libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

La traición de Roma de Santiago Posteguillo
La tercera parte de la trilogía de novela histórica más exitosa de los últimos tiempos.
"He sido el hombre más poderoso del mundo, pero también el más traicionado." Así comienza Publio Cornelio Escipión sus memorias en La traición de Roma, donde Santiago Posteguillo nos narra el épico final de la vida de dos de los personajes más legendarios de la historia, Escipión y Aníbal. Los eternos enemigos se encuentran una vez más en la batalla de Magnesia, un episodio casi desconocido de la historia de occidente. Pero además de batallas el autor nos cuenta lo que ha sido de los hijos de Escipión; de sus enemigos, Marcio Porcio Catón y de su aliado Graco; de la esclava Netikerty; de la prostituta Areté; de su fiel aliado Lelio; de Antíoco III, rey de Siria; del ya anciano dramaturgo Plauto, que pasea por las calles de Roma, y también de la mujer de Escipión, Emilia Tercia, digna hasta el final en medio de la mayor de las hecatombes públicas y privadas.
Con la electrizante prosa que lo cartacteriza, Posteguillo nos transporta de nuevo a la antigua Roma para ser testigos privilegiados del ocaso de una vida tan intensa como desbordante: el final de la epopeya de Publio Cornelio Escipión y de todo su mundo en el marco incomparable de una Roma que emerge victoriosa, por encima de la historia, sin importarle arrasar en su imparable ascenso todo y a todos, incluidos a sus héroes.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 06-06-2020 07:45
# Ligazón permanente a este artigo
Tierra de Eloy Moreno
El problema de buscar la verdad es encontrarla y no saber qué hacer con ella

Una novela que cambiará tu forma de ver el mundo

Querido lector,

Tienes en tus manos una novela que plantea preguntas difíciles de responder; una novela que habla sobre esas verdades que, a pesar de buscar, preferiríamos no encontrar. No puedo explicarte de qué trata este libro porque eso rompería su magia, pero te aseguro que, cuando acabes de leerlo, verás el mundo de forma distinta.
Eloy Moreno nació en Castellón en 1976. Su gran pasión por la escritura le llevó a lanzarse a la aventura de auto publicar su primera novela, El bolígrafo de gel verde, de la que ha vendido más de 200.000 ejemplares. Su segunda obra, Lo que encontré bajo el sofá (2013), volvió a conectar con decenas de miles de lectores, muchos de los cuales le acompañan en las rutas que realiza por Toledo reviviendo el argumento del libro. Su tercera novela, El Regalo, que recibió de nuevo un gran reconocimiento tanto en ventas como en crítica. Invisible, su última novela hasta la publicación de Tierra, lleva ya quince ediciones y ha sido traducida a varios idiomas. También ha publicado la colección de tres volúmenes Cuentos para entender el mundo, una obra dirigida tanto para adultos como para niños que ha sido incluida como lectura en centenares de centros educativos.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 20:03
# Ligazón permanente a este artigo
Estaciones de paso de Almudena Grandes
Tal vez las verdaderas experiencias emocionales, las que nunca se olvidan, sean las que se producen en la adolescencia, ese territorio quebradizo en el que uno se asoma por primera vez a la vida adulta. Estaciones de paso recoge cinco historias de adolescentes abocados a vivir circunstancias que les sobrepasan, pero que, sin sospecharlo, acabarán forjándoles como adultos. Son historias de determinación y coraje, de conflicto con el entorno familiar, pero también de amor, de educación sentimental y de formación de la conciencia. Como el muchacho de «Demostración de la existencia de Dios», que mediante el relato ingenuo de un partido de fútbol narra su tragedia. O la joven que en «Tabaco y negro» se siente heredera de un don y de un oficio legendarios. O Carlos, que evoca en «El capitán de la fila india» las vacaciones que vieron nacer su compromiso político. O Maite, que en «Receta de verano» cocina su confusión interior mientras cuida de un padre inválido. O Tomás, que en «Mozart, y Brahms, y Corelli» consigue seducir a una mujer tan bella que era pura música. En Estaciones de paso, Almudena Grandes ofrece una galería inolvidable de jóvenes, aturdidos y desorientados, pero empeñados en salir adelante, magistralmente retratados aquí a partir de pretextos tan dispares como el fútbol, los toros, la política, la cocina o la música...

Crítica: La adolescencia representa la transición entre la infancia pérdida y la edad adulta. Al igual que el cambio de las estaciones implica una metamorfosis con objeto de sobrevivir ante las nuevas –y adversas- circunstancias del entorno, los jóvenes tienen la obligación de abandonar la edad de la inocencia para aceptar -con resignación- sus nuevas responsabilidades.

«Estaciones de paso» es una antología compuesta por cinco relatos de adolescentes que describen los sentimientos antagónicos de sus jóvenes protagonistas ante las situaciones vitales que acabarán definiéndolos como adultos cuando todavía no han dejado de ser niños.

Almudena Grandes describe con gran acierto y sensibilidad la disyuntiva que representa la adolescencia para sus cinco personajes –y, en última instancia, para el propio lector- relatando el permanente conflicto con el entorno familiar, el sentimiento de impotencia –y rechazo- ante los cambios advenidos, el descubrimiento del amor –y el sexo-, la nostalgia por la inocencia pérdida, entre otros.

«Demostración de la existencia de Dios» es un monólogo interior repleto de rabia e impotencia. La frustración del protagonista ante su reciente doble pérdida acaba degenerando en un violento sentimiento de rechazo contra los aparentes caprichos del destino. Un relato figuradamente ingenuo que, en realidad, pretende ocultar detrás de su lenguaje jactancioso y violento el sentimiento de vulnerabilidad ante el progresivo derrumbamiento de su entorno, consciente de la ironía de la vida. De ahí, el desesperado conato de devolver la normalidad a su vida a través la fe ciega en su equipo de fútbol.

«Tabaco y negro» es una inteligente reflexión crítica repleta de humor negro e ironía sobre la excesiva importancia que concedemos a las apariencias, la pusilanimidad de la moda actual o la obsesión por el cuerpo joven y sano. Paloma observa las contradicciones de una sociedad basada exclusivamente en el aspecto exterior, sin preocuparse realmente por la persona. Las prendas carecen de una auténtica personalidad, provocando crisis de identidad en aquellos que las exhiben con un desmedido –e incomprensible- orgullo contraponiéndolo con la artesanía de los trajes de luces que vendía su abuelo.

«El capitán de la fila india» es, posiblemente, el relato más desigual de la antología. Al contrario que los anteriores, el narrador es un adulto, Carlos, que se niega a crecer. El protagonista evoca constantemente aquellos años desprovistos de cualquier preocupación –y responsabilidad- que tienen como principal escenario el piso de sus abuelos, el lugar en el que transcurrió la mayoría de su infancia y que ahora se ha convertido en una incómoda herencia. Sin embargo, Carlos se niega a desprenderse del último vínculo con su pasado, porque significaría reconocer que ya no tiene donde regresar, que su familia –incluyendo su esposa y si hija pequeña- se ha convertido en extraños o que su vida es una fuente constante de insatisfacción.

«Receta de verano» es un emotivo relato sobre el amor incondicional de una hija hacia su padre, quien pretende devolverle la salud aprendiendo a cocinar su plato favorito. Al igual que la mezcla de ingredientes, los sentimientos de Maite acaban convirtiéndose en una confusa mixtura de emociones cocinados a fuego lento desde el fatal accidente de su progenitor dejando un sabor agridulce en el lector. Un relato que posee varios paralelismos con la novela «Como agua para chocolate» de Laura Esquivel al tratarse ambas de una historia sobre amores imposibles en un contexto de tragedia familiar protagonizados por una joven obligada a renunciar a sus propios deseos, a su hambre de amor para satisfacer el apetito de los demás a través de su cocina.

«Mozart, y Brahms, y Corelli» es un relato sobre la belleza interior de las personas a través del amor inocente, casi infantil, de Tomás hacia una de las prostitutas más bellas de la Casa de Campo, Fernanda. La belleza de la música consigue imponerse en un contexto donde predominan el sexo vacío, la resignación ante la evidencia o los anhelos insatisfechos de otras vidas posibles. Un relato sobre los marginados por la sociedad que consiguen sobrevivir a la hipocresía moral en el anonimato, permaneciendo aislados. Sin embargo, la presencia del Tomás cambiará la rutina de aquellas mujeres acostumbradas a no ser nadie. Igual que ellas, el joven sabiéndose feo, gordo y con gafas no considera merecedor de Fernanda y, precisamente, sus defectos le permiten empatizar con su situación, identificándose con su soledad voluntaria para evitar el rechazo. Con todo, Tomás acabará comprendiendo que la música no debe limitarse a la interpretación, requiere arriesgarse, exponerse al fracaso, equivocarse… En definitiva, Tomás debe madurar para conseguir hacerla suya.

La antología de la escritora madrileña se caracteriza por una prosa contemporánea y urbana en la que predominan las reflexiones personales de los protagonistas en contraposición con la escasez de diálogos. Es obvio que la intención de la autora es exponer el retraimiento de los adolescentes respecto a su entorno, el sentimiento de incomprensión; y, de forma simultánea, centrar por completo la atención del lector en los personajes y sus conflictos ante los cambios advenidos.

A pesar de que Almudena Grandes consigue un relato intimista, se hubiese agradecido una mayor interacción y una menor tendencia al victimismo fácil, tal y como sucede con «El capitán de la fila india», ante las constantes reflexiones personales frente a la falta de acción. Es más, cuando finamente platican con los demás personajes, las conversaciones resultan demasiado forzosas, artificiales e incómodas en comparación a la naturalidad con la que se expresaban los pensamientos.

Por otro lado, el estilo de la autora en el que apreciamos un uso excesivo de frases subordinadas o la abundancia de adjetivos en las descripciones perjudican notablemente el ritmo narrativo, así como la atención del lector ante la constante reiteración de ideas, recuerdos y acciones.

Con todo, «Estaciones de paso» es una lección de madurez ante la incomprensión y la condescendencia adulta. Una antología sobre la compleja transición que representa para los adolescentes la pérdida de la infancia ante la obligación de seguir creciendo en un mundo de adultos todavía incomprensible para ellos.

LO MEJOR: Una antología que describe con respeto y sensibilidad la adolescencia sin incurrir en el tono condescendiente de los adultos ante los jóvenes por su inexperiencia. La escritora madrileña consigue describir la disyuntiva que representan los cambios durante esta etapa en la definición como personas. La emoción de «Receta de verano». La ironía de «Tabaco y negro».

LO PEOR: «El capitán de la fila india» es una relato oscilante y falto de atractivo. El exceso de reflexiones personales ante la falta de acción de los relatos. El estilo de la autora acaba resultando demasiado reiterativo, perjudicando al ritmo narrativo y, por consiguiente, a la atención del lector.

Sobre la autora: Almudena Grandes (Madrid, 1960) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón y El corazón helado, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée. En 2010 publicó Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz), primer título de la serie Episodios de una Guerra Interminable, a la que siguieron El lector de Julio Verne (2012) y Las tres bodas de Manolita (2014).
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 19:58
# Ligazón permanente a este artigo
Largo pétalo de mar de Isabel Allende
La fascinante nueva novela de Isabel Allende. En plena Guerra Civil española, el joven médico Víctor Dalmau, junto a su amiga pianista Roser Bruguera, se ven obligados a abandonar Barcelona, exiliarse y cruzar los Pirineos rumbo a Francia. A bordo del Winnipeg, un navío fletado por el poeta Pablo Neruda que llevó a más de dos mil españoles rumbo a Valparaíso, embarcarán en busca de la paz y la libertad que no tuvieron en su país. Recibidos como héroes en Chile -ese «largo pétalo de mar y nieve», en palabras del poeta chileno-, se integrarán en la vida social del país durante varias décadas hasta el golpe de Estado que derrocó al doctor Salvador Allende, amigo de Victor por su común afición al ajedrez. Víctor y Roser se encontrarán nuevamente desarraigados, pero como dice la autora: «si uno vive lo suficiente, todos los círculos se cierran». Un viaje a través de la historia del siglo XX de la mano de unos personajes inolvidables que descubrirán que en una sola vida caben muchas vidas y que, a veces, lo difícil no es huir sino volver.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 19:55
# Ligazón permanente a este artigo
El país donde florece el limonero. La historia de Italia y sus cítricos. de Helena Attlee
Helena Attlee, distinguida experta en jardines, cayó bajo el hechizo de los cítricos hace diez años y desde entonces fue reuniendo materiales y dando forma a este delicioso libro. Con una inmensa sabiduría, delicadeza y sentido del humor la autora nos relata los orígenes de los cítricos, de la gastronomía y del país, nos descubre los secretos del arte de la horticultura y nos ofrece recetas tan sencillas como suculentas. Los aromas, los colores, las texturas, la luz y los paisajes que evoca son los hilos de una historia dorada donde civilización y naturaleza se reconcilian. Y así El país donde florece el limonero invita al lector a emprender un viaje único y fascinante a la Italia de ayer y de hoy.


El país donde florece el limonero
COLECCIÓN: El Acantilado, 344

TEMAS: Ensayo, Humanidades y Viajes

AUTOR: Helena Attlee

TRADUCTOR: María Belmonte

ISBN: 978-84-16748-40-2

EDICIÓN: 6ª

ENCUADERNACIÓN: Rústica cosida

FORMATO: 13 x 21 cm

PÁGINAS: 320

EXTRACTO DEL LIBRO
CUBIERTA DEL LIBRO
Helena Attlee, distinguida experta en jardines, cayó bajo el hechizo de los cítricos hace diez años y desde entonces fue reuniendo materiales y dando forma a este delicioso libro. Con una inmensa sabiduría, delicadeza y sentido del humor la autora nos relata los orígenes de los cítricos, de la gastronomía y del país, nos descubre los secretos del arte de la horticultura y nos ofrece recetas tan sencillas como suculentas. Los aromas, los colores, las texturas, la luz y los paisajes que evoca son los hilos de una historia dorada donde civilización y naturaleza se reconcilian. Y así El país donde florece el limonero invita al lector a emprender un viaje único y fascinante a la Italia de ayer y de hoy.

Comentarios de la prensa
«Mezcla de ensayo histórico, recetario y crónica de viajes, el libro de Attlee demuestra que el mundo sería distinto sin limones».
Javier Rodríguez Marcos, El País

«Attlee cuenta un sinfín de curiosidades mezclando candor, asombro y erudición».
Antón Castro, La Vanguardia

«Attlee demuestra la importancia que estos árboles y sus frutos han tenido en nuestra sociedad y reflexiona sobre la influencia de lo que consumimos en lo que somos».
Guillermo Altares, El País

«Attlee nos acompaña a través de toda Italia, recorriendo al tiempo el pasado, desde las glorias del Imperio romano a nuestros días, pasando por los jardines de los Medici».
El Cultural

«Attlee ha escrito un libro luminoso se mire por donde se mire».
Use Lahoz, El Ojo Crítico

«El olor de los cítricos transforma la vida de la escritora y la guía a través de los paisajes recónditos de Italia».
La Vanguardia

«Helena Attlee hila la agitada historia de Italia a través de los cítricos, que estuvieron detrás del origen de la Mafia y dominaron el mercado de perfumes».
Pablo Guimón, El País

«Ya sea por su sencillez, por lo original de su planteamiento o por la delicada prosa de su autora, lo cierto es que estamos ante un pequeño tesoro. No se limiten a leer el texto, saboréenlo».
Metahistoria

«Attlee trasciende los límites de los espacios recreativos para abarcar no sólo los valores intrínsecos de la planta o las faenas agrícolas asociadas, sino también el luminoso rastro que han dejado en la cultura. Un libro ameno en el más puro sentido de la palabra.».
Ignacio F. Garmendia, Granada Hoy

«Attlee recorre los orígenes de los cítricos fundiendo historia y geografía, horticultura y gastronomía, en un unvierso plagado de olores, perfumes, sabores intensos y delicados».
Carles Gámez, Levante

«Un canto a la belleza, a la historia y a los orígenes de los cítricos, a la gastronomía, al arte del país del Renacimiento».
Cinco Días

«Attlee hace que nos enamoremos como se enamoró ella de lo que tendríamos que haber amado siempre».
Manuel Astur, El Comercio
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 19:51
# Ligazón permanente a este artigo
La noche mil dos de Joseph Roth
Joseph Roth nos presenta al barón Taittinger, capitán de caballería, que es el encargado de conseguir que el excelentísimo Shah se divierta una noche con un repentino capricho, la condesa de W. o más bien, con alguien que la sustituya sin que se note, para no crear un conflicto diplomático. Los intermediarios, el policía Sedlacek, los altos cargos del Ministerio, el Gran Eunuco, el Gran Visir del Shah, todos van girando en la enorme rueda. El barón Taittingerencarna el declive del imperio: y con ello, la decadencia de un mundo que, a la par que el mundo victoriano en el imperio británico, conlleva una concepción de la vida y unos valores quela Gran Guerra borrará definitivamente, dándoles sepultura porque ya estaban enfermos de muerte.
Comentarios (0) - Categoría: Comic - Publicado o 05-06-2020 19:35
# Ligazón permanente a este artigo
La cripta de los capuchinos de Joseph Roth
El panteón imperial de Viena le cede su nombre y su sim­bolismo a "La Cripta de los Capuchinos". En esta novela Joseph Roth recorre con mirada nostálgica e ironía desengañada el acontecer de una generación que salió de una guerra para verse abocada a otra. El narrador es Trotta, un joven frívolo y disoluto que asiste a la transformación de una sociedad a la que no consigue adaptarse. Desde los meses previos a la Primera Guerra Mundial hasta el "Anschluss", el protagonista transita los escenarios del hedonismo y la decadencia vienesa, del "shtetl" en la frontera galitziana, del cautiverio siberiano..., pero también los paisajes humanos del afecto filial, del amor a tres bandas, de la locura, de la camaradería y de la amistad.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 19:31
# Ligazón permanente a este artigo
Pequeño país de Gaël Faye
De rapero mestizo a estrella literaria
Gaël Faye, hijo de francés y ruandesa, publica ‘Pequeño país’, relato inspirado en una infancia marcada por la guerra y el exilio, que vendió 700.000 ejemplares en Francia.
El debut literario de Gaël Faye (Buyumbura, 1982) habla de un chico africano sometido a las desdichas que azotan al continente donde le ha tocado crecer. Jura que no es su historia, aunque se le parezca sospechosamente. Igual que su protagonista, Faye huyó de la guerra en su Burundi natal. Después escapó al genocidio que sacudía a la Ruanda donde nació su madre, de etnia tutsi. Logró exiliarse en la Europa de sus ancestros gracias al pasaporte francés que le legó su padre. Y, por último, cargó con un poderoso sentimiento de culpa durante el resto de su vida: ¿por qué él pudo subirse al avión que le salvó de la muerte, pero no el resto de sus amigos y familiares?

MÁS INFORMACIÓN
De rapero mestizo a estrella literaria‘Charlie Hebdo’ denuncia el alto coste de la libertad de prensa
De rapero mestizo a estrella literariaEl padre rapero no es ningún niñato

Son cuestiones que brotan silenciosamente entre las líneas de Pequeño país (Salamandra), que llega a las librerías españolas tras haberse convertido en fenómeno editorial en Francia. La historia de Gabriel, indisimulado alter ego del autor, logró vender 700.000 ejemplares, fue finalista a los grandes premios literarios y ya ha sido traducida a una treintena de idiomas. ¿Cómo logra explicar un éxito tan rotundo este autor desconocido, que solo aspiraba a conquistar, según confiesa, a “una minoría de lectores con un tropismo africano”? “La mirada de un niño que crece entre dos mundos, que es africano sin serlo totalmente, ha permitido que muchos lectores accedan a esos hechos sin recordar exactamente lo que sucedió”, responde Faye, joven de verbo suave y mirada triste, en el comedor de su piso en París.

Otra posible respuesta pasaría por citar su talento narrativo, la contención que desprende un libro alérgico al pathos barato y el poderío del testimonio histórico que contiene. Sin olvidarse de una pequeña dosis de mala conciencia en cada lector, que puede que, en su día, presenciase los hechos que describe este libro como si no fueran con él. “Sí, es posible”, concede Faye. “Es ese discurso tan europeo de creer que esa fue una historia de africanos, de pueblos acostumbrados a matarse los unos a los otros”. Su libro transcurre, voluntariamente, en una África totalmente banal, en un barrio residencial de clase media, “alejado del continente espectacular y lleno de exotismo que describen otros libros”, como dice Faye. En realidad, su primer borrador ni siquiera mencionaba la guerra y el genocidio. “Cambié de opinión porque, mientras escribía el libro, tuvo lugar el atentado de Charlie Hebdo”, afirma.

Antes de convertirse en libro, Pequeño país fue una canción. Faye se dio a conocer en 2013 con Pili-pili sur un croissant au beurre (o Pimiento africano sobre cruasán de mantequilla), un álbum de hip hop empapado de la traumática experiencia del exilio. “Una hoja y un bolígrafo calman mis delirios insomnes / Lejos de mi pequeño país en el África de los grandes lagos”, decían sus versos. “Si mi novela no ha sido una terapia, es porque esa función ya la cumplieron mis canciones, que sí eran plenamente autobiográficas”, asegura Faye. A la vez, recuerda que llegó un día en que la música dejó de ser suficiente. “Me di cuenta de que no me bastaba escribir temas de tres minutos. No me permitían entrar en detalles de manera precisa”.

Fue entonces cuando apareció Catherine Nabokov. Esta editora independiente buscaba nuevos talentos cuando escuchó sus letras saliendo a todo volumen de la habitación de su hijo. Se dieron cita. Ella le incitó a escribir. Él se resistió a ello durante meses. “Tenía un gran sentido de la narración. Me pareció alguien fuera de lo común y con un enorme potencial. Pero, como la mayoría de raperos, tenía una relación acomplejada con la literatura, muy erróneamente”, relata Nabokov. Faye apunta que son prejuicios en los que uno termina por creer, aunque puede que la esperanza de vida del estereotipo se haya reducido gracias a Pequeño país. No es un secreto que las grandes editoriales parisinas corren detrás de nuevos autores hip hop tras el éxito fenomenal de este pequeño libro.

Faye pasa una parte del año en París. La otra parte transcurre en Kigali, la capital ruandesa. La mudanza formaba parte de su plan para reconciliarse con una identidad que, durante tiempo, desdeñó por excesivamente desdibujada. “Mi mestizaje fue un motivo de desarraigo durante mucho tiempo. Ahora intento convertirlo en una riqueza”, afirma. “Durante toda mi vida, la gente no ha sabido como interpretarme. No se entiende mi hibridez. No soy blanco, pero tampoco negro. He vivido en las calles polvorientas de Burundi y en las avenidas aristócratas de Versalles. Hago rap, pero estudié económicas y trabajé en un fondo de inversiones de la City de Londres”. Otra ilustre mestiza como Zadie Smith asegura que, creativamente, ese es el lugar más provechoso donde un escritor pueda encontrarse, ya que le confiere un punto de observación privilegiado. “Sí, tiene razón. Es algo que te permite ser actor y, a la vez, testigo”, asiente Faye.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 05-06-2020 19:27
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal