libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

CONEXIONES
Es la historia de tres chicas diferentes, con vidas muy distintas y problemas radicalmente distintos. Y sin embargo, están conectadas.La joven Sylvie y su familia viven en un campo de refugiados. Han tenido que huir del Congo tras la muerte de su padre a manos de la guerrilla. La causa del conflicto: la disputa por los yacimientos de coltán, un caro mineral imprescindible para fabricar teléfonos móviles. Laiping, una muchacha china, ha abandonado su pueblo para trabajar en una gran fábrica de productos electrónicos, atraída por las promesas de una vida mejor. Pronto descubrirá la dura realidad de los trabajadores... y lo difícil que resulta mejorarla o protestar, siquiera.Fiona, una adolescente norteamericana, ha cometido un grave error: enviar una foto indiscreta al chico con el que sale. Son tres chicas diferentes, con vidas muy distintas, con problemas radicalmente distintos. Y sin embargo, están conectadas.
Comentarios (0) - Categoría: Comic - Publicado o 29-02-2016 13:13
# Ligazón permanente a este artigo
Todos mienten de Soledad Puértolas
Javier Arroyo, un chico madrileño en plena juventud, es el protagonista de una trama en la que desfilan bastantes personajes casi sin orden ni concierto. La pérdida del padre, un excelente dramaturgo, marca la historia de la familia y la del propio protagonista, un ser aburrido, plano y sin muchas aspiraciones. El apego a la familia y la percepción de una vida que no experimenta cambios trascendentales son los grandes temas de la obra.Soledad Puértolas

Las apenas 150 páginas de esta novela, publicada en 1987, se tornan tediosas y casi despojadas de novedad para el lector. Ni siquiera se puede decir que sea una novela con temas eminentemente femeninos. Hay algunos aciertos en percepciones que la autora refleja en sus personajes femeninos, pero estos cuadros de lucidez son los menos. No es la primera novela de la escritora y puede parecer para un lector exigente casi una tomadura de pelo. No solo es que lo que se cuente se pueda catalogar de banal sino que Puértolas tiene un estilo caracterizado por una prosa lineal, monótona y sin vuelta de tuerca. No parece que estemos ante una autora, por entonces, con dos novelas ya en el mercado, y que cuenta con el apoyo de la crítica de la época.

Estamos ante lo que podría catalogarse como una historia del montón, donde más que nunca el estilo del escritor es lo que juega la mayor baza. Soledad Puértolas no logra cautivar con una historia cogida con pinzas y que queda a la altura del betún al lado de la buena novela de asuntos familiares como La tía Tula de Miguel de Unamuno en la que cabe la filosofía y la madurez del autor.

Todo transcurre sin estrépitos. Sin idas ni venidas. Casi como un juego de niños que acaba disolviéndose cuando uno de los dos se aburre. Soledad Puértolas debió sumirse en el tedio mientras escribía estas páginas. No hay voluntad de hacer reflexionar. No hay enfrentamientos entre los personajes. Estos carecen de evolución psicológica y fomenta estereotipos más que estancados.

En definitiva, una obra prescindible de la literatura española donde ni siquiera se da un trabajo sobre la psicología femenina, protagonizada por la madre del protagonista: eje central de la novela. Es una mujer contradictoria a la que faltan argumentaciones y un poco de credibilidad y redondez. El cuadro de mujeres estereotipadas lo completan las amigas de ella. Falta ironía, sagacidad y novedad en esta historia. Y por supuesto, una edición de calidad revisada donde sobre el terrible laísmo, leísmo y loísmo que tanto daño hacen al lenguaje. Le concedo el beneficio de la duda ante posibles mejores novelas. Así lo espero.

María José Gata
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 09-02-2016 20:21
# Ligazón permanente a este artigo
La lección de Agust de R. J. Palacio
August tiene diez años, es fan de La guerra de las galaxias y nunca ha ido al colegio; su madre ha sido la que se ha encargado de su educación. Pero este año sus padres han decidido que debería empezar a relacionarse con otros niños. August no es un chico normal, al menos físicamente, pues tiene parte de la cara deformada, pero él se siente como uno más.

Aunque al principio reniega un poco a la hora de ir al colegio, finalmente accede y hace algunos amigos como Jack y Summer. Pero, como era de esperar, su integración en el colegio no es nada fácil, ya que algunos de sus compañeros se burlan de sus aspecto físico. Eso no hace que August tire la toalla, está acostumbrado a las caras de susto de la gente al ver su deforme rostro.

A lo largo del curso, August aprende una lección que hará que su forma de ver la vida cambie por completo. Consigue andar con la cabeza bien alta, sonreír aunque tenga un mal día y aceptarse a sí mismo. Da rienda suelta a su sentido del humor y con ello consigue que todos los chicos de su colegio le acepten tal y como es y lleguen a considerarlo un amigo.

R. J. Palacio nos enseña con esta brillante novela una lección a todos y no sólo a August. Tiene una narración amena y divertida, con algunos momentos que hacen que se te ponga la piel de gallina e incluso que se te escape alguna lagrimilla. Pero sobre todo sin perder el sentido del humor en una historia que parece de lo más típica, y eso es lo que la hace tan especial.

La lección de August está dividida en partes y cada una tiene un narrador distinto: Summer, Jack, Olivia (la hermana mayor de August), etc. De esta manera es más fácil ver como las personas que rodean a August se van dando cuenta de que al fin y al cabo es un chico normal.

El autor ha conseguido retratar a unos niños de diez años muy verosímiles, con los típicos comentarios, bromas, hermandades y enfrentamientos que surgen entre compañeros de clase. Una parte que nos ha gustado especialmente es la que esta narrada por la hermana, mostrando el conflicto de una adolescente entre el amor fraternal y el hecho de que August siempre ha sido el centro de atención.

Una novela publicada por el nuevo sello editorial de Random House, Nube de tinta, que encaja muy bien con los títulos anteriores de la colección. Una novela que te encandila y te roba un pedacito del corazón.
R. J. Palacio es una diseñadora americana que ha trabajado durante años en el campo de la ilustración para libros. Mientras se dedicaba a diseñar preciosas cubiertas para cientos de autores, soñaba con escribir algún día una novela. Sin embargo, le parecía que nunca llegaba el momento hasta que se dio cuenta de que lo único que tenía que hacer era empezar a escribir. La lección de August es su primera novela y, después de los elogios unánimes que despertó en todo el mundo, seguro que no será la última.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 09-02-2016 20:16
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal