libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

La isla de las mil historias de Catherine Banner
na pequeña isla en medio del Mar Mediterráneo, aislada, pero no olvidada del todo. Cuatro generaciones de una familia con sus roces, amores y contradicciones. Una historia común, bien hilada de principio a fin.

Se podría clasificar como una novela histórica, en la que se cuentan los hechos más importantes que han ocurrido a lo largo del último siglo, como las dos guerras mundiales, el cambio de moneda al euro o la crisis financiera. Pero al estar basada en una pequeña isla, la sensación que más te acompaña durante toda la lectura es la de la estrechez, cotidianidad y el aislamiento que provoca la vida en un pequeño pueblo, cuya única conexión con el mundo es mediante barco. La historia mundial solo importa en cuanto a lo inoportuno de los cambios que provoca en la cotidianidad de la isla. La guerra se lleva a los jóvenes, y muchos no vuelven. La llegada de la electricidad, la televisión o internet cambian las costumbres de la gente. El turismo masivo modifica completamente la forma de vida de la isla. La crisis llena de terror e incertidumbre a todos los personajes.

El hilo conductor de la novela es la vida de Amadeo y sus descendientes. El protagonismo va pasando de padres a hijos durante cuatro generaciones, pero todos tienen en común su amor/odio a la isla y las historias que ha ido recopilando a lo largo de su vida Amadeo. Historias sobre la isla, sobre su gente, historias reales, fantasías y supersticiones.

La familia Espósito está perfectamente descrita y cada integrante de la misma tiene un carácter tan distinto de los demás como ocurre en cualquier familia real. Algunos son fuertes, sobre todo las tres mujeres que acaban tomando las riendas de la familia en algún momento, otros son más débiles. Algunos no pueden imaginar su vida fuera de esa pequeña isla, otros no piensan más que en huir de ella. Algunos tienen claro lo que quieren, otros deambulan por la vida sin destino fijo.

Una historia cotidiana, muy bien ambientada, que engancha rápido y se lee fácil, a pesar de su longitud. Los personajes están muy bien definidos y son muy realistas. Gente buena que comete errores, gente no tan buena que hace cosas bondadosas. Y no le falta su pequeña dosis de humor, sus supersticiones infundadas, milagros y desastres naturales. Como la vida misma.

La isla de las mil historias. Catherine Banner. Traducción de Patricia Antón de Vez. Salamandra. Barcelona, 2017. 512 páginas.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 23-08-2018 13:32
# Ligazón permanente a este artigo
Mejor la ausencia de Edurne Portela
Crecer siempre implica alguna forma de violencia, contra uno mismo o contra aquellos que quieren imponer su autoridad. Cuando además la vida trascurre en un pueblo de la margen izquierda del Nervión durante los años 80 y 90, y todo es heroína, paro, detritus medioambiental, cuando en las calles silban cada semana las pelotas de goma y los gases lacrimógenos y las paredes están llenas de consignas asesinas, la violencia no es sólo un problema personal. Mejor la ausencia nos presenta una familia destruida, atravesada por la violencia de su entorno. Amaia, la pequeña de cuatro hermanos, narra ese entorno brutal desde su mirada de niña y adolescente. Compartimos con ella su miedo, su perplejidad, su rabia, ante un padre que hiere, una madre que se esconde, tres hermanos que, como ella, sólo buscan salir adelante.

Sobre_Mejor la ausencia_def

Amaia es la joven que se enfrenta, hasta alcanzar sus propios límites, a este mundo hostil. Amaia es también la mujer que años después vuelve a su pueblo para encontrarse con un pasado irresuelto. En ese camino de ida y vuelta, en sus huidas y regresos, descubrirá, a su pesar, que nadie escapa del entorno en el que se cría, de la familia que le toca en suerte. Y que reconocerlo es la única manera de sobrevivir.

“Hay una línea honesta sobre la que camina la voz de Edurne Portela, un diario íntimo que sale al ágora con la providencia del que sabe valorar la capacidad de la palabra, la tortura del silencio“, Natalia Cueto Vallverdú, en El Cuaderno

“Mejor la ausencia, cuyo ritmo narrativo resulta cautivador, es una de esas raras novelas, de las que entran pocas en una década“, José Belmonte, Zenda
La escritora Edurne Portela.
La escritora Edurne Portela. Moeh Atitar.

LIBROS LITERATURA Y MEMORIA
Edurne Portela: “No se puede escribir una novela sobre ETA con sangre fría”
La autora del ensayo 'El eco de los disparos' publica la novela 'Mejor la ausencia': sobre ETA, la heroína y el paro en los ochenta en el País Vasco. Mucho más oscura que 'Patria'.
La escritora Edurne Portela.
La escritora Edurne Portela. Moeh Atitar.

LIBROS LITERATURA Y MEMORIA
Edurne Portela: “No se puede escribir una novela sobre ETA con sangre fría”
La autora del ensayo 'El eco de los disparos' publica la novela 'Mejor la ausencia': sobre ETA, la heroína y el paro en los ochenta en el País Vasco. Mucho más oscura que 'Patria'.
5 septiembre, 2017 02:23
AVT ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO ETA TERRORISMO LITERATURA FERNANDO ARAMBURU
Peio H. Riaño @peiohr
La Gran Novela Vasca. Así podríamos llamar a la carrera desatada por la necesidad urgente de los autores vascos de ordenar el relato de los años de plomo y tortura en Euskadi. Es el inicio de un fenómeno literario extraordinario, en el que varias generaciones se funden en un mismo asunto, con perspectivas políticas, sociales y narrativas tan dispares como se le presupone al grito que llega una vez rota la amenaza etarra. Edurne Portela (Santurce, 1974) ha escrito una novela contra el peor de los enemigos de la democracia: el silencio.

Mejor la ausencia (Galaxia Gutenberg) es la historia de una familia en la margen del Nervión, en los años ochenta, asfixiada por los efectos de la reconversión industrial, la heroína, la kale borrola y un futuro sin posibilidad de escapatoria. Por resumirlo: “Es mucho más oscura que Patria”, dice su autora sobre el texto de Fernando Aramburu, empujada por este periodista a que compare su obra con el fenómeno de masas -todavía caliente-, que quiere pasar como la obra de referencia del canon de la Gran Novela Vasca, con todos sus peros.
La escritora Edurne Portela.
La escritora Edurne Portela. Moeh Atitar.

LIBROS LITERATURA Y MEMORIA
Edurne Portela: “No se puede escribir una novela sobre ETA con sangre fría”
La autora del ensayo 'El eco de los disparos' publica la novela 'Mejor la ausencia': sobre ETA, la heroína y el paro en los ochenta en el País Vasco. Mucho más oscura que 'Patria'.
5 septiembre, 2017 02:23
AVT ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO ETA TERRORISMO LITERATURA FERNANDO ARAMBURU
Peio H. Riaño @peiohr
La Gran Novela Vasca. Así podríamos llamar a la carrera desatada por la necesidad urgente de los autores vascos de ordenar el relato de los años de plomo y tortura en Euskadi. Es el inicio de un fenómeno literario extraordinario, en el que varias generaciones se funden en un mismo asunto, con perspectivas políticas, sociales y narrativas tan dispares como se le presupone al grito que llega una vez rota la amenaza etarra. Edurne Portela (Santurce, 1974) ha escrito una novela contra el peor de los enemigos de la democracia: el silencio.

Mejor la ausencia (Galaxia Gutenberg) es la historia de una familia en la margen del Nervión, en los años ochenta, asfixiada por los efectos de la reconversión industrial, la heroína, la kale borrola y un futuro sin posibilidad de escapatoria. Por resumirlo: “Es mucho más oscura que Patria”, dice su autora sobre el texto de Fernando Aramburu, empujada por este periodista a que compare su obra con el fenómeno de masas -todavía caliente-, que quiere pasar como la obra de referencia del canon de la Gran Novela Vasca, con todos sus peros.

Portela explica a este periódico que tanto novela como ensayo parten de una duda común: “¿Qué significa vivir en un contexto violento?”

Portela ha reunido un conflicto familiar en plena tormenta política, para tratar de resolver cuestiones que dejó pendientes en el ensayo El eco de los disparos (Galaxia Gutenberg), donde montó un recorrido por el reflejo literario y cinematográfico del terrorismo de ETA. La doctora en Literaturas Hispánicas por la Universidad de Chapel Hill (Carolina del Norte) explica a este periódico que tanto novela como ensayo parten de una duda común: “¿Qué significa vivir en un contexto violento?”.

Una novela feminista
Al terminar El eco de los disparos echó en falta el tratamiento de los “elementos oscuros”, propios de las relaciones humanas. Y de ahí Mejor la ausencia, un relato sobre la violencia. Es un conflicto emocional y político en tiempo real, a lo largo de tres décadas, desde 1979 a 2009. El lector asiste al crecimiento de Amaia, en un relato en primera persona que desvela la angustia de una familia agrietada por la presión exterior y la figura de un padre autoritario, incapaz de crear un refugio para los suyos. Ahí ninguno de los hermanos está a salvo: ni Amaia, la pequeña, ni Aníbal, el yonki, ni Aitor, el filósofo, ni Kepa, el borroka. Ni, por supuesto, su madre, arruinada por haberse sometido a la dictadura de un ser sin nociones de respeto y protección.

Schwarzenegger tiene un tanque y se lo pasa pipa aplastando cosasSchwarzenegger tiene un tanque y se lo pasa pipa aplastando cosasJ.E.En la Jungla. El exgobernador de California siempre será Terminator, y es que él tiene un tanque como quien tiene una bicicleta. Y le encanta aplastar cosas.
recomendado por
La escritora Edurne Portela.
La escritora Edurne Portela. Moeh Atitar.

“Me gustaría que se entendiera como una novela feminista”, aclara. Porque es un libro sobre cómo la violencia patriarcal y machista, en una sociedad brutal aceptada, con el maltrato como modo de relación asumido, determina la formación de las personas. La mirada de esa niña que crece es la que introduce en las primeras vivencias y recuerdos de la violencia. “Eso quería explorar, cómo la violencia afecta en nuestra formación”.

La erupción de novelas del conflicto forma parte del proceso pacificador. Una vez acaban las armas, entran las letras. Ahora la lucha está en la construcción del relato y en los múltiples puntos de vista que vamos a leer sobre el terrorismo. ¿Antes habría sido más difícil? “Ahora es más fácil escribir sobre ETA que hace una década. La crispación social era mucho mayor y si vivías en la sociedad vasca, la violencia era demasiado tangible. Escribir sobre ello suponía un riesgo”, cuenta. Reconoce la labor anterior de Ramon Saizarbitoria e Iban Zaldua.

Han pasado seis años, la sangre caliente se va templando. Aunque la sangre no se enfría del todo. A mí esta novela me ha removido muchísimo, yo esta novela no la he escrito con sangre fría

Portela pide a la novela “dar luz” para adentrarse en este mundo tan opaco, del que tan poco se ha hablado: “Cada uno desde sus principios éticos, desde sus principios políticos y desde su imaginación”.

Es un asunto personal. “Han pasado seis años, la sangre caliente se va templando. Aunque la sangre no se enfría del todo. A mí esta novela me ha removido muchísimo, yo esta novela no la he escrito con sangre fría”, dice. Ha desaparecido la inmediatez de la muerte, el dolor y la amenaza, pero... “No se puede escribir una novela sobre ETA con sangre fría”, añade. ¿Y equidistante? “¡No! No he querido hacer una novela equidistante”.

Contra el silencio
El primer flash es por alguna carretera de montaña, las metralletas de la Policía en la frontera con Francia y el viaje con su padre y su madre a visitar a su tío y sus amigos “los señores de las barbas”, escondidos en el monte. Portela quiere que el fenómeno de la novela vasca sea una herramienta para que sirve la gente pueda posicionarse en el pasado común. “Esto es fundamental para afrontar el trabajo que queda por hacer a favor de la convivencia y en contra del silencio”.

Lo más llamativo de Mejor la ausencia es cómo desmonta la idea de la asepsia política en el relato del seno de una familia. Esta novela llega con la intención de aclarar que la despolitización de la cultura es imposible. “La Academia tiende a no vincular lo personal con lo político, porque lo personal lo embarulla todo con los afectos. Y en lo político es mucho más discernible los blancos y negros. La ficción da la oportunidad de abandonar esa visión polarizada, para transitar por los matices y por las zonas más oscuras”, explica.

Mi novela es la margen izquierda del Nervión, en una época de violencia brutal de ETA, de los GAL, el paro, la desindustrialización y una juventud desarraigada

Los afectos y la objetividad se relacionan a la perfección en la obra de Portela, gracias a la exploración de unos personajes condicionados por el entorno, como peleles incapaces de alterar el desastre al que están abocados. “La ficción es una herramienta de conocimiento”, asegura la ensayista. “No pretendo dar una tesis sobre la formación de ETA, porque es un tema muy complejo. Mi novela es la margen izquierda del Nervión, en una época de violencia brutal de ETA, de los GAL, el paro, la desindustrialización y una juventud desarraigada”.

Son seres desengañados que transitan de Eskorbuto a Kortatu, de la insatisfacción vital a la lucha callejera de la izquierda abertzale. “Esta no es la Euskadi idílica del pueblito. Es la Euskadi dura del conflicto industrial”.

La esperanza es Amaia, hambrienta lectora de 16 años, que se permite sacudirle al Gran Ego Literario Patrio: “Hace una tarde muy agradable y bajo al jardín a leer Cien años de soledad. La del pesado de Marías no la he acabado”. Dulce venganza de la autora. “Es una chavalita de 16 años, cómo no le va a aburrir Javier Marías. Es una pequeña pulla”, reconoce Portela.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 01-08-2018 11:01
# Ligazón permanente a este artigo
Tierra de Campos de David Trueba
Tierra de campos
Trueba, David

Con el objetivo de enterrar a su padre en el pueblo donde nació, Daniel emprende un viaje en un vehículo muy particular, un coche fúnebre, conducido por un chófer ecuatoriano, pintoresco y charlatán, de la mejor estirpe cómica. ¿Quién es de verdad Dani Mosca? Quizá, como sostiene él mismo, es sólo un tipo que hace canciones, sobre todo canciones de amor. Pero es también el niño que creció en un barrio humilde; que encontró la amistad más profunda de esa manera accidental en que uno encuentra las grandes cosas de la vida; que viajó y disfrutó de su oficio en la música hasta que la tríada clásica de los excesos (sexo, drogas y rock and roll) desintegró el grupo que había formado con sus amigos del alma; y cuya vida se sostuvo en un equilibrio precario pero resistente entre el deseo y la realidad.

Ésta es una novela que a ratos se lee como una canción. Contiene la visión personal de un tiempo y unos lugares en los que Dani Mosca se construyó una identidad propia a fuerza de ideales y sueños, y también de algunos autoengaños y mentiras. Un viaje profundo e intenso, sensible y directo, donde se perciben las huellas y las cicatrices del paso del tiempo. David Trueba vuelve a desplegar, bajo una estructura poderosa y zigzagueante, hecha de hilos que se entrelazan, su prodigioso pulso narrativo para proyectar una mirada aguda y reflexiva sobre las paradojas y las perplejidades que rodean nuestra existencia y adentrarse con lucidez en el laberinto de los afectos y los sentimientos. El resultado es un libro deslumbrante en cada una de cuyas páginas palpita la vida.


De David Trueba se ha escrito:

«Los dispositivos habituales de Trueba: diálogos, humor ácido, una lengua literaria que se maneja con envidiable naturalidad y fluidez tanto en la reflexión como en la simulación de las hablas y códigos» (J. Ernesto Ayala-Dip, El País).

«Los libros de David Trueba no han hecho sino acrecentar su estatura en España de artista e intelectual de izquierdas, de los pocos que quedan –me atrevo a decirlo– verdaderamente multidisciplinares y verdaderamente grandes» (José María Moraga, Estado Crítico).

«Las novelas de Trueba mezclan el humor y la melancolía, hablan de la familia y la soledad, de los conflictos del amor y el deseo, de la frustración profesional y emocional y la pasión por aprender» (Daniel Gascón, Heraldo de Aragón).

«David Trueba escribe novelas que te pegan un puñetazo en la cara cuando las lees y te hacen reflexionar» (José Antonio Sau, La Opinión de Málaga).

«Trueba confirma que es buen escritor, y que para serlo no se precisa de alharacas. Basta con que te importe lo que cuentas y saber transmitirlo al lector» (J. M. Pozuelo Yvancos, ABC).

«Trueba es un cerebro que sabe cambiar el juego milimétricamente, de los que batallan y consiguen sacar lo mejor de sí» (Eusebi Lahoz, El Periódico).

«Asentado ya en un estatus de creador de referencia, cuya lucidez relaja en un país eternamente crispado» (Luis Alonso Girgado, El Ideal Gallego).
Trueba, David


David Trueba (Madrid, 1969) estudió periodismo, profesión que nunca ha abandonado. Sus artículos de prensa están recogidos en distintas antologías, la última de ellas Érase una vez (Debate, 2013). Ha dirigido en televisión espacios tan singulares como El peor programa de la semana o la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz? Su carrera cinematográfica, aparte de guiones para otros directores como Los peores años de nuestra vida o La niña de tus ojos, transcurre entre su exitoso debut con La buena vida en 1996 y Vivir es fácil con los ojos cerrados, que en 2014 se alzó con seis Premios Goya, entre ellos el de Mejor Película. Su trayectoria como novelista ha estado siempre ligada a la editorial Anagrama desde la publicación de su primer libro, Abierto toda la noche, en 1995. En 1999 apareció Cuatro amigos, que mantiene un idilio ininterrumpido con los lectores, y en 2008 su novela Saber perder conquistó, entre otros, el Premio de la Crítica y el de mejor libro del año según El Cultural de El Mundo. Fue finalista del Premio Médicis en Francia y sus novelas están publicadas en una docena de lenguas.
Música
Entrevista
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 01-08-2018 10:46
# Ligazón permanente a este artigo
Una madre de Alejandro Palomas
El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.
Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.
Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera… Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 01-08-2018 10:44
# Ligazón permanente a este artigo
La cometa rota de Paula FOX
El padre de Liam está enfermo y morirá pronto. Enfermó de SIDA, y eso es lo que Liam no quiere aceptar. Tampoco admitir que hace tres años que descubrió la verdad sobre su padre... Fue aquel día en la playa... La mañana en que rompió la cometa que él le regaló y la enterró en la arena. Sin embargo, la muerte de su padre dará a Liam la respuesta al sentido de su propia vida. Una historia sobre la homosexualidad de un padre de familia, y la lucha de un hijo por aceptar esa realidad.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 01-08-2018 10:38
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal