A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

UN LIBRO DO SÉCULO XIX SOBRE A PENA DE MORTE
RSP comenta a publicación destas obras do historiador e ensaista francés F.P. Guillermo Guizot(1787-1874). A traducción e comentarios son do profesor republicano e exiliado en Chile José Ferrater Mora.Do libro "De la pena de muerte en materia política" existía xa unha traducción de 1835 de Agustín Alcayde Ibieca. Na citada obra Guizot sostén que a pena de morte, en materia política, non logra ninguna das duas finalidades e resulta, polo tanto,inútil...


25 de febrero de 1944

SOBRE LA PENA DE MUERTE EN MATERIA POLÍTICA


Por Ramón Suárez Picallo

NOTICIA: Editorial “Cruz del Sur”, en su colección “Tierra Firme”, ha editado últimamente “De la pena de muerte en materia política”, y “De las conspiraciones y de la justicia politica”.

AUTOR: Francisco Pedro Guillermo Guizot, historiador, jurista y hombre de Estado francés nacido el 4 de octubre de 1787 y muerto el 12 de septiembre de 1874. Ministro de Restauración borbónica a la caída de Napoleón y de Luis Felipe de Orleáns. Su padre, abogado ilustre, murió en la guillotina en la época del Terror, en 1794. Él, exilado político en varias épocas del agitado siglo XIX francés, alternando sus trabajos de historiador y ensayista político y de profesor de la Universidad de París, con los de varias veces Ministro de Francia. TESIS: Enfrente y contra del Despotismo y de la Revolución; es decir: Contra los dos despotismos clásicos, conocidos a todo lo largo de la historia; en defensa de la tolerancia y de la convivencia social por sentido realista, por conveniencia política y por comodidad para la Sociedad y para el Estado. La crueldad, es siempre reprobable; pero, lo es mucho más cuando resulta contraproducente o inútil.

TRADUCTOR Y COMENTARISTA: Traduce y comenta el precioso libro, el profesor republicano español, residente en Chile, doctor José Ferrater Mora, uno de los más puros y documentados valores intelectuales y humanos de la España peregrina y desterrada. Hablando de la colección “Tierra Firme”, iniciada con el libro de Guizot, dice el profesor Ferrater, que la dirige que “se propone destacar el pensamiento universal de todas las épocas, aquellas obras en las que se defienden esas cosas frágiles que están constantemente zozobrando, y que, en nuestros días bracean desesperadamente para no hundirse; el respeto a la verdad, la tolerancia política y religiosa y la libertad de la persona”. Antes de esta traducción castellana, el trabajo de Guizot, sobre pena de muerte, había tenido otra: una, hecha en Valladolid, en enero de 1835, del doctor Agustín Alcayde Ibieca, Ministro togado de aquella Real Audiencia. Eran momentos de ruda guerra civil en España, entre liberales y carlistas, en la que, los unos y los otros pedían la cabeza del adversario. El otro trabajo, “De las conspiraciones…” es la primera vez que se traduce al castellano. El original de ambos, en francés, se halla en la Biblioteca Nacional de Chile y fue galantemente facilitado por su Director para que saliese a luz esta edición castellana que comentamos.


UN GESTO DE VICEVERSA

Vayan para “Cruz del Sur” nuestras felicitaciones, por su gesto de valiente y rotunda viceversa, en estos momentos históricos que vivimos. Cuando por una disidencia interpartidista se pide para el vencido la pena de muerte: cuando los regímenes políticos totalitarios y de los otros se asientan sobre el cadalso, el exilio, la Cárcel, o el campo de concertación y cuando miles de hombres tienen en reserva la cuerda y el palo encebado para colgar al adversario; y cuando se grita, furiosamente, el “muera quien no piensa igual que pienso yo”, publicar un libro en el que se proclama la inutilidad, y aún la contraproducencia de tales penas es un admirable atrevimiento, digno de ser aplaudido hasta romperse las manos, por quienes viven y piensan con lo eterno, sin dejarse alucinar por lo transitorio de la propaganda, hecha a base de la “pancarta”, la “consigna” y el “agiprop”. Es posible, más que posible casi seguro, que este libro, alegato contra la pena de muerte por causas política, no resulte un “éxito de librería”; pero, es desde ahora, una magnífica afirmación ideológica, generosa y levantada, sobre todo, si se tiene en cuenta que quienes la hacen, tienen hartos motivos para pedirles vidas y las cabezas de quienes los hicieron apatridas y desterrados, proscriptos y trotamundos, y los proclamaron delincuentes por haber sido leales y virtuosos:

DOCTRINA

Es muy difícil tratándose de un libro macizo de ideas como lo es éste, hacer un resumen de contenido. Guizot es un realista más o menos maquiavélico; no es un liberal generoso ni un ideólogo iluminado y místico. Su alegato contra la pena de muerte por causas políticas se basa en la conveniencia. Ello, no obstante, tiene que recurrir, y lo hace, a fuentes de tipo jurídico y filosófico, que proclamaron, en su día, su repudio a la pena irreparable.

“El gobierno –dice– acosado por todo género de dificultades que le crean sus adversarios proclama la necesidad de la pena de muerte y la aplica como medida defensiva. ¿Qué ha logrado? Después de una sentencia o de una ejecución, vacila, balbucea y explica el porqué de la medida. En torno al sentenciado, o al ejecutado, se crea un ambiente de piedad, a veces de horror, y sus amigos –los del reo– se multiplican, atraídos por la aureola de martirio. ¿Queda, después tranquilo el gobierno? No; por el contrario; la ejecución de tal pena a las largas le perjudica más que el desorden mismo que quiso sofocar”.

Pues bien, -agrega Guizot– la necesidad de las penas –descartada como lo está por la Civilización la pena como venganza– depende de su eficacia moral –ejemplar y material– suprimir al adversario y alejar el peligro. La pena de muerte, en materia política, no logra ninguna de las dos finalidades y resulta, por lo tanto, inútil. Porque, la fuerza de las leyes resulta, en mucho mayor grado, de la conciencia moral de los hombres, que del temor que ellas inspiren, mientras no se trate de delincuentes comunes, en cuyo caso está justificada –según Guizot– la pena de muerte. El bandido, el asesino, el ladrón vulgar, están alejados de la sociedad, no tienen amigos en ella y están colocados frente a ella. No ocurre igual con el llamado “delincuente político”, que tiene amigos, sueltos u organizados y que consideran sagrada la causa a la que dio su vida, y muy honrados de seguirla.

Tal, brevemente resumidas, la doctrina de Guizot. No hay necesidad de compartirla, para estimar el palpitante interés de su libro en los momentos actuales, aunque sea como viceversa a un estado de ánimo colectivo, provocando desde hace 20 años con el advenimiento de los regímenes políticos de fuerza.

Y, tal interés, resulta particularmente actual, en aquellos países en los que, simultáneamente, se está ventilando un problema de guerra civil interior y otro de guerra de invasión internacional, ambos estrechamente vinculados en las responsabilidades, y por lo tanto, en los premios y en los castigos que a su tiempo habrán de venir.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 25 de febreiro de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 25-02-2011 01:11
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO BAEZA
Obituario adicado ao exiliado Ricardo Baeza, "ensayista, poeta, comediógrafo, novelista y diplomático circunstancial. Y sobre todo, traductor, adaptador y comentarista, en nuestro idioma de las obras maestras de las letras europeas, del siglo pasado y de las primeras década del presente"...


12 de febrero de 1956

HA MUERTO OTRO GRAN ESPAÑOL:RICARDO BAEZA


Por Ramón Suárez Picallo

Un fino y gran señor del espíritu de las letras y del pensamiento de la España de nuestro siglo, ha fallecido en Madrid, a la edad de 65 años: Ricardo Baeza, ensayista, poeta, comediógrafo, novelista y diplomático circunstancial. Y sobre todo, traductor, adaptador y comentarista, en nuestro idioma de las obras maestras de las letras europeas, del siglo pasado y de las primeras década del presente.

Nacido en Cuba, de una familia de clase media originaria de Murcia, y de La Mancha, de Don Quijote, se formó en España, entre los continuadores novecentistas de la generación del 98, compartiendo y departiendo en círculos intelectuales y tertulias de café, las inquietudes de sus coetáneos, referentes a letras y artes, a la política y a la filosofía, participando de la idea, entonces muy en boga, de “europeizar” a España. Poseedor de una sólida cultura humanística, y dominando casi todas las lenguas vivas de Europa, fue asesor literario y traductor fidelísimo de las más importantes editoriales españolas. Enrique Ibsen era conocido en España sólo a través de una pésima versión castellana de “Los espectros”, “Casa de Muñecas”, “Ibedda Gabler” y “La Dama del Mar”, acaso lo más representativo del gran dramaturgo escandinavo, fué conocido después en versiones impecables de Ricardo Baeza.

Y Fedor Dostoiewski, el sombrío novelista ruso de “Los hermanos Karamazoff”, de “El Príncipe Idiota” y de “Las Noches Blancas”, envenenador, perturbador y sembrador de angustias sobre el alma de varias generaciones, tuvo, a través de Ricardo Baeza, una nueva significación espiritual y literaria. “Crimen y Castigo”, fue teatralizada por el gran ensayista español, con el título de “Raskolnicoff, el asesino”, y representada en Madrid por una compañía formada “ad hoc” y dirigida por él, que constituyó el suceso teatral del año, junto con otras obras de autores rusos, alemanes e ingleses, hasta entonces desconocidos en lengua castellana.

Punto y aparte merece la versión, traducción, iluminación y comentario que hizo Ricardo Baeza de las “Obras Completas” de Oscar Wilde, el poeta comediógrafo y prosista más grande de todos los tiempos de la lengua inglesa.

El desventurado artífice anglo-irlandés era Tabú, es decir, cosa prohibida en la España anterior a Marañon y a Ricardo Baeza, por razones que el lector culto conoce y que no es del caso explicar aquí. Él pertenecía al grupo de los “nefandos y malditos”, de lo que hablara Baudelaire.

Baeza, con una valentía que, por entonces, parecía imprudencia temeraria, tomó el toro por las astas, presentando a Oscar Wilde, tal como era, en su calidad de humano, de esteta y de artista.

Además de sus comentarios personales sobre la obra “Oscar Wildiana”, resumió Baeza en un tomo final, todo cuanto se había escrito y hablado en torno a ella y a su autor: “Vida y Confesiones de Oscar Wilde”, por Frank Harris; “Oscar Wilde y yo” por el Duque de Hamilton, hijo del marqués de Queensberry, amigo desleal y traidor, causante de su desgracia, un magnífico y generoso ensayo de André Gide y otro de Bernard Shaw, en defensa del escritor, cuando cumplía una condena monstruosa a trabajos forzados, haciendo y deshaciendo cuerdas, en la tétrica cárcel de Reading, de donde salió su famosa “Balada”. Y es así como Oscar Wilde pudo ser conocido y tratado de “tú para tú”, en todos los países de lengua castellana.

Amigo personal de don Manuel Azaña, político muy discutido, pero intelectual de esclarecidos quilates, traductor de Chesterton y de James Barrow, fue designado, por el entonces presidente del Consejo de Ministros, primer embajador de la República española en Chile. Su misión diplomática era harto difícil, ya que, aunque ello parezca paradoja, en Chile, como en muchos otros países hispanoamericanos, que lograron su independencia, asociándola a la idea del régimen republicano, la monarquía de los antepasados de Fernando VII, seguía gozando de gran prestigio.

Alternó, vestido como un hombre común con periodistas, poetas, maestros y escritores, y logró la simpatía incondicional de moros y cristianos, como espíritu de exquisita selección.

La guerra civil y sus resultados, con la muerte de amigos suyos muy amados: Antonio Machado, don Manuel Azaña, Federico García Lorca y Marcelino Domingo, lo tuvieron alejado de la España triunfadora. Fue exilado político en Buenos Aires y en México, en Montevideo y en Río de Janeiro, hasta que el mal de ausencia lo rindió y lo llevó a morir a Madrid; en el viejo Madrid de sus trabajos y de sus afanes de escritor y de artista; y de sus esperanzas de libertad política, intelectual y espiritual, de la que sólo ahora disfruta en plenitud.

(Artigo publicado no xornal El Sur, en Santiago de Chile o día 12 de febreiro de... 1956)
BIOGRAFÍA DE RICARDO BAEZA
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 12-02-2011 01:30
# Ligazón permanente a este artigo
RUBÉN DARÍO

Cumplíanse -en 1948- 81 anos do nacemento do poeta Rubén Darío e RSP lembraba neste breve artigo ao "bardo inmortal"... Con anterioridade, o 23 de setembro de 1943, publicaba outro artigo sobre ALBERTO GHIRALDO e RUBÉN DARÍO que incluimos ao final.


17 de enero de 1948

RUBÉN DARÍO


Por Ramón Suárez Picallo

Y mañana día 18, se cumple también la efemérides natal de Rubén Darío, el gran poeta de América. En efecto, nació el 18 de enero de 1867 en Segovia, de Nicaragua, y fue bautizado allí con los nombres de Félix Rubén García Sarmiento. El noble y romántico poeta y escritor anarquista argentino Alberto Ghiraldo, poco antes de morir en Santiago de Chile, publicó un magnífico “Epistolario español” de Rubén recogido por él en sus andanzas por España; y un volumen de “versos inéditos”, en el que están cuajados en lograda semilla, los últimos trabajos del bardo inmortal. Poco después se inauguró aquí un abominable monumento a su memoria impura, inmerecido por Rubén en estas tierras donde escribió “Azul”. Pero todo eso es cosa de concursos y de academias –de las Academias libéranos Señor– que nada tiene que ver con la devoción que el mundo americano de lengua castellana y especialmente Chile le guardan al genial trovador nicaragüense por lo que no está demás ese recuerdo, al que fue por esencia potencial y por presencia, un poeta de nuestra espiritualidad en estos momentos terribles de renunciaciones y de cesamientos fugitivos y que fue sobre todo, un ciudadano de América, un artista de entrañable médula hispanoamericano y un apóstol del más noble y puro idealismo.

En su memoria repetimos para él los versos que él a su vez dedicara al gran poeta francés.
“Padre nuestro...”

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 17 de xaneiro de... 1948)

--------------------------------------------------


23 de septiembre de 1943

ALBERTO GHIRALDO Y RUBÉN DARÍO


Por Ramón Suárez Picallo

Y…. “!Miel sobre hojuelas!”, Alberto Ghiraldo, el viejo escritor y poeta argentino, inolvidable amigo, de horas también inolvidables, nos ha enviado, con cariñosa dedicatoria un ejemplar de la definitiva y primorosa edición de su “Archivo de Rubén Darío”. (Losada. Buenos Aires. Julio de 1943). La fraternal amistad y la conmovedora devoción de Ghiraldo por el Altísimo Poeta de toda la lengua castellana, nos permite conocer uno de los más vivos e interesantes aspectos de la Historia Literaria de España y de Hispano América, desde 1890 a 1916: las relaciones epistolares entre Rubén Darío y los más grandes escritores y poetas de su generación y de su idioma.

He aquí algunos nombres. De América, entre otros, Rodó, Lugones; Ingenieros; Nervo; Chocano; Lugones; Gómez Carrillo; Fiallo; James Freire; Guillermo Valencia; Claudio de Alas; Vargas Vila y Ricardo Palma. Y de España, Unamuno; Valle Inclán; los Machado; Alomar; Martínez Sierra; Juan Ramón, Pérez de Ayala; etc. Y sin faltar –ello no podía ocurrir tratándose de Rubén Darío– los astros franceses de aquel Mediodía, Paúl Fort; Tailhade y Remy de Gourmont, entre otros. Ellos escriben a Rubén y Rubén les escribe a ellos, sobre cosas humanas y divinas –aquel valor que nace, esta crítica amarga, tal o cual reyerta literaria, y, en la zarabanda de verso y prosa,, la necesidad de dinero, el editor tacaño y la colaboración no pagada- ; todo en el tono en que el hombre y la mujer se dan en la palabra: en la carta que suele servir de base para construir la “personalidad humana” del artista. ¡Un libro –paisaje, o panorama espiritual, éste que ofrece Alberto Ghiraldo, iluminado por la amistad y el amor al Arte y a la Belleza– representativo de un período crucial en la historia de la literatura contemporánea, en nuestro idioma.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 23 de setembro de ... 1943)


Esta páxina que hoxe cumple QUINCE MESES de andaina na rede, ten publicadas 494 entradas (das que 410 son artigos de Ramón Suárez Picallo) e acadou xa as 3.450 consultas.

Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 17-01-2011 08:23
# Ligazón permanente a este artigo
KROPOTKINE E O ANARQUISMO
Breve reflexión de RSP sobre o ruso Pierre Kropotkine, o anarquismo e as suas tendencias...


12 de enero de 1950

KROPOTKINE


Por Ramón Suárez Picallo

En un incidente parlamentario de muy largos alcances, ocurrido en el Senado de Chile, salió a relucir el nombre de Pedro Kropotkine, el famoso príncipe ruso que fuera anarquista y maestro de anarquistas. Hacía ya mucho tiempo que no oíamos pronunciar el nombre universalmente conocido del autor de “Campos, Fábricas y Talleres”, “La Conquista del Pan” y “La Gran Revolución”. Y no deja de ser interesante que el recuerdo saltase entre senadores –o Padres de la Patria-, a propósito de un generoso proyecto del Gobierno sobre arrendamientos.

Paro es lástima que la cita –muy ingeniosa por lo demás– no fuese justa. Veamos: un senador acusó a otro de estar inspirado por Kropotkine, habida cuenta en su liberalismo individualista, rayano, según él, en el anarquismo kropotkiniano.

Pues no es así: dentro del campo anarquista hubo siempre –y aún las hay hoy– dos tendencias claramente definidas: una colectivista, llamada socialista, y también comunista libertaria. A ésta perteneció, precisamente, Pedro Kropotkine, quien fundamentó su doctrina en uno de los mejores libros salidos de su pluma, mil veces ilustrísima, se titula: “El Apoyo Mutuo entre los animales”, libro rarisimo y muy poco leído, incluso por sus partidarios, más dados a otro género de literaturas.

En cuanto al anarquismo individualista –enemigo jurado del otro anarquismo– tiene también sus grandes apóstoles –herederos casi todos de Nietszche– y entre los que figura como feórico genial y definidor “ex cátedra” un alemán llamado Max Steirner con sus libros: “El único y su propiedad”, que es el que, a nuestro juicio modestísimo, debió citarse, refiriéndose a un liberal trasnochado e individualista a todo trace.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 12 de xaneiro de...1950)
Sobre Pierre_Kropotkine
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 12-01-2011 00:07
# Ligazón permanente a este artigo
GEORGE WASHINGTON CARVER
Un 5 de xaneiro de 1943 morre un home singular que, vindo do mundo da esclavitude destacou polas suas aportacións científicas no campo dos cultivos como o maní, cacahuetes e a bataca entroutros...e RSP como é habitual, adícalle un sentido artigo.


8 de enero de 1943

EL SABIO QUE FUERA ESCLAVO


Por Ramón Suárez Picallo

Esopo, Spartaco y Abraham Lincoln. -dos grandes esclavos y un gran libertador-, recibieron ayer, en el Reino de la Inmortalidad, donde moran, a un nuevo compañero ilustre: el doctor George Washington Carver, sabio norteamericano, nacido en la esclavitud, que dio a los Estados Unidos, su patria, el caudal de sus descubrimientos científicos, sin cobrar por ellos ni un maravedí.

Washington Carver, falleció anteayer, a los 79 años de edad, en el Estado de Alabama, cuyas tierras regaron de lágrimas sus mayores en raza y desventura, hasta que las manos inmortales de Lincoln, rompieron las cadenas duras y ominosas, La ancestral amargura de los suyos no pesó en el alma blanca del negro Carver; por e1 contrario, fué un aliciente para hacer de él un abnegado servidor del Bien y de la Libertad, ofreciendo un ejemplo, inigualado, de altruismo y de bondad humana.

Vivió una vida sencilla y modesta, dedicado a sus trabajos, que enriquecieron, con muchos millones de dólares, la economía del Sur de los Estados Unidos, Inicialmente levantada con mano de obra esclava.

Químico eminente, descubrió 300 usos nuevos del maní; 118 del camote y otros tantos para aprovechar los derechos del algodón maldito, cuyos blancos copos fueron sudario, y paño de lágrimas de sus antepasados, No registró ninguno de sus inventos ni quiso percibir por ellos ningún beneficio.

Así era el negro Carver, que nació esclavo y fue sabio y libre. Así, junto con Spartaco, Esopo y Lincoln, lo esperaba ayer en el Reino de los Justos, el desventurado y piadoso “Tío Tom”, de la Cabaña; para darle la bienvenida y decirse noticias, sobre los esfuerzos de una raza sufrida, que pasó de la maldición de la esclavitud a la bendición de la Libertad.

¡Para su diálogo tuvo Abraham Lincoln su mejor sonrisa!

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 8 de xaneiro de... 1943)
BIOGRAFÍA DE George_Washington_Carver
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 08-01-2011 08:59
# Ligazón permanente a este artigo
POMPEU FABRA
Hoxe é un artigo a título póstumo adicado ao filólogo catalán Pompeu Fabra por mor do seu pasamento como exiliado en Francia e, no que aparte de resumir a sua vida, nos informa das suas publicacións centradas fundamentalmente na lingua catalana...


30 de diciembre de 1948

UNA PÉRDIDA IRREMEDIABLE PARA LA CULTURA OCCIDENTAL
POMPEYO FABRA


Por Ramón Suárez Picallo

Hace unas pocas horas, a la edad de 80 años, ha fallecido en Francia -donde residía como exiliado político desde la terminación de la Guerra Civil– el gran sabio, maestro, filólogo y escritor catalán, Pompeyo Fabra, universalmente conocido y estimado por sus sapientes y fundamentales trabajos sobre la lengua catalana, y sobre las demás lenguas romances de Iberia y de Europa.

La noticia, dada por las agencias informativas con la habitual tacañería intelectual, con que suelen hablar de las cosas y los hombres de la cultura, ha causado profunda impresión en los medios cultos de Europa y de América, donde el sabio y patriarca gozaba de muy alto y merecido prestigio. Porque Pompeyo Fabra, representaba a toda una generación de estudiosos humanistas de la que van quedando en el mundo muy pocos personeros. Catalán de entraña, de emoción y de médula logró por eso mismo –por la fidelidad que le rindió a su tierra de origen– respetado renombre universal, sólo comparables al de otro compatriota suyo, con quien compartía en el exilio, una fraternal amistad y la devota admiración de sus compatriotas: Pablo Casals, el gran violoncelista del mundo, que representa, con el ilustre muerto, el alma inmortal de Cataluña, peregrinando por los caminos del destierro. Este destierro de Pompeyo Fabra, se lo impuso él a sí mismo, cuando su patria catalana se vio privada de sus más nobles atributos espirituales: la lengua, la libertad, el arte y la cultura, a las que les diera sus mejores esfuerzos, afanoso de exaltarlos, enriquecerlos y embellecerlos. No perteneció nunca a ningún partido y no tenía, por lo tanto, ninguna responsabilidad política; pero, consubstanciado su espíritu con el de su pueblo, se sumó al impulso cultural y democrático que el régimen republicano le dio a Cataluña, restaurando sus instituciones tradicionales en un ambiente de esperanza y de optimismo. Y, desde el ángulo de sus altas actividades científicas, colaboró con él con fe y con desinterés. Por eso, cuando hace unos meses –el 20 de febrero de 1948– cumplió en su retiro de Padres, Francia, sus 80 años de edad, fue objeto de un impresionante homenaje, tributado no sólo por todos los catalanes del mundo, sino que también por los intelectuales democráticos de toda España –de dentro y de fuera– y de Europa y de América, en noble comunidad de admiración y de respeto. Presidieron el homenaje, Pablo Casals y el Presidente del Gobierno Autónomo catalán en el exilio, José Isla, con la presencia y adhesión incondicional de los dos más altos hombres y núcleos representativos de la cultura francesa.


PERFIL BIOGRÁFICO

Pompeu Fabra (Pompeyo Fabra), nació en Barcelona en 1869. Desde muy joven se dedicó a los estudios lingüísticos, impulsado por el deseo de contribuir, de una manera científica, a la obra de los poetas del Resurgimiento literario de Cataluña. Pero por voluntad paterna, estudió la carrera de ingeniero industrial y mostró una gran aptitud para las matemáticas puras. En 1902 gana por oposición, la Cátedra de Química de la Escuela Industrial de Bilbao, y se traslada a la mencionada ciudad vasca.

Durante sus estudios universitarios y durante el tiempo en que permanece en Bilbao, no abandona su verdadera vocación y sus estudios lingüísticos. Publica diversas obras e intervenciones en todas las apasionadas polémicas que se producen en Barcelona por motivos lingüísticos y filológicos. En 1912 su prestigio estaba ya consolidado, y Prat de la Riba, Primer Presidente del Gobierno Autónomo de Cataluña, le encargaba la Cátedra de Lengua Catalana establecida por el mencionado organismo y la dirección de la Oficina Lexicográfica del Instituto de Estudios Catalanes. Desde aquel momento ha vivido exclusivamente dedicado a la tarea de depurar y fijar su idioma materno. Su labor constituye la obra, no sólo de una verdadera academia, sino que también de divulgación popular, a través de la prensa, con sus “Converses Filológicas”, publicadas diariamente en el diario “La Publicitat”, de Barcelona. Sus principales colaboradores en las tareas del instituto, fueron Pedro Corominas, Nicolau d’Olwer, Josep Carner, Joaquín Ruyra y Carlos Riba. Ha sido al mismo tiempo, presidente del Patronato de la Universidad Autónoma de Barcelona, presidente del Ateneo Barcelonés y presidente de la Sociedad Protectora de la Lengua Catalana. Durante el Gobierno de la dictadura de Primo de Rivera, fue designado miembro de la Academia de la Lengua Española. Rechazó la designación por creer que las intenciones del dictador eran contrarias al interés de la cultura y del espíritu de Cataluña.

OBRAS

Las principales obras publicadas de su especialidad son:

“Contribución a la Gramática de la Lengua Catalana”.
“Diccionario Ortográfico Abreviado”.
“Ortografía Catalana”.
“Ensayo de Gramática del Catalán moderno”.
“Gramática de la Lengua Catalana”.
“Gramática Catalana” (Curso medio).
“Gramática Inglesa” (comparada).
La Conjugación de los Verbos en Catalán”.
La Coordinación y la subordinación en los documentos de la Cancillería Catalana durante el siglo XIV”.
“Diccionario Ortográfico”.
“Gramaire Catalane”.
Diccionario General de la Lengua Catalana”.
“Gramática Catalana” (tipo popular, publicada en Francia, como homenaje a su autor en su 80 aniversario).
“Conversaciones Filológicas” (edición francesa), también de homenaje al autor, París 1948.

Trabajos citados por todos los especialistas de la materia y comentados todos por Unamuno, desde su Cátedra de Salamanca. Tal es, a grandes rasgos trazada, la personalidad de Pompeyo Fabra, el ilustre humanista catalán, europeo y universal, fallecido en el exilio –¡Triste signo de estos tristes tiempos!– apartado de su dulce Patria Catalana, a la que le ofreciera una vida ejemplar de esfuerzo creador, trascendido a limpiar, fijar y darle esplendor, al supremo vehículo de su espíritu: el verbo, la palabra, el idioma, que es, siempre, la más grande creación artística de un pueblo o de una comunidad de pueblos.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o día 30 de decembro de ...1948)
Biografía de Pompeu Fabra
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 30-12-2010 02:30
# Ligazón permanente a este artigo
PAUL LANGEVIN
Paul Langevin (París, 23 de xaneiro de 1872 - 19 de decembro de 1946) foi un físico francés, coñecido pola sua teoría do magnetismo. RSP ao ter coñecemento do seu pasamento escribiu este obituario no que comenta aparte da sua importancia como cientifíco outras facetas que, como humanista fixeron de Langevin unha destacada personalidade na defensa dos Dereitos Humáns.


22 de diciembre de 1946

PAUL LANGEVIN


Por Ramón Suárez Picallo

A los 74 años de edad, acaba de fallecer en París el sabio doctor Paul Langevin, uno de los más universales y luminosos espíritus científicos de la Francia de nuestros tiempos. Dentro de su especialidad, la Física y la Química, hizo escuela. Sucedió en su Cátedra a los esposos María y Pierre Curie y creó una célula investigadora de grandes alcances, ampliando los descubrimientos y los trabajos de la inmortal pareja precursora de la radioactividad.

En sus mocedades fue alumno, distinguidísimo, de la Escuela Normal Superior de la capital francesa, la cual, por sus extraordinarios trabajos, lo envió, en nombre de la ciudad de París, al Laboratorio Cavendish, de Inglaterra. Estudió, sistematizó y divulgó como nadie lo hiciera antes en el mundo, la teoría de la relatividad. Dotado de la insuperable gracia francesa para dar sentido didáctico a las doctrinas más abstrusas, el propio Einstein reconoció que su descubrimiento pudo llegar al mundo con facilidad, gracias a los trabajos divulgadores del Profesor Langevin.

Dedicó, además, muchos esfuerzos destinados a estudiar todas las teorías relacionadas con el sonido y el ultrasonido, los cuales sirvieron de base durante la última guerra a la eficacia de los aparatos detectores, magnéticos y de sondaje. En estos órdenes, el doctor Langevin aportó a la ciencia universal de nuestros tiempos, un rico caudal, difícil de superar. Por eso, su muerte ha causado honda impresión en todos los medios científicos y universitarios del mundo, en los que el ilustre maestro gozaba de insuperables prestigios.

UN HUMANISTA

Más, no era sólo en estos medios donde el sabio emeritísimo era estimado y conocido. Paul Langevin, en efecto, era querido y venerado igualmente por su emoción humanística, puesta siempre al servicio del hombre oprimido por tiranías y dictaduras, a lo largo y a lo ancho de la tierra.

Fue uno de los fundadores –presidente durante muchos años– de la Liga Francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano; y cuando la famosa institución adquirió carácter universal, el nombre de Langevin y de la Liga misma, llegaron a ser un solo nombre.

No pertenecía a ningún partido político, ni a sector ideológico determinado, cuando intervino, para salvar de la pena de muerte a muchas personas, condenadas por causas políticas, en los más apartados países. Antes, durante y después de la guerra española, por ejemplo, intercedió ante los dos bandos combatientes, para que no hubiese represiones rencorosas. En algunos países de América, en períodos de gobiernos dictatoriales, salvó muchas vidas de opositores; y en la Alemania nazi y en la Italia fascista –por las que sentía íntima repugnancia– realizó muchas veces gestiones en igual sentido, con notorio éxito, gracias a su altísimo prestigio moral y científico.


UN GRAN FRANCÉS

Paul Langevin fue un gran francés. Una figura representativa del espíritu, de la cultura y de la ciencia de Francia inmortal. Aparte de las disciplinas en las que era maestro indiscutido e indiscutible, se preocupó de los problemas sociales y políticos de nuestro tiempo. El gobierno de su patria lo requirió muchas veces para que opinase sobre temas de actualidad palpitante. En vísperas de la negra noche de Münich , fue consultado por su gobierno acerca de los problemas más vivos de aquel instante. “Si se pierde la República Española y se entrega a Checoslovaquia, Francia quedará indefensa frente a sus enemigos tradicionales”, fue la frase del profesor Langevin en una histórica reunión de personalidades francesas, celebrada en el Palacio Presidencial de los Campos Elíseos.

Declarada la guerra europea, y ocupada toda la Francia por los alemanes, el Profesor Langevin no se movió de París, puesto al frente de su laboratorio. Los invasores quisieron obligarlo a estudiar la energía atómica. Se negó en redondo a dar ninguna clase de datos sobre tal tema que él conocía y dominaba en absoluto. En compañía de cinco discípulos predilectos, fue recluido en un campo de concentración nazi, del que pudo escaparse, internándose en Suiza, donde vivió con comodidades y honores, hasta la liberación de su patria.

Vuelto a Francia, vivió sus días últimos, entregado en cuerpo y alma, a nuevas investigaciones científicas y a la solución de los problemas de la posguerra.

Su muerte es para Francia una pérdida irreparable. Y todo el mundo lo recordará siempre, como sabio y como humanista, que supo poner su prestigio y su sabiduría al servicio de toda la Humanidad.



(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 22 de decembro de... 1946)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 22-12-2010 00:31
# Ligazón permanente a este artigo
KNUT HANSUM

Knut Hamsun, (1859 – 1952), é un dos escritores noruegos máis afamados. A sua obra, que lle valeu o premio Nobel de Literatura en 1920, considerase como unha das máis influintes na novela do século XX, pero a súa adhesión á causa nazi...


18 de diciembre de 1947

KNUT HANSUM


Por Ramón Suárez Picallo

Pocos días después de haber invadido a Noruega los ejércitos nazis, la oficina de prensa y propaganda del Tercer Reich lanzó al mundo una noticia sensacional: Knut Hansum, uno de los más grandes escritores escandinavos de todos los tiempos, parigual con Ibsen y con Bjoersen, Premio Nobel de Literatura, apoyaba a Quisling y adhería a los invasores de su ilustre patria. La agencia D.N.B. y su filial en América, la Transocean, airearon e hincharon la noticia con íntima y exaltada complacencia.

Para el doctor Goebbels, jefe a la sazón de aquellos servicios, valía cien veces más la adhesión del escritor universalmente famoso, que la de todos los políticos de Europa juntos y reunidos en un haz. Y para los periodistas, escritores e intelectuales, que seguíamos con el alma acogotada de angustia los avances militares del nazismo, la actitud de Knut Hansum fue una de nuestras mayores amarguras, porque teníamos por él y por su obra devoción incondicional.

Hansum ganó, en 1922 el Premio Nobel de Literatura. Tenía escritos entonces, tres libros apenas conocidos en Europa Occidental, pese a su magnífica belleza: “Hambre”, “Pan” y “Victoria”. Escribió después algunos otros: “El Redactor Linge”, “Sembradores”, “Germinación” y “Vagabundos”, pero su obra maestra siguió siendo “Hambre”; libro inmortal como ensayo psicológico de un hambriento que se niega a serlo y como tratado de orgullo personal, digno de un caballero castellano venido a menos, que hace migas con el único pan que le queda y cubre con ellas las barbas hirsutas para aparentar la hartura que no tiene. Pocas veces un libro causó mayor impresión en nuestro espíritu. Iconoclasta, subversivo, anarquista y hambriento elegante, el personaje de “Hambre” se nos quedó grabado en el espíritu como se nos había quedado el Oswaldo de “Espectros”. De ahí nuestra amargura cuando supimos que su autor se había entregado en cuerpo y espíritu a las hordas nazis que invadieron alevosamente su ejemplar país, después de encarcelar, torturar, deportar y asesinar a ilustres figuras intelectuales.

El triunfo de las naciones aliadas, los procesos de Nurenberg y la ejecución sumarísima de Quisling, nos habían hecho olvidar la proclividad de Knut Hansum, y creíamos que nadie la recordaba ya.

Mas he aquí que la Historia no perdona, y el gran escritor noruego comparece estos días ante un Tribunal de su Patria, acusado de colaborar con los invasores de ella, publicando artículos y enviando mensajes al mundo en los que propugnaba el triunfo de Hitler y de Mussolini; y la derrota de los países que les hacían frente hasta verlos “caer de rodillas”.
Nadie puede poner en duda nuestra adhesión a las democracias triunfantes o nuestra repulsión por quienes se les oponían; pero ello no nos puede privar de expresar el vivo deseo de que Knut Hansum sea absuelto de culpa y cargo. Tiene 88 años de edad, y su actitud no obedeció a ningún móvil indigno, pues no se lucró de ella, como se lucraron otros personajes que hoy gozan de alto predicamento entre los vencedores, después de haber servido a los vencidos desde cancillerías, secretarías de Estado y presidencias de Consejos de Ministros. El autor de “Hambre”, “Pan” y “Victoria”, a los 88 años, condenado a cualquiera pena corporal, sería un borrón en la cultura de Europa y del mundo; cuando más la sentencia podría consistir en recluirlo en la orilla de un fiordo con la obligación de escribir un nuevo libro.


( Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o dia 18 de decembro de ... 1947)
Comentarios (1) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 18-12-2010 02:56
# Ligazón permanente a este artigo
ANTONIO DE LEZAMA Y GONZÁLEZ DEL CAMPILLO

Articulo adicado ao periodista republicano español, Antonio de Lezama, que entre a suas múltiples e diversas actividades foi corresponsal de guerra en África e que tras a guerra de 1936 -cando a caída de Madrid- se refuxia na embaixada de Chile acadando máis tarde o exilio a dito pais onde rexentaba unha libreria, aparte de colaborar tamén no xornal La Hora como RSP...


29 de noviembre de 1943

ANTONIO DE LEZAMA, LIBRERO


Por Ramón Suárez Picallo

En la calle Miraflores, a poco de pasar Merced hacia Monjitas, en la acera de la Derecha, yendo para el Mapocho, verá el transeúnte la placa: “Antonio de Lezama, librero”. Una cabellera alba y rizada, unos ojos nórdicos, una figura esquía , todo oculto tras una cachimba de contramaestre de quechemarín vasco. Es un caballero español, de las letras y de las armas; de las hidalguías añejas y de las inquietudes nuevas, que se metió a librero. Es un pedazo de la España peregrina y andariega, con penacho de aventura y gracia de patriarca.

Lector: si pasas por allí, no te tiente el diablo a enamorarte de alguno de los libros de Antonio de Lezama. Te lo venderá, porque vive de eso; pero le darás un terrible disgusto, quitándolo de sus amados anaqueles. Pero de todos modos, pasa por allí. ¿Qué le compras? Muy bien. ¿Qué no le compras? Mejor. Verás lo que es un hombre, fugado de dentro de un libro, y vuelto a meterse otra vez entre libros. Te lo presentamos:


FILIACIÓN

Antonio de Lezama y González del Campillo, nacido en Vasconia y apasionadamente vasco y precisamente por eso fervorosamente español. El padre revolucionario y figura insigne de la anterior República; sabio, gran escritor, magnífico periodista y caballero insuperable; el abuelo, don Juan de Dios de Lezama, muere como un héroe del Romancero atacando con trece milicianos liberales un ejército carlista a las orillas del Ebro, en Haro. Por parte de madre de origen asturiano con afincamiento en México; desciende del famoso don José del Campillo y Costo, a quien se llamaba el sabio Ministro del buen Rey Fernando VI. El abuelo, guardia de Corps y coronel carlista. ¡Buena mescolanza!

Una y otra familia compiten en aristocracia y vanidad, pero abuelo, padre y nieto, desprecian títulos y convenientes y se van al lado del pueblo.

El que hoy pone orgullosamente “Antonio de Lezama”, librero, en una muestra que le parece más noble blasón que el de pariente mayor de Vizcaya, estudia leyes y filosofía y letras y cuando su padre muere le sucede en su puesto de redactor de “El Liberal”, en la época gloriosa de los Fernanflor, los Gómez Carrillo, los Zozaya, los Vicente, los Cortón, los Nogales y cuanto hubo de más preciado en el periodismo español.

Con el periodismo alterna la política y el teatro y la literatura, y su vida por la vehemencia y lo azarosa, es un folletín. Desde los 14 años interviene personalmente en todo movimiento revolucionario y eso le vale una constante persecución y encarcelamientos, que alcanzan más de tres años, esos que suelen terminar a palos o tipos, discusiones y polémicas y que abundan en puñetazos y muchísimas de los cuales acaban en desafíos de los cuales cuenta con crecidísimo número, pero a los cuales jamás fue como provocador.


EN LA GUERRA

Enamorado de África y de sus problemas realiza infinidad de viajes y recorre aquel Continente desde Trípoli hasta Dakar, y conoce, perfectamente, todo Marruecos. Como corresponsal de guerra asiste a todas las campañas desde 1909 hasta la de 1926, y allí es herido, porque no gusta ir agregado a los cuarteles generales, sino con las fuerzas más intensamente combatientes. Regulares, Legión Extranjera, Jarkas o los mejores regimientos algunas de cuyas unidades le nombran soldado honorario y aún cabo, como el Regimiento de Navarra. Sus crónicas son ejemplo de sinceridad a prueba de sacrificios y enemigas, pues no vacila en acusar de cobardes y traidores, a algunos generales. También en aquellas tierras africanas tiene encuentros personales que zanja con oficiales españoles y franceses. Su afición y conocimiento de los problemas marroquíes, le llevan a la vicepresidencia de la Junta de Estudios Islámicos que preside Gonzalo de Reparaz y tiene su sede en el Ateneo de Madrid. También visita los frentes franceses e italianos en la pasada gran guerra europea.

En “El Liberal” hace campaña aliadófila de extraordinaria violencia, y desenmascara y desmonta el aparato de espionaje alemán, que funcionaba en Madrid. Ni duelos, ni atentados personales, ni procesamientos, le hacen claudicar.

Funda con sus compañeros de redacción, administración y obreros de la imprenta, y con motivo de una huelga, “La Libertad”, de la que es subdirector, pues por disciplina política y para no perder independencia política, no quiere nunca ser director, aunque se le brinda el puesto reiteradamente.


EN LA REVOLUCIÓN

La actuación revolucionaria, cada día más acentuada, su fraternal amistad con Fermín Galán, y cuantos con él realizaron la famosa Sanjuanada; la labor de propaganda en toda España, especialmente en Asturias, a donde va varias veces como delegado del Comité Revolucionario Nacional; la fundación del Partido Radical Socialista, nacido en el Cárcel de Madrid, donde se hallaba con Marcelino Domingo, Alvaro de Albornoz y otras insignes figuras del republicanísimo español; la fusión de este partido, ya en plena República, de cuya Junta Municipa de Madrid fue presidente al estallar la sublevación militar; y todo el proceso hasta el 14 de abril de 1931, son páginas en las que Lezama colabora con apasionamiento que no mancilla el interés, porque ni pide ni quiere nada, antes bien, da cuanto tiene, que no era poco.


AVIADOR

Su afición a la aeronáutica le lleva a hacerse piloto de globo libre, y a realizar infinidad de vuelos en avión que, homologados, arrojan más de 400 horas de vuelo. Construye un aeroplano ideado por un ingeniero amigo suyo; polemiza con las más sobresalientes figuras profesionales acerca de los más pesados y los más ligeros, que el aire y su odio a los dirigibles se traduce en cuatro o cinco duelos. Es propietario y director de la primera revista de aeronáutica española “Alas”, y con el piloto Ernesto Navarro, bate el primer record de distancia de España, hazaña que hoy les hace sonreír a los dos.


CONTRA LA TRAICIÓN

Cuando los militares se sublevan, Lezama arma el Partido de Izquierda Republicana de Madrid, toma Carabanchel y el Campamento con el Coronel Mangada; organiza los batallones “Ambiente”, Escuadrones de Caballería, Brigadas, etc. Desde el primer día actúa como uno de los cinco primeros delegados políticos representando a todos los partidos republicanos, que fueron la base y origen del Comisariado, encargados de la organización de las milicias y ejército republicano. Comisionado por Gobierno de Giral, su fraternal amigo, de una delicada misión en Cartagena, marcha allí en viaje rapidísimo y al regresar vuelos el auto y sufre la fractura completa y doble de la cadera. Es hospitalizado, pero a los 18 días, y apoyado en dos bastones, se reintegra a su puesto de Comisario de batallón de la XII Brigada Internacional. Al poco tiempo Lezama, a quien el Ministro de la Guerra, Coronel Hernández Saravia ha colocado la estrella de Comandante arrancada de su propio uniforme, es nombrado Comisario de Guerra de la VI División. Este escritor, rabiosamente antimilitarista, ante la República en peligro, todo lo deja y viste un uniforme que no abandona mientras hay guerra en España, y en su cargo de Comisario de División asimilado a Coronel, pero con funciones aún superiores, no se separa un solo momento de sus soldados y atiende a la defensa de Madrid, a excepción de un mes en que fue con la División a operar en Guadalajara, donde es herido, y otros tantos días en que la unidad es destinada a difíciles operaciones en Castellón, donde matan al jefe militar, el heroico Teniente Coronel Melero; y Lezama tiene que asumir su puesto hasta que la División es disuelta para engrosar otros cuerpos militares. Entonces, es nombrado Director de la Escuela Superior de Comisarios de Guerra, en Madrid, de donde Lezama no quiere salir, ni para ocupar una Embajada, para él extraordinariamente grata. Sólo en una ocasión, al ser destruida Guérnica, le pide al General Miaja que le destine a Euzkadi: pero el General le contesta: “Defendiendo Madrid defiende Ud. su propia patria vasca”. Lezama, convencido, se cuadra ante el General y se reintegra a su puesto de combate.

BAJO LA PROTECCIÓN DE CHILE

En marzo de 1938, al caer Madrid, y cuando recibe la orden precisa de marchar a Valencia, ante la imposibilidad material de escapar, y en condiciones realmente novelescas, logra refugiarse en la Embajada de Chile, donde permanece año y medio, con las naturales angustias de cuatro asaltos frustrados gracias a la enérgica hidalguía de los diplomáticos chilenos y brasileños; y, al fin, consiguen salir los últimos cinco refugiados, de los 17 a quienes protegió Chile, y viene a Santiago.

Aquí, con Margarita Xirgú, Edmundo Barbero y Santiago Ontañon, camaradas estos dos de aventuras y exilio, con Pablo de la Fuente, trabaja en la Escuela de Arte Teatral que funda la insigne trágica, y da a un grupo de chilenas y chilenos, la clase de historia, teoría y arte del Teatro. La empresa artísticamente es un éxito glorioso, pero económicamente resulta catastrófica.

Luego, como no quiere perder el penacho que lució toda su vida, pone una tienda que tiene una muestra que es como un pabellón, en que los colores por él defendidos, toda la vida, rezan: ANTONIO DE LEZAMA, LIBRERO; aguarda, pacientemente, cachimba en boca, con gafas en vez del impertinente monóculo que llevó toda la vida; aguarda a que entren compradores y ve tristemente que toman los libros y a veces se los llevan, cosas que desea, pero que le apena a quien fue siempre un entusiasta bibliófilo y tuvo una de las mejores bibliotecas particulares de Madrid, en una preciosa finca que hacían aún más adorable una esposa y unos niños que allá le añoran, y a él le aprietan aquí el corazón con su recuerdo.

Este es Antonio de Lezama, el librero, el que ha vivido y espera continuar una vida pletórica de emociones, peligros e ideales; el esclavo de la República; el español más chileno de cuantos aquí viven, el que se ríe de los años y a quien no le tiemblan las manos cuando esgrimen la pluma o el arma. Este es el que en España llamaban “El Caballero Lezama”, y, aquí, nadie podrá desmentirlo

-Antonio de Lezama, librero ¡te saludamos!


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 29 de novembro de... 1943)
Breve biografía de Antonio Lezama
Outras actividades de Antonio Lezama en Chile
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 29-11-2010 01:37
# Ligazón permanente a este artigo
BLANCA LUZ BRUM
Blanca Luz Brum (1905-1985) naceu en Uruguai. Artista, periodista, poeta, editora, militante de múltiples causas viviu en varios países de América Latina, donde as singularidades da sua forma de ser chamaron a atención e provocaron a admiración de quenes a frecuentaron.Da sua etapa chilena é este comentario de RSP...


24 de noviembre de 1942

BLANCA LUZ BRUM, HABLA DE CHILE


Por Ramón Suárez Picallo

Blanca Luz Brum, la excepcional intelectual uruguaya, escritora y poeta de primer plano, en las letras y en el pensamiento de América, está en Montevideo hablando de Chile. Bajo el patrocinio del Ministerio de Instrucción Pública y Previsión Social de su país, tiene a su cargo un ciclo de conferencias en la Universidad Cisplatense, la primera de las cuales tuvo este delicioso título: “Estrellas sobre el Desierto de Atacama”.
ºBlanca Luz, es una poeta –no decimos “poetisa” para no hacer confusiones– de pies a cabeza. Catadora y captadora de paisajes físicos espirituales, lleva a Chile en los ojos del cuerpo y en los ojos del alma. El sur, jugoso, verde y húmedo; el norte solemne y místico, y la Costa de suaves azules, de este Chile largo y acogedor, no tienen secretos para la acuciante curiosidad de su espíritu, uruguayo y montevideano, que hizo su aprendizaje de infinito, viendo barcos de cien folios y mil banderas a la sombra del gran cerro.

Pero además de todo eso, Blanca Luz, en Chile es una ordenada ama de casa y una amorosa madre de familia. Y tiene en Chile un gran tesoro de amores y ternuras. Quien cruce puertas adentro, el pórtico de su hogar, se tropezará con una criatura alada como un ensueño, ruidosa y alborotadora, que pone a cada amigo de la casa un nombre un apellido a su gusto y antojo, con un “Don” grandote y pomposo: es su hijita María Eugenia, la dulce “Pepita de Oro”, el gran tesoro chileno de Blanca Luz.

Por ella, y en su nombre, Blanca Luz es, en Chile, una institución revolucionaria en el mejor de los sentidos: hace política. Escribe artículos, echa discursos, dirige revistas y protesta con aire mitinero en plena calle, cuando tropieza con una criatura sin hogar, que pasa sus noches, obscuras, al pie de las estatuas de los Padres de la Patria.

En la gran Universidad montevideana, está resonando el nombre de Chile por la voz de una excepcional mujer de América; su espíritu recorrió el país desde Arica a Magallanes, con fulgor de estrella. Por eso sus conferencias llevan, a modo de nombre de pila, un título peregrino: Estrellas sobre un Desierto.
Artigo sobre Blanca Luz Burm (El País)
Sobre Blanca Luz Brum
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 24-11-2010 00:20
# Ligazón permanente a este artigo
[1] ... [3] [4] [5] 6 [7] [8] [9] ... [13]
© by Abertal