A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

GARCIA VALDECASAS e os monárquicos contra Franco
Alfonso García Valdecasas (1904-1994)Xurista e abogado. Catedrático de Dereito Civil. Foi deputado por Granada nas Cortes Constituintes de 1931, pola agrupación Ao Servicio da República.
Participou na fundación da Falanxe, partido que abandonou case de inmediato. Tomou parte na Guerra Española no bando franquista...En 1943 firmou un escrito con outros 26 procuradores no que lle reclamaban a Franco a promesa de lle devolver a xefatura do Estado á Coroa. Tras elo cesáronno de todos o seus cargos públicos. RSP ao respecto escribiu este artigo.


5 de agosto de 1943

EL MENSAJE DE LOS MONÁRQUICOS ESPAÑOLES


Por Ramón Suárez Picallo

Entre la barahúnda noticiosa, indicando la gran depresión moral, la incertidumbre y el “sálvese quien pueda”, cundidos en los medios totalitarios y semitotalitarios de Europa, a raíz de los intrincados sucesos de Italia, apareció ayer, dado desde Nueva York, el texto íntegro del mensaje de un grupo de los monárquicos españoles, clamando por la restauración, con acentos de urgencia y de angustia.

“A la ocasión la pintan calva”, reza un viejo proverbio. Y la de la publicación de este documento, viene “que ni pintada”, para que surta efectos, entre las gentes temerosas del desorden y de las convulsiones políticas y sociales. He aquí un párrafo, que parece estar escrito después de la catastrófica caída de Mussolini y a la vista de sus inmediatas consecuencias:

“Sólo en períodos de transición, puede un régimen personal, sin definición institucional precisa, constituir un eslabón entre las divergentes situaciones históricas. Pero, semejante régimen no puede, sin graves riesgos, prolongarse demasiado. Induce a la inseguridad en el espíritu del público, dificulta el desarrollo de una conciencia nacional y comunica incertidumbre a las contingencias físicas que son inevitables a todas las personas”.

¿Quiérese cosa más clara, mejor dicha y más puesta en razón? Sólo les hace falta a los autores, declarar que tales regímenes desembocan siempre en períodos revolucionarios, caóticos y perturbados, para que hubieran dicho algo definitivo, como alegato, a favor de la Democracia y en contra de las dictaduras totalitarias. Y, su dicho, tendría un gran valor, sí, quienes lo dicen, no hubieran sido colaboradores, artífices y sostenedores de un régimen tan inconveniente, tan arriesgado y tan antipatriótico, que, entre otras cosas, “dificulta el desarrollo de una conciencia nacional”. ¿Cómo así? ¿No se llamaban ellos “nacionales” o “nacionalistas” cuando contribuían a levantar ese régimen sobre sangre, destrucción y muerte?

¿Acto de contrición? No. Acto de atrición. Esto es; no el pesar de haber pecado, sino que el miedo a las consecuencias. Algo así, como la diferencia entre el amor y el temor a Dios, tan sabiamente discernida por el Padre Astete.

¿Y esto otro? “El final de la guerra mundial tendrá. Inevitablemente, que provocar repercusiones en la vida del pueblo”. Y, además, “nadie sabe cuándo ni cómo habrá de terminar la guerra. Es probable que ésta, como la anterior, termine súbitamente en forma impredecible. A través del mundo hay una nota de acción cierta y positiva que contiene para nosotros profundo peligro”. Y sigue así el documento, clamando por un “régimen estable, que, en su oportunidad, se sobreponga como un dique inquebrantable, a la olas de los elementos, ya sea de dentro o de fuera, de disolución o de revolución”. ¡Más, claro, agua!

Ya lo dijimos otras veces, y lo repetimos hoy: ponerle puertas al mar embravecido y desbordado. El mensaje está escrito antes de lo de Italia. ¡Si llegan a escribirlo después, ¡las cosas que podrían decir!, en plan de escarmentar en cabeza ajena! Hasta es posible que los firmantes tuvieran mejor suerte de la que tuvieron. Porque, ha de saberse, que la respuesta al escrito comentado fue la expulsión de varios de sus firmantes de los altos puestos que desempeñaban como consejeros de Falange Española. Se les demostró la verdad de que “no se puede tocar la campana y, a la vez, andar en la procesión”.

Entre los expulsados, figura Alfonso García Valdecasas –el último que firma– y a quien –si no nos equivocamos– debe atribuírsele una buena parte del texto. Alfonso García Valdecasas, profesor de la Universidad de Granada al advenimiento de la República, fue diputado, con significación izquierdista, a las Cortes Constituyentes. Pertenecía, entonces, al grupo “Al Servicio de la República”, como intelectual joven “de mucho porvenir”. Más tarde, fue “lerrouxista” y “gilrroblista”; después consejero de Falange, y ahora “ya vuelve otra vez” a ser monárquico. Ese párrafo sobre “el régimen personal sin definición institucional precisa”, es muy de un profesor de Filosofía del Derecho, discípulo de Del Vecchio, como lo es García Valderrama. Por lo demás, se parece como una gota de agua a otra, a otros manifiestos suyos, escritos cuando combatía a Primo de Rivera (padre) y hacía méritos para ser elegido diputado izquierdista, en las Cortes Constituyentes de la República.

El hecho de que él, y muchos de sus compañeros de firma, hayan sido expulsados, indica que, por esta vez, tampoco dio en el clavo. O, quizá, haya dado demasiado de lleno en él, diciéndole muy finamente eso sí, “váyase”, a quien no tiene ninguna gana de irse; y que, hoy por hoy, aún puede decirle a García Valdecasas: “!Quién se va es usted….!” E indica, además, que esos temerosos augurios, ese negro pesimismo, y esa inseguridad del “régimen personal”, que se denuncian en el mensaje, no pasaban –a juicio de los destinatarios– de figuraciones más o menos fantásticas de intelectuales, duques, condes y almirantes. Puede que lo ocurrido, después en Italia, haya variado algo esa manera de ver las cosas. Pero nunca tanto, como para declarar que un régimen, que se llama a sí mismo “nacional, dificulta el desarrollo de una conciencia nacional”. Decir eso, hoy, en España, es una herejía punible, no con una simple expulsión de un cargo, sino que con un magno “Auto de Fe”, como los de los buenos tiempos de Felipe II.

Aparte de todo lo demás, el Mensaje de los Monárquicos españoles –más que por su interés político– es interesante como indicio de que del pesimismo que reina en el campo totalitario europeo, no está excluida la España de hoy, ni mucho menos. Por el contrario, cada día que pasa, al conjuro de sucesos externos e internos, aparece menos visible la salida del callejón en que se encuentra. Sólo el pueblo conoce claramente esa salida: el retorno a sus instituciones democráticas, surgidas de su voluntad soberana. Es por donde salen siempre los pueblos después de soportar regímenes de fuerza, de excepción y de dictaduras personales “sin definición institucional precisa”.

(Artigo publicado no xornal La Hora da capital chilena tal día como hoxe pero de... 1943)

Hoxe 5 de agosto, cúmplense tres anos dende que instalamos un contador de visitas neste blogue. Superamos a cifra de 189.000 neste tempo (para ser exactos, 189.090 é o número de visitas a día de hoxe). Grazas por estar aí.
Sobre Alfonso García Valdecasas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 05-08-2013 00:46
# Ligazón permanente a este artigo
GARCÍA SANCHIZ ante o apóstolo Santiago en 1943
Federico García Sanchiz Madruga (1886-1964) escritor, periodista, charlista e viaxeiro. Cando a Guerra Civil española apoiou ao bando rebelde franquista participando en actos benéficos e propagandísticos. RSP dende o seu exilio chileno, escribe este artigo comentando que, no Ano Santo compostelano de 1943, foi o encargado de facer a ofrenda ante o apóstolo Santiago...


4 de agosto de 1943

GARCÍA SANCHÍZ EN COMPOSTELA


Por Ramón Suárez Picallo

Unimos, más o menos, el tema, siguiendo la técnica de “El Mercurio” –somos respetuosos con el “derecho de las edades”– que, bajo el título general de las declaraciones del señor de Luca de Tena, publica un telegrama de Compostela, dando cuenta de las famosas Fiestas del Apóstol.

Este año, la celebración fue especialmente solemne, por ser “Año Santo”, cosa que ocurre cada vez que el 25 de julio cae en día domingo. En tales casos, la vieja Archidiócesis Jacobea, abre la Puerta Santa, sobre la gran Plaza de la Quintana, para que entren los peregrinos por ella, siguiendo la tradición medioeval. En los Años Santos –antes de julio de 1936– iban a Compostela, a participar en la gran misa –la segunda de toda la cristiandad en pompa y ritual solemnes– las figuras más destacadas del clero y del Episcopado gallego; desde el Monasterio de Samos –donde hizo vida religiosa e intelectual Fray Benito Jerónimo Feijóo– bajaba su Abad Mitrado, el Padre Mauro, historiador y erudito ilustre; y con él, los de Ribas de Sil, Oseira y Herbón. El Obispo de Orense, el de Lugo, el de Mondoñedo y el de Tuy; los ilustres cronistas católicos de la revista “Logos”, el sabio canonista, del Seminario Conciliar, doctor Portela Pazos y el gran arqueólogo, descubridor de iglesias del siglo IV, don Jesús Carro, del Seminario de Estudios Gallegos.

Más que a la jerarquía, se tenían en cuenta, para ocupar lugar pertinente en la Festividad, la sabiduría y las virtudes. De ahí que, democráticamente, se sorteara, entre los ilustres visitantes tonsurados el puesto de quién había de vestir de Pontifical –con báculo y Tiara– en la ceremonia del Santo Sacrificio y de la famosa Procesión.

En el ofertorio tenía lugar el acto simbólico de la ofrenda de lealtad al Apóstol. Durante mucho tiempo la hacía el Rey, o persona por él delegada; en la República la hacía uno de los hermanos mayores de la Orden de Caballeros de Santiago. La última, de los tiempos Republicanos, la hizo el vizconde de San Alberto, descendiente de los condes de Traba del siglo XII, y la anterior, también en plena República, la hiciera el Marqués de Santa Cruz de Rivadulla, que tuvo antepasados en la batalla de Lepanto.

Pues bien, este año, con ser Santo y todo –según la noticia, publicada en “El Mercurio”, acopiada a las declaraciones del ex Embajador– la gran ceremonia fue presidida por … ¡Federico García Sanchíz!... el histrión, el malabarista, el mercachifle de la palabra frívola; el “charlista” García Sanchíz, habló de tú para tú, delante de las propias barbas del santo Apóstol, dentro de la gran Catedral de Gelmírez, de Rajoy y de Lazo González, mientras el viejo “botafumeiro”, trazaba en el aire sobre la cruz latina, su parábola de incienso, en ademán de bendecir. ¡Y no se desplomó el “botafumeiro”, ni se estremecieron, que se sepa, el Pórtico de la Gloria y las torres del “obradoiro”!

En lugar de los prelados, los teólogos, los santos varones monacales, y los caballeros de viejo abolengo, presidió el Año Santo de Compostela, el “charlista” levantino, Federico García Sanchíz.

¿Asombroso? ¡Qué ha de serlo! Hace mucho que está curado de espanto y de asombro el propio Apóstol. Empezó a estarlo, cuando vio llegar, a la vera de su misma tumba, moros de la morería, luciendo escapularios de los sagrados corazones. ¡No era cuestión de que fuera a enfadarse ahora por charla más o menos de García Sanchíz; que, por lo demás, no deben ser tan malas cuándo, por estos mundos de Dios, hubo quién pagó por escucharlas. ¡Claro que una sola vez! Y bien sabe el bondadoso Santo que tampoco él volverá a escucharlo, en las naves de su vieja Catedral. Se acabaría su proverbial paciencia y haría que se cayera desde la altura el botafumeiro, e hiciera allí un verdadero estropicio.

(Artigo publicado no xornal La Hora de Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1943)
Sobre Federico García Sanchiz
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 04-08-2013 11:08
# Ligazón permanente a este artigo
WILLIAM JOYCE (LORD HAW HAW)
Neste artigo escrito en 1942 RSP critica a actitude de Lord Haw Haw (William Joyce 1906-1946) político fascista estadounidense de orixe irlandés e de propaganda nazi durante a Segunda Guerra Mundial.Lord Haw-Haw era o alcume de varios locutores que en inglés difundían a propaganda do programa de radio Calling Alemania, emitidos polos nazis para os ointes en Gran Bretaña na onda media da estación Reichssender Hamburgo e por onda corta aos Estados Unidos.



21 DE JULIO DE 1942

LA ESPERANZA DEL LORD “HAW HAW"


Por Ramón Suárez Picallo

“Lord Haw Haw” –pronuncie el lector “jau, jau” o “jou jou” y le resultarán dos ladridos de perro enojado– es un personaje lamentablemente famoso, especialmente en Inglaterra y Alemania. Nacido en Nueva York, con ascendientes irlandeses, escoceses y británicos, se educó en Londres y ha hecho en Inglaterra intensa vida política. Militó en varias organizaciones fascistas, participó en disturbios callejeros y fue a dar algunas veces con su turbia humanidad en la cárcel. Tres días antes de estallar la guerra huyó de Gran Bretaña en un avión de su propiedad y aterrizó en Berlín, donde fue amablemente acogido.

Desde entonces, este sujeto, a quien llamaremos por onomatopopeya, “Dos ladridos”, realiza una furiosa propaganda desde las radios alemanas contra su tierra natal, la de sus mayores y la de su juventud, en la que recibió una vasta cultura universitaria. En fin, un apátrida, renegado y traidor, de primera categoría. “Dos ladridos”, para remachar el clavo, acaba de publicar un libro titulado “Crepúsculo sobre Inglaterra”, en cuyo prólogo explica su actitud: “Las cosas en Inglaterra –dice– no iban de acuerdo con mi ideología; consideré un deber de conciencia no luchar a su lado y me vine al Reich a luchar contra Inglaterra”. Además de la explicación, expresa esta esperanza: “Creo y espero –agrega– que el pueblo inglés, cuando de nuevo sea despertada su alma, encontrará el camino del Nacional-socialismo.

Creer no cuesta nada, ciertamente; pero tal como se están poniendo las cosas, nos permitimos aconsejarle que espere sentado… porque si lo hace de pie, va a cansarse ¡y sería una lástima…!
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 21-07-2013 01:03
# Ligazón permanente a este artigo
Sobre o filósofo KEYSERLING
Nesta breve reseña RSP comenta algúns pensamentos do filósofo Keyserling ((Hermann, Conde de Keyserling; Könno, 1880 - Innsbruck, 1946)

9 de julio de 1951
LA FERIA DEL MUNDO
(Recopilación de “Cien Autores Contemporáneos”, de Lenka Franulic)


CONDE DE KEYSERLING


Por Ramón Suárez Picallo

Para Keyserling existen en el Universo dos planos bien diferenciados: el “fenoménico”, necesario y rígido, y el del “sentido”, orgánico y conexionado. El sentido absoluto es Dios, que puede manifestarse en cualquiera naturaleza, con tal que ésta viva conforme consigo misma. Las formas de la vida, como inmediata expresión del espíritu, se llaman “cultura”. Si la cultura no evoluciona por haber encontrado su expresión adecuada, perece. Este es el sentido de la tan celebrada decadencia de Occidente.

Ahora bien, el pensamiento humano presenta dos modalidades: la oriental y la occidental. En el Occidente el pensamiento aparece como medio para un fin en sí mismo. Lo que hay que hacer es superar a Oriente y Occidente, hallando un centro más profundo, desde el cual pueda conseguirse una comprensión más honda de ambos. Es preciso determinar la conexión que existe entre ambas direcciones y actitudes del pensar, tomando luego está conexión como nuevo punto de partida del pensamiento.

(Reseña publicada no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1951)
Sobre Hermann Keyserling
Frases atribuidas a Keyserling
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 09-07-2013 01:59
# Ligazón permanente a este artigo
FLORENCIO SÁNCHEZ, dramaturgo e xornalista uruguaio

Florencio Sánchez (Montevideo 1875- Milán 1910) é considerado un dos fundadores do teatro rioplatense. A maior parte da sua producción teatral escribiuna na Arxentina...
Cando en 1949 a Universidade de Montevideo anuncia a publicación das suas obras completas, RSP dende o exilio chileno, escribe este artigo.


5 de abril de 1949

FLORENCIO SÁNCHEZ


Por Ramón Suárez Picallo

La facultad de Humanidades de la Universidad de Montevideo (República Oriental del Uruguay), publicará, muy en breve, las obras completas de Florencio Sánchez. El insigne Bohemio creador del Teatro ríoplatense, muerto de anemia y tuberculosis en una ciudad italiana, después de haber paseado por Buenos Aires su genio prodigioso, y su figura esmirriada, codeándose con “Canillitas”, “Linyeras” y “Payadores”, sin que nadie lo tomase en cuenta, entra ahora, por la puerta grande, en la Historia de la Literatura americana, llevado de la mano de sus compatriotas... a los treinta años después de su muerte.

“Los Muertos”, “Barranca abajo”, “Mi hijo el doctor”, “Los derechos de la salud” y “Células de San Juan” –entre otras muchas de sus obras inmortales– escritas casi todas en papeles substraídos de Telégrafos, aparecerán ahora en magnífico papel “cuché” como testimonio de su talento esclarecido; y a modo de patrimonio espiritual e intelectual de la pequeña Gran República de Battle y Ordóñez y de Baltazar Brum.

Florencio Sánchez, anarquista convicto de la tertulia de “Los Inmortales” de Buenos Aires, donde ponían cátedra de Ética y de Estética, José Ingenieros, Rubén Dario, Alberto Ghiraldo y Leopoldo Lugones –para no citar más- no pensó nunca en ser “inmortal”. Compartía con los pobres y los tristes su escaso peculio; vestía mal y dormía peor, muchas noches, en los bancos de la Plaza del Congreso y otras veces en compañía de Evaristo Carriego, el poeta sin par del arrabal bonaerense, en las riberas de la “Vuelta de Rocha”, sobre las aguas obscuras del gran riachuelo.

Pero él era de los que llevaban una estrella en la frente y en el labio un cantar ; y, de ahí su consagración oficial de ahora, proclamándolo Maestro de bellas letras y de nobles ideas.

La justicia tarda, pero al final llega siempre... ¡Lástima grande que llegue después de la muerte, triste, sórdida y obscura, para consagrar valores que ya eran verdaderos antes del tránsito, malogrados a veces por falta de protección y de amparo!

De todos modos, hace muy bien la Universidad de Montevideo, honrando y exaltando la memoria de Florencio Sánchez, Padre y Maestro del único Teatro de la América del Sur, que no muere nunca, por su valor perenne y esencial del alegato y de creación artística.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1949)
Sobre Florencio Sánchez
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 05-04-2013 00:46
# Ligazón permanente a este artigo
MÁXIMO SEVERO, periodista e escritor chileno

Juan Tejeda Oliva(1916 - 1972). Escritor e periodista chileno. Colaborou co diario “La Nación” e as revistas “Vea” e “Pobre diablo”. Publicou duas obras de teatro: “Fuga” e “Robar no cuesta nada”, ademáis de ensaios e novelas, tamén o libro de poesía “Malversación del alma” (1963). Como periodista, escribía co pseudónimo de “Máximo Severo”.
RSP adicalle a sua columna ao concederselle un premio destacando a sua capacidad de síntesis e brevidade dos seus artigos.


25 de octubre de 1949

MINUTOS
MÁXIMO SEVERO


Por Ramón Suárez Picallo

No conocemos personalmente, a Máximo Severo. Pero leemos todos los días sus grandes crónicas, casi nunca mayores de tres líneas de columna.

Conocimos, en cambio, hace mucho tiempo, a cierto administrador de periódico, que pagaba por centímetro de columna el trabajo de sus redactores y colaboradores, según dimensión y la largura.

El administrador de nuestro conocimiento, murió, para bien del periodismo hace 50 años; en cambio, Máximo Severo acaba de obtener el premio “Camilo Henríquez”, concedido al mejor trabajo periodístico del último semestre.

Lo cual va en grande honra de Máximo Severo y de un sabio filósofo aragonés, llamado Baltasar Gracián, que decía: “Si lo bueno breve, dos veces bueno”.

Breve conto de Máximo Severo
Ler máis sobre Máximo Severo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 25-10-2012 15:58
# Ligazón permanente a este artigo
ALEJANDRO CASONA E O DEMO
Alejandro Casona (1903-1965)seudónimo do dramaturgo e poeta Alejandro Rodríguez Álvarez, abandona España, como exiliado en febreiro de 1937 para -desde Francia- marchar a México e Arxentina ata 1962...
RSP adicoulle varios artigos; algúns deles xa publicados neste blogue e que están indicados ao pé.
No que difundimos agora, comenta unha conferencia que Casona impartiu en Bos Aires sobre o demo...


4 de octubre de 1942

EL DIABLO AVERGONZADO


Por Ramón Suárez Picallo

Alejandro Casona, el joven y delicioso escritor asturiano, refugiado en Buenos Aires, acaba de dar allí una sensacional conferencia sobre el originalísimo tema “Vida y milagros del diablo”.

El festejado autor de “La sirena varada” y “Nuestra Natacha”, logró un éxito resonante. Tendrá que repetir su charla en muchísimos pueblos y ciudades del vecino país pues el resumen que de ella se publicó ha despertado grande entusiasmo. La cosa no es para menos. Casona, después de una notable incursión por mitos, leyendas, religiones y vidas de santos y creaciones literarias de todos los tiempos –cito a los Cuatro Evangelistas del Diablo: a Dante, Milton, Lord Byron y Goethe– anunció que el universal personaje se ha retirado a la vida privada, avergonzado de la chapucería, la falta de originalidad, de gracia y de ingenio de unos cuantos competidores aparecidos en el Mundo en estos últimos años, dispuestos a hacer el mal sin su intervención; imitadores burdos, sin fantasía y sin responsabilidad artística, que desencadenaron sobre el Mundo fuerzas del mal, en medida jamás por él sospechada, de una manera monstruosamente estúpida. Sin la jocundidez juvenil de “Fausto”, ni la gracia clásica que le diera Milton, ni la aguda picardía del “Cojuelo”, ni la fuerza dramática del “Pastor Lobo” de Lope.

-Y el diablo mandó todo al diablo y se retiró.

¿A dónde? Casona es asturiano. Del noroeste español, tierra de humoristas. El diablo se hizo campesino en aquellas tierras jugosas, donde nunca fué tomado muy en serio. Donde aparecía de cuando en cuando, por las noches, con figura de asno hambriento, devorando un sembrado que al día siguiente aparecía intacto. Y cuando se colaba de rondón en alguna casona labriega, hallaba el suelo lleno de granos de maíz para que resbalara en ellos y se rompiera un hueso sin más consecuencias.

Se sospecha que su retirada no sea definitiva. El día menos pensado reaparece por allí, multiplicado por diez, por cien, por mil asnos hambrientos devorando sembrados a diestra y siniestra; todos los sembrados; incluso los suyos para que no se coman los frutos quienes se los comen actualmente sin ningún derecho para ello.

Porque el diablo nació de una rebelión, vivió en rebeldía constante y en el fondo de su ser más íntimo sigue siendo un rebelde, por ahora un rebelde en retiro provisional, en espera de que los malos émulos que le han salido caigan en el ridículo.

Como se ve está bien justificado el éxito de la peregrina conferencia de Casona, si se tiene en cuenta que la mayoría de los oyentes eran españoles que nunca tuvieron al diablo por gran enemigo; y por ahora menos aún que conocen otros enemigos, estúpidos, sin ingenio, sin imaginación y sin gracia.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ... 1942)
Un artigo de RSP sobre Alejandro Casona
Artigo de RSP sobre o teatro de Casona
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 04-10-2012 10:34
# Ligazón permanente a este artigo
MOLIÈRE
1 de junio de 1951

LA FERIA DEL MUNDO

MOLIÈRE


Por Ramón Suárez Picallo

Su nombre era Juan Bautista Poquelín. Nació en París el 15 de enero de 1622. Era hijo de María Gressé y de Juan Poquelín, y su primer trabajo fue de valet y tapicero del rey. En este cargo pudo mantenerse durante todo aquel periodo de los 15 a 20 años, mientras estudiaba al lado de su abuelo, quien amaba la comedia y hacía un pequeño teatro en el Hotel de Boulogne.

Pronto sintió una verdadera repugnancia por su oficio en Palacio y se concretó al arte que le apasionaba y al estudio de la filosofía, el griego y el latín. Fue al Colegio de Clermont, de los jesuitas, donde también estudió derecho hasta 1645, época en que se hizo definitivamente comediante. Se incorporó en el grupo del “Ilustre Teatro”, que dejó París y fue a representar a Montés, a Burdeos, a Lyon y también a Viena.

En Lyon dio, en 1663 su primera obra, “El sordo”. Después de algunos años en provincias y en cortas giras al extranjero, se estableció en París, donde el hermano del Rey quería tener un grupo de comediantes, que encargó formar a Moliere y que actuaron en un Teatro que se les arregló por orden de Luis XVI en la sala de guardia del viejo Louvre.

Desde entonces arranca su fama, que jamás haya tenido otro hombre de teatro que fuese al mismo tiempo actor y compositor, y desde entonces también se conocieron por el mundo obras tan magníficas como “Las preciosas ridículas” y “El avaro”, cuyas representaciones habría que calcularlas en cientos de miles o en millones.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 01-06-2012 00:43
# Ligazón permanente a este artigo
RSP entrevista a MANUEL MAPLES ARCE

Incluimos hoxe este artigo no que RSP fai unha entrevista ao embaixador de México en Chile, Manuel Maples Arce, persoa pola que sinte como dí no propio artigo " Admiración al escritor y al poeta, al político y al diplomático discreto y agudo. Y simpatía al cumplido caballero, el gran señor, acogedor y amable, con cuya amistad nos honramos"...


7 de mayo de 1950

CON EL EMBAJADOR DE MÉXICO


Por Ramón Suárez Picallo

Para un escritor y periodista de lengua castellana es siempre agradable y placentero dialogar amablemente con los representantes diplomáticos de México en cualquier país del mundo.

Porque México, en los últimos tiempos, ha tenido un cuidado exquisito y una constante preocupación en cubrir su Cuerpo Diplomático con primeras figuras de su vida cultural e intelectual.

Y por lo que a Chile se refiere, esta preocupación ha sido particularmente servida con gran éxito, ya que los últimos embajadores mexicanos acreditados ante La Moneda pertenecen al cogollo, a la flor y nata de la floreciente cultura azteca en todos sus aspectos.

Y en el caso de este reportaje, entrevista o lo que sea, aquel placer de que hablábamos al principio se acrecienta por el hecho de que el periodista conoce y ama a México y siente por su actual Embajador en Chile una profunda admiración y una ancha simpatía.

Admiración al escritor y al poeta, al político y al diplomático discreto y agudo. Y simpatía al cumplido caballero, el gran señor, acogedor y amable, con cuya amistad nos honramos.

Que todo eso y aún mucho más, es el caudal de títulos y virtudes bien merecidos que adornan la ilustre personalidad del Excelentísimo señor Embajador de los Estados Unidos Mexicano, Licenciado don Manuel Maples Arce, de quien damos a renglón seguido una breve semblanza biográfica.

Nació el 1 de mayo en 1900 en Veracruz. A los 26 años fue magistrado del Tribunal Supremo de su Estado; poco después gobernador interino, abogado consultor del Gobierno, diputado a la Legislatura veracruzana y más tarde diputado al Congreso Nacional.

En 1935 ingresó al servicio diplomático de su país, actuando en Bélgica, Polonia, Londres y Panamá, hasta ocupar su cargo actual en Santiago de Chile.

Mientras tanto, más allá y quizá por encima del político, del jurista, del legislador y del diplomático; florecía la otra personalidad del Licenciado señor Maples Arce; Una recia personalidad del poeta creador de una Escuela, del escritor de Ensayos y del Historiador del Arte de su país.

Sus obras poéticas: Andamios Interiores (1922), Urbe (1924), Poemas Interdictos (1927), Antología de la Poesía Mexicana Moderna (1940), Memorial de la sangre (1947). Y sus ensayos en prosa: Modern Mexican Art. (Edición bilingüe inglés–español (1944), El Paisaje en la Literatura Mexicana (1945), por ni citar más, que lo especialmente destacado de su bibliografía, lo colocan sin duda alguna, en el primer plano de la rica y fina cultura mexicana. Y ahora pasamos al dialogo con el ilustre intelectual y diplomático.

PREGUNTA: Tenemos entendido que Vuecencia está organizando una Exposición del Libro Mexicano en Chile. El tema nos lleva de la mano a preguntarle algo sobre la actual cultura mexicana, especialmente en orden al libro.

RESPUESTA: Esta Exposición, que se inaugurará la segunda quincena del presente mes, en la Biblioteca Nacional, tiene como propósito ofrecer al público chileno un alto panorama de las artes editoriales de México. Es bien sabido que la primera imprenta que se estableció en el Continente fue traída durante el virreinato de don Antonio de Mendoza, y desde aquella lejana época comenzaron a desarrollarse las artes de libros en América. No tuvo siempre la producción librera ni el mismo ritmo ni la misma calidad. Hay épocas de gran refinamiento en que los editores realizaban en la presentación de las obras que salen de sus prensas, mientras que sus otros periodos priman la rutina y la indolencia.

-Para no exponer a usted sino hechos actuales, le diré que las artes del libro alcanzan hoy gran esplendor. Se han fundado muchas editoriales, se han mejorado los procedimientos y se han renovado los materiales. Varias fábricas de papel proveen a las necesidades de la industria. Examine usted, por ejemplo, este ejemplar de “Cuadernos Americanos” para que aprecie el valor de la manufactura de papel, y este otro sobre el “Arte Colonial en México”, de Manuel Toussaint, para que advierta lo que se hace en materia de grabados e impresiones. Pero no tan sólo los libros de arte, sino los libros populares están impresos con esmero. Aquí están las ediciones estudiantes de la Imprenta Universitaria o las colecciones de la Editorial Stylo o de la Casa Porrúa.

PREGUNTA: Siempre al escritor y al poeta: ¿Cómo ve usted el panorama actual de la cultura literaria chilena?.

RESPUESTA: Me parece de gran interés. No cabe duda que la creación literaria en este país es de una intensa energía. He leído ya buen número de libros chilenos, los más significativos, seguramente, de la historia, la novela y el cuento. Bellas y fuertes realizaciones por las que circula un hálito vital que nos habla del hombre, de sus pasiones y de su paisaje. Y en lo que toca a la poesía, me parece hecha de los más hondos anhelos humanos.

PREGUNTA: ¿Educa usted a sus hijos en Colegios de Chile? ¿Qué opina de nuestra enseñanza?

RESPUESTA: La buena preparación de los maestros, el entusiasmo por su profesión y la experiencia que existe en el ramo escolar, hacen de las escuelas chilenas un modelo de eficiencia. No hay que perder de vista que en su Universidad han profesado algunos de los más grandes pensadores del Continente, y no pocos maestros distinguidos han salido de sus aulas. Tengo, por lo mismo, plena confianza en la escuela chilena, y a ella concurren mis hijos. Me complace esto, además, porque pueden seguir sus estudios en español, en vez de realizarlo en una lengua extraña, como acontece frecuentemente con los hijos de diplomáticos, con las consecuencias inevitables de aprender deficientemente el idioma propio y con las percusiones de carácter psicológico que trae toda enseñanza que no se hace en el idioma español.

PREGUNTA: Y ahora, si a Vuecencia le parece bien hablemos de política, de diplomacia y de sus temas colaterales. ¿Qué opina del viaje que acaba de realizar a los Estados Unidos el excelentísimo señor Presidente de Chile?

RESPUESTA: Nadie podrá negar que estas visitas entre Jefes de Gobierno (independientemente del planteamiento de las cuestiones prácticas que susciten), son manifestaciones del espíritu de cordialidad que prevalece entre los Jefes de Estado y en las cuales se refleja también el ánimo amistoso de sus respectivos pueblos.

PREGUNTA: ¿Y del discurso que pronunció Su Excelencia el señor González Videla sobre las Naciones Unidas?

RESPUESTA: Plantea, a mi juicio un problema de extraordinaria importancia que seguramente despertará la atención de todos los Gobiernos, porque afecta a una cuestión esencial; el sistema jurídico hacia donde convergen hoy los elementos que componen la comunidad política internacional.

PREGUNTA: Estimo que las orientaciones de la política panamericana en los últimos años implican una serie de plausibles enmiendas que rectifican el pasado, no siempre despejado de inquietudes, estableciendo vinculaciones más fecundas y sólidas entre los países de la comunidad americana.

RESPUESTA: En Chile se sigue con afectuoso interés el desarrollo político, social y económico de México. ¿Puede hablarnos de su país en estos aspectos?

RESPUESTA: El señor Presidente don Miguel Alemán ha hecho portentoso, esfuerzos en beneficios del país. Ha abordado cuestiones sociales y problemas técnicos palpitantes con extraordinario éxito, que ni siquiera sus enemigos han podido desconocer. El Gobierno ha intensificado la producción agrícola, especialmente la de los elementos básicos de la alimentación popular, mientras por otra parte ha acelerado la industrialización en forma que permite satisfacer muchas necesidades nacionales. Cosa muy importante ha sido conseguir el equilibrio entre precios y salarios por una serie de medidas conjugadas, entre las que juega un papel importante la estabilización del tipo de cambio de acuerdo con la actual realidad económica. Se han mejorado y establecido nuevas rutas; se han invertido sumas importantes de los recursos fiscales en obras de saneamiento, urbanización y vivienda popular.

-En el plano internacional, México busca una paz basada en la justicia que por el mismo espíritu de equidad que se le infunda constituye una garantía de durabilidad.


Altamente agradecidos y satisfecho de la amable acogida de la paciencia del diplomático, del escritor y del poeta, para escuchar y contestar nuestras preguntas, salimos de su despacho haciendo votos por el gran país que allá en el norte de nuestra América en frontera espiritual del mundo hispanoamericano.

(Entrevista publicada no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 07-05-2012 01:09
# Ligazón permanente a este artigo
SOBRE O MÉDICO EDUARDO ALFONSO HERNÁN
Eduardo Alfonso y Hernán (1894-1986)médico naturista, teosófico, escritor, conferenciante e músico.Fundou en 1928, con Mario Roso de Luna ,a Schola Philosophicae Initiationis, organización filosófico-iniciática de corte teosófico. En 1931 morre Mario Roso, e Eduardo Alfonso sería a cabeza visible da Escola. Ao finalizar a Guerra Civil, Eduardo Alfonso foi xulgado según a "Lei para a Represión da Masonería e o Comunismo" e condenado a varios anos de prisión no cárcere de Burgos, desde 1942 a 1948. Despois, Alfonso se exiliou en Latinoamérica durante 19 anos,ata 1966, que regresou a España.No seu libro Mis Recuerdos (páx 169),e que se pode consultar ao pé, di o seguinte:
"Después de año y medio en Chile, hospedado en casa de mis dos grandes amigos César Vázquez Ambrós -a quen cita RSP no artigo- y Francisco Rovira (que fue un tiempo secretario de Krishnamurti, por su dominio del inglés), marché a la Argentina, donde ya no hubo dificultades económicas porque me pagaban las conferencias expléndidamente..."


25 de abril de 1950

LA MÚSICA Y SUS GENIOS


Por Ramón Suárez Picallo

Una importante radioemisora chilena anuncia en “La Hora” una serie de charlas del doctor Eduardo Alfonso y Hernán, eminente sabio español llegado a Chile hace ahora unos dos años, sobre el muy sugestivo tema: “La música y sus genios”.

He aquí una buena manera de dignificar ese maravilloso instrumento de cultura etérea, que puede ser la radio, si se le dedica a divulgaciones de tal naturaleza, destinadas a elevar el nivel ético, estético y artístico del pueblo, hablándole de artes y de ciencias, de sus orígenes y de su significado en la historia de los hombres y de los pueblos más civilizados del orbe. Hecho especialmente digno de subrayarse y destacarse aquí, donde la vulgaridad, el mal gusto, los ruidos molestos y los gritos estridentes; el idioma estropeado y las peores pasiones ocupan las principales espacios de la radio manía, que se convirtió, virtud de la codicia, en el opio del pueblo; un opio que ni siquiera tiene el encanto de los sueños y de los ensueños de la famosa droga adormidera y oriental.


EL DOCTOR EDUARDO ALFONSO

Y dicho, lo que dicho queda, a modo de censura y diatriba, contra las emisoras que atormentan en forma absesionante nuestros días y nuestras noches, con “slogans” de pésimo gusto; con tangos decadentes, llorones y gangosos y con radioteatralizaciónes que echan a perder el más elemental gusto artístico, hablemos del doctor Eduardo Alfonso, que en estos próximos días hablará por radio de la música y de sus genios; recordando, de paso, que fue “La Hora”, el primer diario de Chile que lo dio a conocer a los pocos días de su legada aquí. Porque bajo el mismo techo y sentados en la misma mesa, en un hogar hospitalario por español, presididos por una amistad común, henos vivido y convivido días, semanas y meses con el ilustre huésped.

Don Eduardo Alfonso es doctor en Medicina de la Universidad de Madrid; pero -cosa muy frecuente entre españoles– cree muy poco en la ciencia medica que estudio con gran aprovechamiento, y de médico alópata se convirtió en fisiátra, naturista, vegetariano, teósofo y otras cosas por el estilo, a pesar de lo cual la Asociación de la Prensa de Madrid lo nombro su médico principal.

Eran los tiempos de la gloriosa “cacharrería” del gran Ateneo, que frecuentaban Unamuno, Salvador Sellés, Rosso de Luna, Valle Inclán, Pío Baroja, Azorín y otros, en una tertulia a la que asistían los que a la sazón eran aprendices de literatos –entre ellos Cesáreo Vázquez Ambros, en cuya casa pasó el doctor Alfonso sus primeros días y meses de Chile, bajo la protección maravillosa y la dictadura gastronómica de nostrama común, doña Paquita, que mientras nos daba a nosotros suculentos estofados y hacía el fuentes de papas y ensaladas vegetales.

Eran entonces, en España, tomas palpitantes las doctrinas ocultistas y milenarias del Oriente remoto y misterioso. Y mientras los citados comentarios del doctor Alfonso, pontífice sobre los libros de Annie y de Jinarajadosa, y sobre la índole mesiásica o no de Krishnamurti, él se marcho al Oriente a ver de lo que se trataba. Estuvo en la India y en el Egipto, de donde trajo una rica documentación, entre las que se cuenta el primer Diccionario Jeroglífico-Castellano, duplicado en el mundo y del que habló aquí en Chile, en conferencias.


LA MÚSICA COMO LENGUAJE DEL ALMA

Mientras tanto, el doctor, Alfonso traía entre manos el estudio de otro tema: La música como lenguaje del alma, y para estudiarlo a fondo, recorrió todos los países musicales de Europa y vivió en los pueblos, palacios y casas donde los grandes maestros compusieron sus obras principales. Entre otros la residencia bávara de Ricardo Wagner de cuya obra es el doctor Alfonso el más documentado glosador de todos los tiempos y países.


(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile tal día como hoxe ... pero de 1950)
Consultar o libro MIS RECUERDOS
Sobre Eduardo Alfonso Hernán
Comentarios (1) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 25-04-2012 11:36
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal