o balcón desta casa común –casa de todos nós–, que señorea a croa deste Castro de Untia, ollamos un conxunto arquitectónico único que se pecha á nosa dereita coa que foi Casa e Banca Núñez, as arcadas do pazo de Bendaña, a igrexa de Santiago e a torre municipal, como símbolo de distintos poderes: o da burguesía comercial, o nobiliario, o eclesial e o veciñal, que sempre ciumoso do seu colocou o seu brasón nesa torre do reloxo que durante séculos marcou as horas e o devir cidadán, ordenou colleitas, sinalou os tempos festivos e avisou de incendios como os terríbeis sofridos en 1569 e 1616.

Un conxunto que preside esta casa consistorial, do mesmo tempo que o palacio erguido para o frustrado Arquivo do Reino, coroado polo escudo de Galicia, a lembrarnos que fomos un Reino, frustrado tamén. Unha casa do concello que non era só sede do poder municipal senón tamén da xurisdición e da antiga provincia da que Betanzos foi cabeza cando foron cinco e cando foron sete as provincias do Reino.

Mais aquí, ao noso carón, hai edificios que están en grave perigo de desaparecer, e con eles, unha boa parte da nosa historia medieval. Falo desa Torre de Lanzós, tan desvalida, veciña e fronteira da parroquial de Santiago, que nos fai lembrar a figura simpática de Alonso de Lanzós, o coudel dos irmandiños. E falo da “desmontada” casa dos Vilousaz, nesa rúa da Cerca que xa perdeu algunha casa brasonada que nunca se debeu perder. Falo, en fin, de todo ese conxunto de casas balconadas, de galerías, de xanelas, de pousadoiros no baixo dos obradoiros artesáns, que conformaron unha urbe única e que hoxe ameazan ruína inminente degradando a súa contorna. Velemos e traballemos para que iso non ocorra.

E para entrar e saír deste cinto, e tamén para decatarmonos de que temos unha muralla medieval solapada entre as casas, cruzamos eses tres arcos: o da Ponte Nova, o do Cristo da Ribeira e o da Ponte Vella, sabendo que non hai outra cidade galega que conserve tres portas medievais e nostálxicos pola perdida Porta da Vila, onde se asentaban os escudos (que por sorte conserváronse) da coroa de Castela, de Galicia e de Betanzos a indicar que esta era unha vila de reguengo e non de ningún señor feudal, cidade dende 1465 por privilexio de Henrique IV.

Ao pé do vello castro de Untia xúntanse Mendo e Mandeo que cinguen a cidade nun húmido abrazo que se afrouxa ou aperta co devalo e abalo das marés. Son as arterias polas que circula o líquido precioso que dá vida a estas terras mariñás. Temos a obriga permanente de coidalos e mimalos, protexelos de todas as agresións. O Mendo humilde e o festeiro Mandeo, o río do “longo repouso epilogal das Xunqueiras”, no dicir do mestre Otero Pedrayo, antes de entregarse á ría, que foi importante e navegábel en tempos.

Dende o adro do Azougue, logo de empaparnos ben da marabilla en pedra que conforman San Francisco e Santa María, a nosa ollada litinosa descansa no verdor do outeiro e as ladeiras de Tiobre. E xurde como unha chamada ancestral a lembrarnos que as nosas orixes, o Betanzo-lo Vello, están naquel outeiro e alí estiveron ata os comezos do século XIII.

De sempre foi louvada a paisaxe e a fartura de Betanzos e das súas Mariñas. Aló polo 1550 o licenciado Molina na súa “Descripción del Reino de Galicia” fálanos dun Betanzos en esplendor:

“Esta ciudad es de las principales del Reino, do hay gente noble y de calidad; es muy abundante de gentiles riberas con toda suerte de frutas, y bien proveído de todos mantenimientos. Es tierra de mucho vino. Entran en esta ría muchos navíos, y hay aquí el mejor alfolí de sal de todo el Reino....”

Comezando o século XVII Jerónimo del Hoyo describiu a cidade e, aínda que se atopaba pobre tras os graves incendios sofridos, destacaba o ben abastada que estaba, o moito viño e froitos que se collían. Chufaba tamén a riqueza dos ríos e toda a terra “por do pasan paresce un paraíso de flores y frutos que producen”. E xa a comezos do século XX o economista Peña Novo decía que a nosa era a terra mellor cultivada de Galicia. Todo iso fixo da nosa cidade o centro comercial das Mariñas. As nosas feiras quincenais e os mercados semanais son lembranza do trafego mercantil que dende a Idade Media se ven realizando dos produtos agrícolas e gandeiros da ricaz bisbarra mariñá.

Nas mañás de agosto véselle a dozura de vivir a Betanzos, asegurou Álvaro Cunqueiro, e nós non o imos desmentir. Para el era o betanceiro, a betanceira, “un tipo humano de excepcional consideración e calidade, produto dunha fermentación secular de gran finura”. E a beleza e gloria da muller betanceira, hoxe aquí ben representada, foi cantada por Díaz Castro que a convocou nos seus sonetos:

Ven aos meus versos como vas á feira
Cantando e rindo ao vento das Mariñas.

Conviredes comigo, pois, en que unha paisaxe e unhas xentes tan singulares tiñan que crear tamén unhas festas especiais. Admira en todo o país que unha cidade pequena como a nosa teña unha ducia de días de festas patronais. Unhas festas con dous elementos orixinais e únicos que lles dan unha personalidade propia e inconfundíbel en todo o país galego e aínda fora del: O globo de papel máis grande do mundo, que se saiba, e a romaría dos Caneiros, enxalzada por cronistas e poetas e cantada coma ninguén por Uxío Novoneyra.

Festa dionisíaca, festa case veneciana, hoxe grotescamente adulterada. Uns Caneiros que temos que rescatar da necidade ambiental, da ignorancia arroutada que imita o peor doutras celebracións alleas, da desmesura etílica provocada como finalidade per se, para voltalos a un san e lúdico equilibrio no que todas as xeracións poidamos compartir a mesma festa, o mesmo río, a mesma floresta, a mesma maxia perdida.

O globo de San Roque, herdeiro de aerostáticos segredos, perfeccionado por Claudino Pita Pandelo e continuado por fillos e netos, ascende como unha enorme flor luminosa que axiña se convirte nun punto de luz na escuridade da noite. Aínda nesta época de naves espaciais e satélites artificiais, o asombro do globo segue vivo e prende nos milleiros de persoas que o admiramos na noite máxica do dezaséis de agosto. Con el ascenden –ou quizais grazas ao impulso deles– os anceios das miles de almas que o contemplamos.

Nestes tempos é preciso voltar a romper unha lanza pola lingua, a nosa lingua que ensinou a cantar a toda a Península e que hoxe se atopa desasistida por decisións políticas e en perigo de continuidade por falla de transmisión xeracional. Nais e pais, non privedes aos vosos fillos desa riqueza. Transmitídelles a lingua galega os que a posuídes ou pedide que lla adeprendan. Cando Galiza e Betanzos foron máis importantes na historia foi cando o galego era idioma de uso xeral, como testemuñan xa non os documentos e as cantigas dos nosos troveiros, senón as inscricións na pedra que resistiron o tempo nesa alfaia de San Francisco, onde ata o sartego de Andrade “o Bó”, propio dun emperador, explícalle en galego á eternidade quen é o que alí dorme o sono de pedra.

“O povo é quem máis ordena”, díxonos en canzón aquel cantor solidario que foi o Zeca Afonso, e o pobo unido terá que reaxir axiña e sobrepoñerse ás manobras e latrocinio de banqueiros, usureiros e especuladores internacionais para salvagardar o benestar da maioría social e das xeracións vindeiras que nacerán xa hipotecadas. Para defender dereitos básicos adquiridos pola loita de varias xeracións e que hoxe están en perigo de desaparecer por mor de políticas que se revelan erradas e inxustas.

Mais fagamos unha paradiña na loita, na protesta indignada e na reivindicación necesaria. Agora é tempo de festa... e á festa quero convocar a propios e alleos cos versos daquel tamén gran pintor, Urbano Lugrís nomeado:
¡Vinde comigo, amigos, a Betanzos
dos Cabaleiros! Vinde agora, amigos,
no bó tempo do vran, en que as bandeiras
do sol máis xogorales tremecen
no glorioso azul [...]

Dende o andazo de peste do ano 1416 –imos camiño do sexto centenario– estamos os betanceiros encomendados a San Roque e témolo por padroeiro. Dende entón tivo, humilde e todo, casa de seu no Campo da Feira, ata ser desposuído dela e realoxado na igrexa dominica, casa que, anque máis grande e suntuosa, non é a súa propia. E xa antes, cedera San Roque parte do seu padroado, compartido dende hai máis de medio século coa Señora do Azougue. Mais Roque o peregrino foi santo humilde que renunciara en vida a propiedades e protagonismos e non se ía molestar por eses desmedros.

Alguén dixo que San Roque é o santo máis galego de todos. E algo de razón ten. Porque se ben o santo peregrino de Montpellier non é galego de nación, asentouse o seu culto tan ben entre nós que quizáis sexa un dos santos que máis capelas teña dedicadas por Galiza adiante. Popularidade extensiva ao animaliño que o acompaña, porque “O que a San Roquiño quer, quer ao can que ten ao pé”. Quizais por iso a copla popular di:
“Por dicir viva San Roque
Prenderon a meu irmán.
Agora que o ceibaron:
Viva San Roque e o can!”

Betanceiras e betanceiros:
Demos comezo xa ás nosas festas patronais.
Preparemos e dispoñamos o corpo e o espíritu para unha ducia de días de xolda e ruada, de gratas emocións e de expansións ledas.
Viva San Roque!
(e o can)
Viva Betanzos!
Sobre a Asociación Cultural Eira Vella
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 28-08-2012 14:43
# Ligazón permanente a este artigo
INDEPENDENCIA NA INDIA

Foto (http://blog.lasociedadgeografica.com)

O Día da Independencia India e tamén de Paquistán (en hindi: स्वतंत्रता दिवस) se celebra o 15 de Agosto -desde hai 65 anos- para conmemorar a sua independencia do Imperio Británico e o seu nacemento como nacións soberanas aquel día de 1947(aínda que todavía existe conflicto entre ambas).
RSP publica, días despois, este artigo no xornal La Hora comentando o acontecemento...


18 de agosto de 1947

INDEPENDENCIA DE LA INDIA


Por Ramón Suárez Picallo

Con vivísimo y emocionado interés acabamos de leer las informaciones cablegráficas en que se da cuenta de la solemne proclamación de la Independencia de la India, dividida en dos poderosos Estados soberanos; el Hindostán propiamente dicho, que agrupa a los hindúes descendientes de los brahamanes y de Buda, discípulo de las viejas teogonías filosóficas, que florecieron en las riberas de Ganges; y el Pakistán, que eleva su jerarquía nacional bajo la sombra verde del estandarte del Profeta Mahoma.

Las dos nuevas entidades nacionales y jurídicas renacidas hace pocas horas, y cuyos gobernantes han jurado consagrarlas a la paz mundial y al progreso y bienestar de la Humanidad, pasan por lo menos momentáneamente sin menoscabo de su soberanía a formar parte de esa maravillosa simbiosis política de grandes pueblos que se llama Comunidad de Naciones Británicas. Y lo hacen así, no sólo por conveniencias comunes de orden económico, estratégico y de mutua seguridad, sino que también en buena parte como homenaje merecido a la vieja Metrópoli colonizadora, que después de tres siglos de denominación devuelve voluntariamente a sus colonos, mediante pacíficos acuerdos y el derecho de gobernarse por sí mismos. Aún cuando esa devolución implique desprender de la más poderosa Corona Real a Imperial, de nuestros tiempos, su más rico y precioso florón.

Por eso, a la vista del magno acontecimiento –uno de los más extraordinarios de todo nuestro siglo– no es del caso recordar ahora las áridas luchas entre colonizadores y colonizados; los primeros para imponer sus leyes y sus disciplinas en un hervoroso caos de castas, lenguas y religiones; y los segundos para recuperar su libertad y darles a aquellos pueblos órganos de soberanía y de gobierno propio. En la ruda contienda participaron guerreros, santos, apóstoles, sabios y poetas, ya en jornadas violentas o ya en simbólicas e inolvidables resistencias pasivas consistentes en extraer sal de las aguas del mar o en ayunar treinta días seguidos. Lo que no está demás es recordar algunas de las grandes figuras que fueron litigantes en el enconado pleito: Jinharajadas el Filósofo, heredero de la vieja sabiduría de los Shidartha; Rabindranath Tagore, uno de los más altos poetas de la Humanidad y de la figura físicamente escuálida, pero de ingente reciedumbre moral y espiritual de Mahatma Ghandi. Y los técnicos, los médicos y los misioneros ingleses que llevaron a aquel mundo de misterio, de leyenda y de riquezas de fábula, alientos nuevos de progreso de la civilización occidental, exaltados en su esfuerzo por la mágica pluma de Rudyard Kipling.

Es posible que desde su tumba proteste el gran Disraeli y todos los otros conservadores ingleses que en el mundo han sido y son todavía; pero, en cambio, “Kim”, el delicioso criado del Lama que buscaba la flecha perdida en un río, revivió con el acontecimiento que comentamos, sus mejores horas juveniles empapadas de generoso y noble optimismo. Y quizá, no le parezca mal el gran gesto de Inglaterra a aquella que fuera gran mujer y gran reina que ciñó en sus sienes de grandeza, en nombre de su Patria, la Corona Imperial de la India, hoy independiente.

Porque la forma como procedió el Gobierno de Londres, su correcta actitud y la generosa renuncia a semejante tesoro, basta para darle categoría histórica, no sólo a un gobierno con especial significación política sino que a toda una gran Nación que hace posible a tales gobernantes. Por eso en el espíritu de los hombres de nuestra generación, que hemos asistido, aunque fuera desde lejos, al proceso del llamado problema de la India, en lucha por su libertad, las nobles palabras del Rey de Inglaterra y las de su representante Lord Mountbatten, declinando sus poderes ante los nuevos Estados, han sonado con ecos de un extraordinario mensaje y nos parece digna de figurar en las mejores antologías políticas de nuestro tiempo.

¡Ojalá que en la parte que ellas tienen de incitación a la paz, al trabajo, a la amistad y al progreso, sean escuchadas y atendidas por quienes tienen sobre sí la tremenda responsabilidad de hacer buen uso de la libertad, tanto tiempo anhelada y recién conquistada.

Mientras tanto, todos los hombres libres del mundo, desde los cuatro puntos cardinales, saludamos el venturoso acontecimiento por el cual 389 millones de seres humanos –algo así como una quinta parte de todo el género humano– se incorporan llenos de fe y de esperanza a la altísima jerarquía de soberanos en el concierto de las Naciones Libres del Orbe.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 18-08-2012 00:44
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal