A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Miguel Cruchaga Tocornal y Arturo Alessandri Palma, tratadistas y políticos chilenos
7 de octubre de 1942

FIESTA DEL DERECHO Y DE LA CULTURA

Por Ramón Suárez Picallo


Miguel Cruchaga Tocornal foi ministro de Relacións Exteriores de Chile no goberno de Arturo Alessandri Palma, que aparece na foto sentado no centro. Cruchaga está a dereita do presidente.
roc

Fiestas como las celebraba antes de ayer en el Salón de Honor de la Universidad de Chile, confortan el ánimo, infunden optimismo y nos llevan a no renegar de la espiritualidad y de la cultura en horas aciagas como las que está viviendo la Humanidad. Tratábase de recibir como miembro de la Academia de la Lengua a don Miguel Cruchaga Tocornal, insigne tratadista chileno de Derecho Internacional, hablista magnífico y docto hombre público. En plena guerra devastadora, cuando se vienen al suelo estrepitosamente altos valores espirituales, cuando la palabra hablada y escrita sólo se usa para hablar de la muerte, un grupo de hombres de excepción se reúnen para hablar de derecho, de Paz, de concordia entre los hombres.

¡Y de qué manera! Con la altura, la nobleza, la prócer gallardía con que hablaban en la Salamanca del siglo XVI los padres del Derecho Internacional: la Victoria, los Suárez, los Soto. Porque en el acto que comentamos brilló, como en sus mejores tiempos, la alta palabra, el noble concepto y el claro pensamiento.

Dos grandes chilenos colocados en ángulos distintos de la política, desde el mismo ángulo de la sabiduría, de la ponderación y de un común propósito de cultura, hablaron del Mundo de ayer, de hoy y de mañana en una tertulia académica que fue hito y remanso en la angustia de América.

Don Miguel Cruchaga Tocornal y don Arturo Alessandri Palma, hicieron los honores de la gran fiesta, demostrando que por encima de la gran catástrofe sobrevive el hálito eterno del espíritu, ¡y qué palabras dijeron! Y que fe en las palabras. Y que ilusión en las esperanzas. Pocas veces, en los últimos 20 años de la vida intelectual de Chile, la palabra rayó a tanta altura. El verbo que ilumina, sobre todo y después de todo, sigue siendo meta y estrella. Aquí, en este recanto del Mundo, que se llama Chile, tuvo lugar la gran fiesta. Dos hombres desde la alta cumbre de sus vidas magníficas, afirmaron la eternidad del Espíritu, ciegos y sordos a otros ruidos que quieren anularlo y matarlo. Afirmaron la inmortalidad del derecho sobre la fuerza e hicieron la apología de la clara palabra y del alto pensamiento.

Saludémoslos respetuosa y devotamente. Saludemos en sus augustas ancianidades, a un Mundo donde el hombre –hecho a imagen y semejanza de Dios– era el más preciado de los valores de la creación y celebremos que en medio de la baraúnda de un Mundo en llamas, sea desde aquí, desde Chile, desde donde se diga aún la ingente bienaventuranza: Paz a los hombres de buena voluntad.
Sobre Miguel Cruchaga Tocornal
Sobre Arturo Alesasandri Palma
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 07-10-2014 01:04
# Ligazón permanente a este artigo
Guillermo E. Miranda, libreiro chileno

Contraportada do libro : Santiago de Chile, origen del nombre de sus calles, editado por Guilermo E. Miranda en 1904. RSP adícalle este obituario, ao ter coñecemento do seu pasamento en agosto de 1942...


31 de agosto de 1942

EL VIEJO LIBRERO


Por Ramón Suárez Picallo

Acaba de morir a la edad de 78 años don Guillermo E. Miranda, el librero más viejo de Chile. No ha sido el librero común que vende el libro con igual emoción comercial con que se vendería un kilo de queso, una pieza de tela o un par de zapatillas. Para él un volumen no era una mercancía. Era la obra de arte o de pensamiento imponderable por una mentalidad económica. Un libro era para él un mundo animado, poblado de cosas bellas. Por eso sus manos lo acariciaban con ternura paternal porque fue padre de muchos y amigo de todos. Amaba con predilección a los más viejos y a los más humildes; aquellos, cuyos progenitores, para mandarlos por el Mundo, no pudieron vestirlos de galas exteriores; pero que trataron de engalanarlos con la gracia de la canción y la fuerza de la idea. Y aquellos otros viejos que pasaron por el Mundo casi imperceptibles, sin el adorno de la acotación elogiosa ni el reproche nervioso.
Mucho supo este viejo librero de ideas, doctrinas y pensamientos. Quizá pudiera decir, como el poeta clásico. “Nada humano me es extraño” Y de lo mucho que sabía daba buena parte a los demás con la generosidad de un opulento del espíritu. Pero siempre quería saber más. Ahora ya lo sabe todo. Su cabeza de patriarca venerable acaba de inclinarse sobre el último libro que contiene en sus páginas la última palabra de cuanto puede saber el hombre. Por eso nadie puede decir que lo conoce. Que sus páginas, de serenidad eterna, sean tan amadas de su espíritu, como le fueron las de aquellos otros de su librería que no sentirán ya más la caricia de sus manos amigas.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ...1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 31-08-2014 01:35
# Ligazón permanente a este artigo
IMPOSTOS EN CHILE en 1943

Entre os artigos pendentes de difundir de RSP hai un correspondente ao dia de hoxe, 23 de agosto (pero de 1943) que casualmente, ven a falar do que acabamos de publicar de Edmundo Moure sobre os impostos en Chile...


23 de agosto de 1943

UN POETA, TRATADISTA SOBRE IMPUESTOS

Por Ramón Suárez Picallo

¿Qué hacen los escritores más allá de sus libros? Esta curiosidad ha dado lugar a sabrosas informaciones periodísticas. Hay poetas que desempeñan cargos consulares, novelistas que son profesores, ensayistas enjundiosos que pasan el día agachados sobre un prosaico libro de contabilidad y múltiples casos más que hablan de viajes, manías y también su poco de ociosidad.

Pues bien, nos encontramos ahora ante un escritor que, además de sus libros, escribe… otros libros! Se trata de Samuel Pantoja Cerda, poeta reiteradamente laureado y autor de “Jornadas espirituales”. Acaba de publicar la tercera edición de su obra “Nuestra actual legislación tributaria”, estudio completo y detallado de todos los impuestos y contribuciones que rigen en Chile, ejemplos de aplicación de esos tributos, jurisprudencia a que han dado lugar, etc…

No ha olvidado nunca que es escritor y como, desde hace años, ocupa un alto cargo en Impuestos Internos, ha creído que coincide con su vocación espiritual escribir un libro sobre su trabajo diario. Si todos los escritores hiciesen lo mismo, temas bastante arduos y poco poéticos, se convertirían en fáciles oposiciones y muy útiles textos de consulta. Pese al tema, el libro que comentamos denuncia en cada página la pluma de un escritor. Con un sentido de comparación histórico divide el estudio de los tributos en tres etapas: 1.- de la independencia hasta 1880; 2.- desde esa fecha hasta 1924, y 3.- de 1924 a 1943. Así uno se informa que la ley de impuestos al papel sellado es una prueba más de la proyección hispánica sobre Chile. A través de la crónica histórica sobre impuestos nos va revelando las diversas mentalidades de los gobernantes conforme a las épocas. Así el decreto que promulga la primera ley de impuesto sobre los Bienes raíces, lleva un prólogo del Director Supremo O’Higgins que dice: “Me veo en la necesidad de tomar esta repugnante medida”. Poco más de cien años de gobierno han despojado a los impuestos de esa presencia de repugnancia. O la sensibilidad de los legisladores ha dejado de ser tan exquisita.

Como un dato curioso se cuenta que después de la guerra del Pacífico se suprimieron casi todos los impuestos, quedando sólo el de Bienes raíces, muy reducido, y el del Papel Sellado. Este último ha resistido triunfos y crisis. Chile ha sido un celoso guardador del legado hispánico. Seguramente ningún otro país puede exhibir este curioso hecho histórico. Después de la guerra del 14, vencedores y vencidos mantuvieron y aún aumentaron los impuestos. No hay ninguna esperanza que al término de este conflicto se disminuyan siquiera un poco los impuestos acordados por concepto de guerra en Europa o en Estados Unidos. Si la memoria no falla o los acontecimientos no escasean en Chile, tenemos también el ejemplo contrario: se aprobó un impuesto de Cesantía, terminaron los cesantes y sigue el impuesto.

El análisis de los tributos permite a Samuel Pantoja hacer sus penetraciones en la seria ciencia económica y así leemos el siguiente párrafo: “En realidad esta clasificación de impuestos directos e indirectos, tan usada y que es la panacea para algunos, en el fondo y mirando la repercusión que los impuestos tienen en el alza del costo de la vida, carece en absoluto de valor, por cuanto el impuesto directo y el indirecto vienen a recaer siempre sobre la masa consumidora”.

Dejemos un momento al escritor y al aspirante a economista. En la materia misma de los tributos, los analiza todos. Ellos son: Impuestos a la Renta, Beneficios Excesivos, Papel Sellado, Bienes Raíces, a las nuevas construcciones (exención), primera transferencia a título oneroso de los Bienes Raíces, Espectáculos Públicos, Específicos y artículos de tocador, Tabacos, cigarros y cigarrillos, Barajas, Turismo, Cemento, Apuestas mutuas en los Hipódromos, Fósforos, Herencias y donaciones, Internación, Fabricación y cifra de los negocios, Alcoholes y bebidas alcohólicas. Sobre estas extrañas musas habla el poeta laureado de las fiestas centenarias de Chillán. En resumen, una obra de gran interés técnico, un texto de consulta y además, una fuente precisa de informaciones sobre tributos, dentro y fuera de Chile.



(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal dia como hoxe, pero de 1943...)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 23-08-2014 15:19
# Ligazón permanente a este artigo
Sobre WALDO FRANK

Ao escritor norteamericano Waldo Frank (1889-1967) adicaoulle RSP no ano 1942 varios artigos;xa publicamos un escrito o 4 de agosto de ese ano e que se pode ler ao pé.
Neste breve texto de hoxe, fai referencia a unha conferencia pronunciada por Waldo en Santiago de Chile onde explica a causa do mal que está suceder no mundo da època e na que se fala tamén de España...

21 de agosto de 1942

LA GUERRA POR DEBAJO


Por Ramón Suárez Picallo



Waldo Frank, pese a su edad y a los últimos incidentes que pudieran afectarle, conserva intacta aquella facultad más admirada de su personalidad intelectual, que consiste en sugerir mucho más de lo que habla y escribe. Su primera conferencia, en esta su tercera estada en Chile. “La guerra por debajo de la guerra”, es, en ese sentido, uno de los más ricos frutos de su ingenio.
Sus consideraciones sobre la tragedia, como fuerza impulsora de las grandes creaciones humanas, junto con la significación social, civil y revolucionaria, que atribuye a la lucha actual, constituyen la más justa explicación del porque esta en llamas el mundo: “El alba, la luz del conocimiento y de la Libertad, sólo llega para el hombre a través de la tragedia” –vino a decir- “Lo esencial –agregó- es que los pueblos sepan levantarse, como entidades orgánicas, hasta la luz consciente de la tragedia. Sólo lo lograron en la antigüedad los griegos y los hebreos. Y en la actualidad, el pueblo español”. Y aquí en esta última afirmación del gran escritor norteamericano, Unamuno, el espíritu de Unamuno, volvió a iluminar el espíritu del autor de “España Virgen”.
Por el hombre, por amor al hombre, por la libertad del hombre, para que el hombre pueda trocar el acero de su espada en fecunda reja de arado las fuerzas de la tragedia están operando sobre la carne viva de la humanidad.
Los pueblos que lo entienden así, son los que nacen, viven y renacen en el decurso del tiempo y de la historia.
Artigo sobre Waldo Frank
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 21-08-2014 00:39
# Ligazón permanente a este artigo
SOBRE ELEANOR ROOSEVELT
1 de junio de 1944

UNA GENTILEZA DE LA SEÑORA ROOSEVELT


Por Ramón Suárez Picallo

La señora Eleanor Roosevelt, esposa de el ilustre presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, nos cuenta, desde siempre, entre el número de sus admiradores más devotos. Hemos dicho alguna vez, desde aquí mismo, que ella, con la Reina Isabel de Inglaterra y Madame Chiang–Kai–Shek, forman la gran trilogía femenina de esta guerra dentro de la órbita democrática. En el campo de enfrente, dentro de la zona totalitaria, no puede hablarse de mujeres, porque es, el suyo, “un régimen para hombres solos”; no hay allí más mujeres que las soplonas de la Gestapo y las carceleras de los campos de concentración.

Pues bien; de las tres damas ilustres que ilustran este periodo de la Historia de sus grandes países –Estados Unidos, Inglaterra, China– nos parece especialmente interesante la Señora Eleanor, gran ama de casa, periodista y escritora, conferenciante y mitinera y, sobre todo, franca y liberalota, sin pelos en la lengua cuando habla de los problemas del mundo. Por serlo así, fue acusada alguna vez en su propio país, que preside y comanda en jefe su eminente consorte –y quiera dios que lo presida y comande por muchos años– de “roja” “comunista” “revolucionaria” y otros excesos de idéntico jaez; y por eso mismo, no faltó ocasión en que artículo y discursos suyos, hayan tropezado con el lápiz rojo y censor de la fea y antipática “Doña Anastasia” –la censura– dispuesto a enmendarle la plana, cortándole las alas a su atrevido pensamiento, político, social y económico.

Mas, nadie crea a la vista de tales antecedentes, que la Señora Presidenta, sea por eso, mujer de gritos dar y armas tomar, sin ternura y poco femenina. Por el contrario, es su exquisita feminidad maternal y la ternura a ella inherente, la que dicta muchas de sus actitudes, gestos y palabras a favor, siempre, de los de abajo; a veces, enfrente a los compromisos y a las buenas maneras de la diplomacia. Agrega a tales condiciones, la agudeza sutil y el buen sentido práctico, de aquellas buenas mujeres yanquis compañeras excelsas de constructores y pioneros que no bailaban swin y sólo bebían café con leche o leche con café, después de los opulentos platos de buey estofado, aderezados con patatas y zanahorias. En este sentido, sin dejar de admirar a la “Señora Ana” de la Casa Blanca pensamos con emoción de la matrona de Hyde Park, Madre y abuela de robustos mozos, admiradora de una honesta casa de familia. ¿Y en política? Hemos conocido a cierto político viejo, gobernante de su país, que cuando le hablaban del tema, afirmaba convencido: “En política, en mi casa, siempre tienen razón, mi mujer, y mi nieto más pequeño” Es posible que no piense de otro modo el gran Presidente del Norte, aunque, a veces tenga que decir lo contrario.

¿Que a qué viene este elogio y este recuerdo de la señora Roosevelt? Pues viene a cuento, a la vista de una resiente sutileza suya, comentando el reciente y tan zarandeado discurso de Mr. Winston Churchill en la Cámara de los Comunes, con motivo de la celebración del “Día del Imperio Británico”.


NADA HAY NUEVO BAJO EL SOL

Como se sabe fue aquella, una de las oraciones más comentadas, llevadas y traídas de cuantas lleva dichas el jefe del gobierno de Su Majestad Británica en los últimos tiempos, especialmente en la extensa parte que se refiere a España y a su actualidad política. En relación con Inglaterra, los comentarios fueron variadísimos; desde la diatriba y la desilusión, hasta el intento dificilísimo, de justificar, cohonestar, conjugar y hacer compatibles la médula ideológica y democrática de esta guerra, con el espaldarazo dado a un régimen político, absolutamente antidemocrático, con origen y apoyo en la Roma fascista y en el Berlín nazi.

Pero dejemos a los comentaristas del pro y del contra del discurso de Churchill, y volvamos a la Señora Roosevelt, que lo ha enjuiciado con singular donaire y aguda sutileza. Al respecto transcribimos: Interrogada en una conferencia de periodistas, acerca de los “notables” sentimientos amistosos manifestados por Churchill acerca de España, la Señora Eleanor, contestó: “Creo que él ha pensado de una cierta y misma manera, durante sesenta años, y no creo que desee, ahora, cambiar de opinión y, en concordancia con ella, sigue pensando sobre España”.

Justísimo, señora: exacto de toda exactitud. Para los ingleses, para los españoles, y para el resto de los europeos “siempre hubo una Inglaterra”, exaltada por Rudyard Kipling y Madariaga, y censurada por Guerra Junqueiro. Pero siempre una Inglaterra de la que es glorioso continuador este viejo Churchill, enérgico, realista, y tozudo servidor de ella, antes, por encima y después, de todas las ideas, por bellas que éstas sean. Para ella, España son las minas de Río Tinto y de almacén, el wolframio de Galicia y el hierro de Bilbao; el peñón de Gibraltar, la bahía de Algeciras y los ríos de Galicia. Junto con las delicias del clima y de los vinos de Andalucía, las naranjas de Valencia y las cebollas de Betanzos, estupendas para hacer pickles. ¿Nuestro señor don Quijote? Un chiflado, a veces pesadote y aburrido, con su manía de desfacer entuertos y libertar cautivos, contrario a lo “realista”. A lo “razonable” y a lo “juicioso”.

Apañados estarían los ingleses, si frente a los nazis tuvieran que echarle a mil don Quijotes, armados de punta en blanco, invocando en las batallas, el sentido servicio de la señora Dulcinea del Toboso. Eso está bien para los españoles que perdieron la vida, el tiempo y los bienes en tan desatinadas empresas. ¡Y así les creció el pelo!

Nada nuevo, pues, hay bajo del sol, antes, en después del tan mentado discurso del ilustre Premier británico. Hay lo que hubo siempre: Inglaterra, hoy enfrentada en la lucha de vida o muerte por su existencia contra feroces enemigos. Lo dice la Historia y lo ratifica la señora de Roosevelt, justificando y explicando la continuidad de un pensamiento, sin entrar a discernir si es bueno o malo ese pensamiento.

La cuestión es para el resto de los europeos, saber hasta donde sus ideas, sus anhelos y sus intereses y sus esperanzas, son compatibles con los de los Ingleses, y obrar, en consecuencia, en sus relaciones afectivas o desafectivas con ellos. En este caso, puede ser valedera la teoría del mal menor, que es la que rige, hoy por hoy, en muchísimas amistades. Incluso las que acaba de proclamar míster Churchill en un discurso, que lo confirma como “el hombre de la guerra” aunque le reste posibilidades para ser “el hombre de la paz” No se puede “ dar a todas” y mucho menos cuando se es consecuente con ideas y pensamientos que tienen sesenta años de vida. ¡Con lo rápidas que ahora andan las cosas! ¿Verdad señora Eleanor Roosevelt?

¡Chóquela, pues, ilustre señora! Es usted además, de valiente, resaladísima y estupenda juzgadora de las cosas que están pasando en este bajo mundo, que es, más que nunca el valle de lágrimas de que habla la famosa oración de Fray San Pedro de Mezonzo ¡porque es Ud. al fin, mujer madre, madre y norteamericana: y además muy inteligente!

Y después, los españoles a resolver, como puedan, lo de España: los ingleses a lo de Inglaterra y todos los demás, cada uno a lo suyo y Dios en lo de todos. ¿Las amistades? Ya se verá eso de acuerdo con el dicho que reza: “Amigos sí pero la gallina vale treinta reales”.


(Artigo publicado no xornal La Hora de Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 01-06-2014 02:20
# Ligazón permanente a este artigo
NICOMEDES GUZMÁN, escritor chileno
RSP, comenta como coñeceu ao escritor e poeta chileno no ano 1940 cando a sua chegada ao país como exiliado e destaca tamén as señas de identidade literarias do célebre autor...



2 de abril de 1954
LA FERIA DEL MUNDO
“EL SUR”, DE CONCEPCIÓN

Ante un gran escritor chileno NICOMEDES GUZMÁN


Por Ramón Suárez Picallo

Hemos conocido a Nicomedes Guzmán, a los pocos días de llegar a Chile, allá por el año 1940, después de haber actuado en la guerra civil española y de haber estado en Francia, en los EEUU y en la república Dominicana. Veníamos fatigados de recorrer áridos caminos y anhelábamos reposar, física y espiritualmente, en algún oasis del mundo. Chile, este Chile de Dios, nos ofreció remanso y reposo. Todo Chile, pero muy especialmente sus intelectuales: periodistas, poetas, escritores y artistas de todas las artes, que nos acogieron, a los republicanos españoles, con el corazón y los brazos abiertos de par en par, ofreciéndonos bienes y dones de valor imponderable; su fraternal hospitalidad, su libertad y su paz espiritual, de las que mucho habíamos menester. Y otro bien más, el de dialogar con nosotros de igual a igual y el de admitirnos, como hermanos, en la participación de su cotidiano trabajo.

El encuentro con Nicomedes Guzmán fue en un famoso bar de la calle Estado, ya desaparecido, donde se comía, se bebía y se discutía sobre lo humano y lo divino, cada cual a su gusto. Entre los intelectuales chilenos que nos hacían el honor de escucharnos, había maestros consagrados –D´Halmar y Edwards Bello, entre otros- y jóvenes que estaban iniciando su carrera literaria. Entre estos últimos, estaba un escritor de aire amuchachado, o, como quien dice, el Benjamín de la tertulia. Sencillo y modesto, escuchaba atentamente lo que se decía. De cuando en cuando aparecía una frase o una palabra que le sonaba bien; preguntaba sobre ellas y luego las anotaba cuidadosamente. Después de la charla en comunidad, Nicomedes Guzmán -que así se llamaba el muchacho- quiso hablar con nosotros en amable diálogo de tú para tú. Los nombres de García Lorca, de Antonio Machado, de Don Miguel de Unamuno, de Valle Inclán y de Juan Ramón Jiménez, fueron el hilo de oro para el nacimiento de una fraternal amistad, tan sólida y tan cordial, que se mantuvo y se mantiene a través de quince años, con intervalos de tres o de cuatro, sin vernos ni hablarnos, y cada reencuentro es siempre para nosotros, una verdadera fiesta; mismamente como si nos viésemos ayer en la tarde.

Días pasados nos dimos de manos a boca con el amigo escritor en una calle santiaguina. Él nos había obsequiado antes con amable dedicatoria, todas sus obras, menos dos que nos dio ahora: “Antología de Cuentos de Baldomero Lillo” y “Una Moneda al Río”, colección de ocho narraciones en forma de cuento o de novela corta, editada recientemente con los máximos honores por “Monticello College”, de los Estados Unidos de Norteamérica; y que a nuestro juicio, resume la vocación y la maestría de uno de los más distinguidos escritores de cuentos, estampas y leyendas populares de toda nuestra América. Sin contar sus obras maestras: “La Sangre y la Esperanza”, galardonada con un Primer Premio Municipal y “La Luz Viene del Mar”, novelas de plenitud literaria, en técnica, en estilo y en emoción. “La Ceniza y el Sueño”, (poema), “Los Hombres Obscuros”, “La Carne Iluminada” y “Por esta luz que me alumbra”, completan la obra de Nicomedes Guzmán, como escritor popular de primerísima jerarquía en la historia de la literatura chilena y aún de la hispanoamericana. Dentro de poco, según nos dijo, saldrán a luz nuevos títulos.

Leyendo y releyendo cronológicamente los libros de Nicomedes Guzmán, se aprecia, a simple vista, el ahincado afán del escritor, por perfeccionar su técnica, su estilo y su lenguaje. Y, además, por humanizar, con ternura y con emoción creciente, sus temas predilectos, de la más limpia estirpe popular. Si la frase no estuviese gastada y desgastada, por demagogos irresponsables e indoctos, diríamos que es un “escritor proletario”. Pero recordamos, con cierta repugnancia, a muchos escritores que, sin haber conocido al proletariado más que a través de mitines, libros y asambleas, concentraciones y demás virguerías tontas de remate, se califican como tales, no queremos colgarle tal Sambenito a Nicomedes Guzmán.

Preferimos llamarle escritor popular, categoría que, según explicaba a sus discípulos Juan de Mairena, de la inexistente Universidad de Chipiona, creada por Antonio Machado, es la más alta jerarquía a que puede aspirar un hombre de letras. Escritor que es, en carne, hueso, sangre y palabra, el pueblo mismo, sufriendo, protestando, soñando y esperando.

La maravilla de consubstanciación entre el escritor y su tema, la explica el propio Nicomedes hablando de su infancia y de su adolescencia física y literaria:

“Trabajé desde pequeño. Y me alegro de ello. La vida en el trabajo precoz comúnmente para hombres mayores, me fué una escuela dura, pero maravillosa. Los urgentes menesteres hogareños obligáronme a enfrentarme a la visión de un mundo en mucho espantable, desconcertarte y sin embargo, ejemplarizador. Fuí acarreador de cajas en una fábrica de artículos de cartón, ayudante de chófer, mandadero, ayudante de tipógrafo y encuadernador y otros menesteres, hasta que pasé a ocupar el más humilde puesto en una modesta oficina de corretaje de propiedades. Aquí comienza tal vez mi formación intelectual. Y en este lugar conquisté algunos de mis más caros afectos ajenos al hogar. Entre estos afectos se destacaban dos máquinas de escribir, dos aparatos, el uno viejo como una locomotora derrengada, y el otro más joven, brioso, si así puede decirse; pero, ambos materia siempre dispuesta a mi curiosidad y a mis afanes de echar a perder carillas.

-Antes, y sin que yo discerniera acerca de ello, había escrito algunas viñetas literarias que enviaba, muy esperanzado, a una revista infantil. Deben de haber sido terriblemente malas, puesto que no eran publicadas. Mi buena y heroica madre, observándome, me aconsejaba tierna y piadosamente: “Déjate de cosas, mi hijo. Si no te toman en cuenta. Eso de escribir es cosa para gente adinerada”.

-Por esta época ya no enceraba el piso de la oficina ni salía a pegar carteles de alquiler a las calles. El negocio había prosperado. Y era el flamante secretario de la brillante empresa comercial. Asuntos bursátiles, loteos de sitios, compraventa de propiedades, parcelaciones rurales, cobranzas de arriendos, correspondencias varias, y depósitos en el banco, no eran obstáculos para que mis aficiones literarias y deportivas, se sintieran en plena libertad...

Así nació el escritor y así se formó el hombre, con quien acabamos de tener un nuevo diálogo y un nuevo encuentro, mientras pocas horas después, lo seguíamos leyendo en un vespertino de la capital en una de sus nuevas y cada vez más bellas estampas de color, sabor y emoción populares.


(Artigo publicado no diario "El Sur" da cidade chilena de Concepción tal día como hoxe pero de ...1954)
Para saber máis de Nicomedes Guzmán
Nicomedes Guzmán en wikipedia
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 02-04-2014 00:18
# Ligazón permanente a este artigo
LE CORBUSIER EN MARSELLA
A Unidade Habitacional de Marsella foi un proxecto referente na obra do xenial arquitecto Charles-Edouard Jeanneret-Gris. A difusión desa noticia foi toda unha revolución no xeito de concebir os edificios na cidades despois da Segunda Guerra Mundial. RSP faise eco na prensa chilena do proxecto do arquitecto suizo, Le Corbusier, pai da arquitectura moderna.


9 de febrero de 1949

UNA CIUDAD DE PIE


Por Ramón Suárez Picallo

Julio Camba, el fino humorista gallego, trotamundos y criticón de cuanto ha visto y oído, tuvo una frase feliz para juzgar a Nueva York, especialmente a Manhattan: le llamó “la ciudad con las calles puestas de pie”. Se refería a los rascacielos más grandes y con más población que muchas calles que él conocía.

Y ahora, para que se vea cómo una metáfora puede tener realidad y fuerza creadora se anuncia que en Marsella, la inmensa, intrincada y pecaminosa urbe francesa del Mediterráneo, va a construirse una “ciudad vertical”; es decir una ciudad puesta de pie. Trátase de un inmenso edificio de 17 pisos, con capacidad para alojar a unas dos mil personas con todos los servicios locales propios de una villa francesa bien organizada: mercado, barrio comercial, capilla, clubes deportivos y culturales, playa balneario, jardines infantiles, teatro y otras bicocas que ya quisieran para sí muchas y muy prestigiosas ciudades de Francia y de otras partes.

El proyecto es del famoso arquitecto Le Corbusier, que aburrido sin duda de la vieja Marsella, con su inverosímil barrio, sus carboneras, su paseo de la Caneviere y sus feroces luchas políticas, todo muy propio de todas las “ciudades acostadas y tendidas”, quiere hacer una nueva, puesta de pie, orientada hacia el cielo, en busca de luz y de aire puro en procura de iluminar y purificar los cuerpos y las almas de los nuevomarselleses, que así deben llamarse los habitantes de la ciudad vertical.

La noticia dice que habrá en la nueva urbe toda clase de “servicios públicos” ¿Municipio? ¿Concejales? ¿Acaso alguna asamblea nacional? En ese caso “Tableau”. Porque vendrán detrás los partidos, los sindicatos; los de este lado y los del otro lado y adiós ciudad, vertical y todo, que es capaz de acostarse como todas las otras para reposar de tanto rebumbio, con lo cual Le Corbusier habría perdido ingenio y tiempo y los ciudadanos habrían cambiado de postura sólo por muy poco tiempo.

De todas maneras es cosa de alegrarse con el proyecto. Si se lleva a efecto habrá que oír a los marselleses hablando de su prodigiosa obra, ellos que ya ahora tienen fama por su fantasía y su exagerado optimismo, de ser los andaluces de Francia.
Las Unidades habitacionales de Le Corbusier
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 09-02-2014 14:52
# Ligazón permanente a este artigo
LA CASA, EL PATIO Y EL JARDÍN ESPAÑOLES
Antonio Jaén Morente (Córdoba,1879 - San José de Costa Rica,1964) foi un historiador e político español, profesor de Instituto, en Córdoba. Gobernador civil de Córdoba e Málaga en 1931, diputado de Izquierda Republicana en 1936 e embaixador en Perú en 1933 e Filipinas en 1937-1939. Tras a Guerra Civil marchou ao exilio, primeiro a Ecuador y logo a Costa Rica donde finou.
RSP lle adica este artigo cando impartiu un curso de verano en Santiago de Chile en 1949...



24 de enero de 1949

LA CASA, EL PATIO Y EL JARDÍN


Por Ramón Suárez Picallo

Don Antonio Jaén Morente, ilustre profesor español de Historia, Geografía y Arte Colonial en América, en un curso a su cargo en la Escuela de Verano de la Universidad de Chile, dictó días pasados una bella conferencia sobre la casa, el patio y el jardín en la arquitectura civil española y americana.

Antonio Jaén es uno de los más finos y cultos espíritus de su tierra y de su generación, lanzado por los áridos y resecos caminos del mundo, después de la guerra que asoló a España, primero a Europa, después, quien sabe por qué extraño designio estético, le fallaron los ojos y se quedó semiciego; pero en los archivos de su espíritu superior quedaron registradas para siempre las saudades y las emociones de la casa, el patio y el jardín, que son en su Andalucía, remanso, templo ágora y descanso, cuna del nacer y tumba del morir.

La conferencia, más allá y por encima de estilos y de cánones artísticos, fue una especie de oración conmovida y conmovedora que resume Rosalía de Castro, en su despedida al emigrante:

“TANTAS LEGUAS MAR ADENTRO, MIÑA CASIÑA, MEU LAR”

Antonio Jaén y sus conferencias en la Universidad de Chile, son una estampa de amorosa angustia, proyectada a una lejanía espiritual, cargada de formas y gracias, que como diría Unamuno, la remembranza de un amado bien perdido y la esperanza de un bien muy deseado…

Después vienen las iglesias, los monasterios, los pórticos y los cruceros, las imágenes, y las otras filigranas buriladas, en monumentos civiles, militares y religiosos, sembradas por España a lo largo y a lo ancho de su extensa heredad espiritual e histórica en América, y que le dan en el mundo carta de rectoría.

El viejo legislador, maestro y diplomático que es Antonio Jaén, airea y espile en estos días, desde su cátedra chilena, estos temas de valor eterno, por su belleza y por su fuerza de eternidad en el tiempo y en el espacio.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe 24 de xaneiro de... 1949)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 24-01-2014 01:55
# Ligazón permanente a este artigo
CERVANTES

Miguel de Cervantes naceu o 29 de setembro de 1547 e con motivo de cumplirse os 400 anos do seu nacemento no ano 1947 RSP publicou na prensa chilena esta breve reseña.


9 de octubre de 1947

CERVANTES


Por Ramón Suárez Picallo

Pues bien; hace hoy cuatrocientos años, en una iglesia parroquial de Alcalá de Henares, a la orilla de un río que riega el sediento rús castellano, se labro el acta de nacimiento del que habría de ser, con el andar de los siglos, padre, artífice y maestro mágico de esta genial creación artística que es el Idioma Castellano: don Miguel de Cervantes Saavedra, a quien el mundo civilizado rinde en estos días, obligado tributo y rendida admiración y reverencia. Estudiante de la Universidad Complutense, viajero por la Italia del Renacimiento, soldado en las naos cristianas de Lepanto, cautivo varios años en Argel, y luego más tarde, peregrino en la tierras de su nacimiento, hasta morir en ellas, sin sepulcro nominado en el patio de un convento de Madrid, situado en la calle del León, esquina de la del Franco; a modo de símbolo de un pueblo que por escasez de tierra vive en los espacios infinitos, o en los siete palmos de una tumba. No es el caso hacer hoy en esta columna la semblanza bio-bibliográfica del genial actor del “Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, de “Las Novelas Ejemplares”, de los “Entremeses” y de las “Tragedias”, que dan lustre y brillo refulgente a nuestro “Siglo de Oro”. Se hablará de todo ello en otros lugares de esta misma edición de “La hora”, dedicada a recordar, exaltar y enaltecer al escritor que fijó para siempre la estructura, la gracia y el sortilegio misterioso de uno de los más bellos idiomas del mundo; y que, además, en la obra magistral pergeñada por su mano única perfiló a todo el género humano, en las figuras sin para de Don Alonso de Quijano, el bueno y el justo; de Sancho Panza, el práctico, y de Dulcinea del Toboso, el ideal inconcreto, inmaterial e inaccesible del Amor encarnado en una mujer que su amador no conocía personalmente y que sólo la presentía en su cabeza perturbada por sublimes locuras caballerescas.

Un minuto de solemne y sonoro silencio, pues, sea hoy sobre los siete mares y los seis continentes del mundo, en loor y homenaje de Don Miguel de Cervantes Saavedra, padre de Don Quijote de la Mancha, y artífice inmortal de una lengua, en la que se dicen las magníficas palabras: Dios, Madre, Patria, Amor y Libertad.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 09-10-2013 00:25
# Ligazón permanente a este artigo
MORÉ ROJAS, médico exiliado en Panamá
RSP fala do urólogo Sebastián Moré Rojas por mor dunha homenaxe que lle tributan na capital chilena os republicanos españois alí residentes.

Na páxina 706 do libro que ilustra este artigo fálase de Sebastián Moré Rojas.

6 de agosto de 1942

EL DOCTOR MORÉ


Por Ramón Suárez Picallo

Los republicanos españoles de Santiago de Chile, le tributan esta noche un cariñoso homenaje de despedida a su compatriota y correligionario, el ilustre médico doctor Sebastián Moré, que uno de estos días se ausenta para Panamá.

El doctor Moré vino, con su esposa y su hija, como refugiado político, después de la guerra. Y, sin menoscabo para nadie, puede asegurarse que es la personalidad más destacada de todas las que llegaran aquí. Especialmente en urología; gozó en España, de enorme prestigio y fue médico, antes y después de la Republica, de las más distinguidas familias madrileñas. Dirigió uno de los mejores sanatorios-balneario de la Península, y dio a su especialidad valiosas aportaciones científicas. Estuvo varias veces en Francia y en Bélgica, donde gozó de las más altas consideraciones de sus colegas más ilustres. Excusado es decir que el doctor Moré, tenia en España una magnifica posición social y económica.

Pero, además de todo eso, el doctor Moré es un demócrata de profundas convicciones, y un patriota español de la mejor ley; por ello, al producirse la guerra sirvió incondicionalmente a la República, como médico y como ciudadano, allí donde sus servicios eran necesarios: en el fragor de los obuses de la artillería y bajo las bombas de la aviación. Terminó la guerra y corrió, con sus demás compatriotas, los caminos de la emigración.

Por causa de la falta de reciprocidad en los títulos académicos, en Chile, no pudo el doctor Moré ejercer su profesión; pero mantuvo con sus colegas chilenos, una amistad cordial y científica. Se defendió realizando algunos trabajos de laboratorio mientras los suyos trabajaban en menesteres manuales. Centenares de niñas chilenas, tienen en su mesita de cabecera, deliciosas muñecas españolas, hechas por las manos primorosas de la señora Moré, su heroica y valiente compañera.

Pese a todo ello, en la emigración, jamás perdió el doctor Moré el buen humor, ni la cordial bonhomía, ni se cerró, si no que se abrió más, la ancha generosidad de su espíritu. Centenares de compatriotas adoloridos llegaron a él en busca de remedio para el dolor físico; pero más aún, a consultarle males y dolores del alma. Su consejo, su palabra, y aún otras cosas, fuéronles dados por él a cuantos lo hubieron menester, con paternal ademán.

La gratitud es, desde siempre, una virtud española. Y la admiración por los valores morales, también. Para rendirles tributo, en la figura del buen doctor Moré, se reúnen esta noche los republicanos españoles. Vibrará en la reunión la fuerte fraternidad espiritual, que caracteriza a los grandes núcleos de emigrados políticos, al conjuro del recuerdo de la Patria, y en torno a quien la representa -como en este caso-, con altísimo decoro; y habrá para el viajero un voto unánime:

Que sus nuevos caminos le sean florecidos, como una mañana de primavera.


(Artigo publicado no xornal chileno La Hora tal día como hoxe pero de... 1942)
Sobre Sebastián Moré Rojas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 06-08-2013 00:31
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal