A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

NOVA CARTA A REGUEIRA -5-
Hai 80 anos,tal día como hoxe, RSP escribiulle a Fco. Regueira dende o Congreso de Diputados.
Esta é a quinta carta que reproducimos. (ver o apartado Correspondencia con Francisco Regueira.)

Palacio del Congreso, Madrid
Madrid, 28 de marzo de 1932
Sr. Francisco Regueira

Inolvidable amigo mío:
Hace una hora recibí tu carta. Tu carta larga y magnífica, de letra amplia y esbelta como tu espíritu –ya sabes que soy grafólogo. Bien deseada la tenía. Porque no te digo nada nuevo, si te afirmo que cada día vivo más con vosotros, al lado vuestro, con vuestras ideas, y con vuestras orientaciones; porque cada día me convenzo más de su eficacia. Por eso, a toda costa, ese block debe mantenerse intangible. Ese bloque pasará a la historia de Galicia. Y porque tus cartas me son necesarias como el pan. Traen aires de fe y de optimismo, que han de ser la tónica de nuestra política creadora. Creadora de un pueblo, nada menos que de un pueblo. Y porque nuestra amistad, más allá del bien y del mal, y por encima de todas las pequeñas cosas, es inmortal. Muchas cosas me dices, amigo mío, para contestarlas así de un tirón. Veremos si contesto a las más importantes.
[…]
Pero, sobre todo, la gran obra de Galicia. Galicia es un verdadero milagro de Gracia, de unidad espiritual, de orientación política y de periodismo. Y no lo digo yo. Lo dicen aquí todos, y lo dirán públicamente como verás muy pronto. Castelao, Otero, Vilar Ponte, Risco, Filgueira, todo cuanto es algo. A propósito, en ocasión del mitin de Santiago –que como el de Lugo fueron verdaderos sucesos políticos–, estuve en el Seminario. Allí hablé de vosotros. Se me escuchó con unción. Se me prometió enviaros las publicaciones todas. Ya me dirás si las habéis recibido. Aquello es maravilloso. Un dato. Un rapaz de 18 años está preparando una obra con 1.000 dibujos sobre instrumentos de labranza en Galicia. Y otro sobre artes de pescar, etc. etc. Nos viene detrás una generación excepcional, llena de fe, de fervor, y lo que es más, de deseos de lanzarse por el camino de la Tierra a predicar la Buena Nueva. Nuestro Partido es un hervidero, un crisol maravilloso. De ahí debe venir el estímulo, el acicate cada día más eficaz. Tú que tienes como yo una viva emoción política, sigue siendo el animador y el componedor.
Nada más. Un fuerte abrazo de tu,
Ramón Suárez Picallo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Correspondencia con Francisco Regueira - Publicado o 28-03-2012 09:36
# Ligazón permanente a este artigo
Nova carta de RSP a FCO. REGUEIRA -4-
Madrid, 30 de enero de 1932

Sr. Francisco Regueira

Inolvidable amigo mío:

El mismo día en que fue aprobada mi acta, te escribí una larga carta. Era la primera que escribía en cuanto obtuve un instante de reposo, después de un ajetreo sin igual, con su “aquel” de aventura y también de angustia por el salto inesperado. No recibí contestación a ella, a pesar de esperarla con verdadera ansiedad. Recibí otras, cientos de ellas, en todos los tonos. Pero ni la cantidad ni la calidad –salvo las tres o cuatro excepciones del grupo– sirvieron ni sirven para cubrir el vacío de unas líneas personales tuyas.
¿Qué te ocurre? Te conozco mucho. Te sé capaz de desfogarte valientemente cuando las actitudes y las actuaciones te ofrecen reparos. ¿Es que defraudé la gran fe que en mí habías puesto? Yo no olvido nunca aquella fe. Y en algunas de mis actuaciones, tu figura física y tu figura moral y mental, perfectas, pasan ante los ojos de mi espíritu, no sé si animándome o poniéndome reparos. Por mi parte, me creo merecedor de tu fe, y cuando vuelva ahí –que volveré– espero recibir el mismo abrazo tuyo que recibí en la hora inolvidable de la partida.
Aquel abrazo del “Mundial”, cuando para hacerlo más expresivo me levantaste en vilo. Digo esto, porque no quiero suponer que tú pienses que pude haber cambiado. Por lo menos en las características que hicieron de nosotros dos, los amigos, los confidentes, los que nunca nos aburríamos juntos, porque siempre teníamos algo que decirnos. Ni tampoco en el ideal común que nos unía a nosotros dos de un modo especial, distinto, incluso, del ideal que unía a nosotros a nuestros más próximos amigos. Nuestro programa –el programa del famoso manifiesto del 17 de diciembre de 1930– está cumpliéndose al pie de la letra en Galicia, y en él estriba todo el porvenir político de nuestra Tierra. Gloria para ti que lo concebiste, y para mí que le di forma. Este solo hecho, sin contar otros, que fueron la génesis de aquel manifiesto, y de donde partió nuestra actuación posterior, y sin contar la claridad diáfana de nuestra amistad, nos unen a ti y a mí por encima de todo.
Ello, y la seguridad que tengo de que fuiste uno de los principales factores –el principal entre todos– de mi viaje, te darán la pauta de mi estado de ánimo al no recibir unas líneas tuyas, con tu opinión, tu consejo, tu orientación, y, sobre todo, el hálito espiritual de tu afecto. No te hablo de política, porque de eso sabéis ahí más que aquí. Además, El Pueblo Gallego refleja el estado de la nuestra. No obstante, sobre matices y submatices, si me escribes –que espero lo harás– hablaremos cuando tú quieras, con mucho placer, además. De las cosas de ahí estoy enterado por Galicia, que sale cada vez mejor de forma y de fondo. Y por hoy nada más.
Un abrazo a todos los nuestros, y tú manda a tu invariable, incondicional y fraternal amigo,

Ramón Suárez Picallo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Correspondencia con Francisco Regueira - Publicado o 30-01-2012 00:25
# Ligazón permanente a este artigo
CARTA DE RSP A FRANCISCO REGUEIRA -3-
Unha nova carta de Ramón Suárez Picallo ao seu amigo Francisco Regueira escrita tal dia como hoxe pero 78 anos atrás...

Madrid, 2 de noviembre 1933

Sr. Francisco Regueira

Mi querido e inolvidable amigo:

Acabo de llegar de Galicia con el título de Bachiller en el bolsillo, y una nueva matrícula de Honor en “Agricultura y Economía agrícola”, y, además, de dar cuatro o cinco mitines galleguistas. Al llegar, entre 170 piezas de correspondencia, hallo la tuya y otra de Meilán con todo lo pedido. Un millón de gracias por eso. En cuanto a lo otro, el resto de tu carta, sólo con esta lágrima que está pugnando por caer, se puede pagar tal caudal de afecto, de lealtad, de “derechura” y de aliento como el tuyo. Esa esbelta generosidad, esa clara amistad resalta más en mi ánimo cuando en mi redor –salvando la excepción que son los nuestros– sólo veo espectáculos de cativez sórdida, de envidias impotentes. Esos alientos tuyos y los que me tributa la parte más noble de nuestra Galicia –los labriegos y los marineros que me quieren con verdadero fervor–, alumbran el camino de mi vida. Tú porque me conoces y me quieres, y ellos porque, sometidos eternos, escuchan de mis labios palabras de fe y de esperanza jamás escuchadas, porque quienes les hablaron no la tenían, y porque llega hasta sus almas el temblor fraternal que estremece la mía. ¡Es algo maravilloso nuestro pueblo! Intuye, presiente y juzga con claridad poco común. El galleguismo es lo único que les merece fe. También somos los únicos que nos acercamos a ellos y a sus problemas. Vé: el penúltimo domingo hablé en Tomiño, el último en Maniños y Ferrol, y el próximo hablaré en Abegondo, y así sucesivamente. Los grupos surgen por todas partes. Galicia se cubriría de ellos si el Partido tuviese personas pagadas, dedicadas exclusivamente a organizar.
¿Viste la Reforma Agraria? Os la envié, y espero que la publiquéis.
Hoy leí a Zulueta el párrafo de tu carta. Así que llegue Gordón Ordaz lo saludaré pues es buen amigo mío. Vuestra actitud con referencia a él fue un acierto político que puede tener consecuencias muy felices. Es muy amigo de Gallástegui, y Gallástegui es afiliado al Partido nuestro. Y, además, Director de la Misión Biológica, el gran Laboratorio de la Galicia nuestra. (Porque Galicia será “nuestra”, absolutamente nuestra.) ¿De qué más quería hablarte? Ya me acordaré. Por lo de pronto, mis saludos cordialísimos a toda nuestra gente, y tú recibes el abrazo fuerte y largo de tu invariable,

R. Suárez Picallo
Outras cartas a Fco. Regueira
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Correspondencia con Francisco Regueira - Publicado o 02-11-2011 00:12
# Ligazón permanente a este artigo
UNHA CARTA DE R. SUÁREZ PICALLO A FRANCISCO REGUEIRA -2-
Publicamos hoxe esta carta que lle envía desde Santiago de Compostela Ramón Suárez Picallo ao seu amigo en Buenos Aires Francisco Regueira. Neste intre, Suárez Picallo era deputado, aínda que as cortes disolveríanse en decembro e el non renovaría a súa acta.
A carta foi previamente publicada en Orientación Gallega de xaneiro-febreiro de 1964 polo propio Regueira. Agradecemos a Hernán Díaz que a trasncribira e nola achegara.


Santiago de Compostela, 28 de septiembre de 1933
Sr. Francisco Regueira:
Meu querido amigo:
O Partido Galleguista aumenta dia a dia a zona dos seus amigos. Cada dia aparece máis nidia a sua misión rectoral e vanguardista na política galega. Pr-o ainda non “conta” nos cálculos electorales dos amañadores de elecciós. De total-as maneiras, na loita electoral que se aveciña fará un reconto de forzas e poida…, poida que dea sorpresas. É posíbel que as Cortes se disolvan un dia d’estes… Por eso convén que me escribas a Sada onde pasarei a “invernada”.
Blanco Amor eiquí anda. Pasóu un mes en Sada. Tivemos pr-á ti e pr-á todol-os bós e xenerosos dáhi lembranzas agarimosas. Unha noite ceamos na miña casa Alonso Ríos, Pita, él i-eu. Noite de revista xeneral a todos vos. Recordos i-esperanzas.
Nada mais por oxe. Recordos a todos e pr-á ti, meu dilecto amigo i-animador, unha apreta fonda, moi fonda, de
Suárez Picallo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Correspondencia con Francisco Regueira - Publicado o 13-11-2010 10:59
# Ligazón permanente a este artigo
UNHA CARTA DE RSP DESDE A FRONTE A FCO.REGUEIRA -1-
Carta a Francisco Regueira (Fragmento publicado en A Nosa Terra)

PAROLAS DE FE E D’ESPERANZA

subir imagenes
Milicianos en Barbastro, 1938


Da marcha da guerra non che direi nada. Estades ahí ben informados. Pasamos horas de moita angustia. Pero trunfaremos. De eso non che queipa dúbida. Asombra descubrir agora cantas eran as reservas morales e físicas de Hespaña. E da insuperable carraxe pensar que todas esas reservas estaban afogadas por unha minoría inepta, semifeudal, cega e suicida, tendo baixo as súas gadoupas a un grande pobo, cego e depauperado. Teño fé n’esas reservas, no instinto de inmortalidade deste pobo, na súa grandeza que coido que ainda que cubrisen palmo a palmo todo o seu chan de armas automáticas, non triunfarían os traidores. As armas son frías e comeas a ferruxe. O esprito d’un pobo aceso de pasión pola súa liberdade e a súa idependenza, e inmorrente, e trunfa sempre. Eu vino en Aragón baixo bombardeos furiosos e terroríficos reaccionar a berros de fé e de esperanza; vin-o tamén en Barcelona, no medio dos escombros, blasfemando; vexo todol-os días renovando a súa fé, a proba de ofensivas. Vouche a contar un sucedido que presenciei eu e mais un rapas de Negreira moi amigo meu que estaba de xuez en Barbastro. Un medio día apareceron sobre a vila trece trimotores que bombardearon durante sete minutos ¡unha verdadeira eternidade! Tirados n’unha cuneta con nos estaba un pai e dous sapaces seus fillos duns doce e catorce anos. Como os avións estaban vercitales e as bombas caían mais moi preto – un dos rapaces ergueuse e botou a correr pra tirarse mais adiante. Unhos segundos solos, os bastante pra que unha bomba o fixese pedazos. O rapas mais pequeno botouse a chorar berrando ante os cachos do irmán. “Perdón, perdón Papá, diles que se vayan que nosotros no hemos hecho nada”. O pai quedou como fulminado, inmóvil un intre. Mais de pronto quitou da cintura un coitelo e botou a correr berrando debaixo dos avións mostrando ao aire o coitelo: “Cobardes, asesinos, asesinos” e caeu redondo. Cando nos acercamos a él estaba morto. En oito días non conciliei o sono. E a visión tremenda ha de seguirme mentras viva. Esto na retaguardia. No frente hai pra escreber centos de volumens. Sobre un país desta naturaleza non trunfará nunca o frío aterecente da traición, nin as armas por moi automáticas que sean. Un pobo así, trunfa na vida, na morte e mais alá da morte.
Trunfaremos, trunfaremos e pronto.
E por hoxe nada máis. Miñas lembranzas a cantos me lembren. Unha aperta a meu irmán Leonardo, e pra tí o afecto invariabel do teu amigo.


RAMÓN SUÁREZ PICALLO

A Nosa Terra, nº 424, xullo do 1938
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Correspondencia con Francisco Regueira - Publicado o 19-09-2010 10:58
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal