libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Blanca como la nieve, roja como la sangre
Alessandro d'Avenia: "He intentado contar cómo es el corazón del adolescente"
D'Avenia, que enseña actualmente Literatura en Milán, destaca que los colores juegan en la obra -protagonizada por el triángulo formado por Leo, Silvia y Beatrice, todos en los 16 años- un papel fundamental, puesto que le sirven para describir sentimientos y situaciones.
En un principio, el amor lo pinta de rojo, pero así que avanza el relato, los personajes irán descubriendo que tiene otros matices e incluso puede llegar a ser blanco, que es también el tono del silencio o del dolor.
El novelista comenta que el tema de los colores lo trató un día en una de sus clases, cuando pidió a sus alumnos que escribieran sus experiencias relacionándolas con estas cualidades.
Mayoritariamente, relacionaron el rojo con la pasión y la pelea; el azul con la paz y la amistad, mientras que el blanco era el color de la muerte y de la pérdida. "Para mi -prosigue- fue increíble que para un chaval de catorce años el blanco fuera negativo y eso lo utilizo como uno de los muchos ingredientes de la novela".
En sus clases también trata sobre cuestiones como la belleza, la verdad o sobre el mismo concepto de Dios.
Este hecho comporta que, en ocasiones, reciba correos electrónicos -el canal que utiliza el profesor para contactar fuera de las aulas con sus pupilos- en los que ellos "lanzan gritos en el silencio".
A pesar de que en su vida diaria, los correos electrónicos tengan una gran importancia, en la novela es una carta la que tiene un papel preponderante.
Al respecto d'Avenia señala que quería que el personaje de Leo, a sus dieciséis años, supiera "qué esconde el papel en blanco y cómo después las palabras quedan allí fijadas, de forma cálida".
Cuando se le comenta que la novela transmite, asimismo, su pasión por la enseñanza, el joven maestro, de 32 años, rememora que a los 16 ya quiso dedicarse al oficio, gracias a un profesor de Letras que se emocionaba explicando a Dante y a la película "El club de los poetas muertos".
Sin embargo, advierte que mientras el protagonista de este filme, "es un poco narcisista y lleva a los alumnos hacia sí", en su caso lo que quiere es que sus alumnos se transformen en "hombres y mujeres auténticos, que consigan ser ellos mismos".r=0>
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 25-05-2010 12:58
# Ligazón permanente a este artigo
Si esto es un hombre

Novelista, ensayista y científico italiano, superviviente del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau. Levi nació en Turín el 31 de julio de 1919 y estudió química en la universidad de aquella ciudad entre 1939 y 1941. Se encontraba trabajando en el terreno de la investigación, en Milán, cuando la intervención alemana en el norte de Italia, ocurrida en el año 1943, le empujó a unirse a un grupo judío de la Resistencia. Fue detenido y deportado al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en el cual sobrevivió desempeñando trabajos de laboratorio para los nazis. Retomó su carrera como químico industrial en 1946 y, al jubilarse en 1974, pudo dedicarse con más intensidad a la literatura.
Entre los muchos libros que Levi escribió a lo largo de su vida destacan Si esto es un hombre (1947), que contiene su visión particular de lo inhumano de Auschwitz, La tregua (1958), en el cual describe su largo viaje de retorno a Italia a través de Polonia y Rusia, después de ser liberado, El sistema periódico (1975), un grupo de narraciones cortas en las que utiliza los elementos químicos como metáforas para caracterizar a distintos tipos de personas, y Si no ahora, ¿cuándo? (1982), una obra en la que describe el grupo de la Resistencia al que perteneció, y mediante la cual intenta refutar la idea de la pasividad de los judíos frente al nazismo. Levi se suicidó el 11 de abril de 1987, arrojándose al vacío, por el hueco de la escalera de su casa.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 10-05-2010 13:32
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal