libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Ojos de agua y La playa de los ahogados de Domingo Villar

A trama desenvólvese en Vigo. Leo Caldas é un inspector da policía nacional, e traballa xunto co axente zaragozano Rafael Estévez. O inspector é fillo dun recoñecido empresario vinícola, do que herdou o gusto polo viño e en xeral pola boa gastronomía. Colabora no programa radiofónico Patrulla nas ondas.

O saxofonista Lois Reigosa apareceu asasinado no seu dúplex da illa de Toralla, logo de que lle inxectaran formol no pene. Durante a investigación, un coñecido seu, o picadiscos dun pub de ambiente homosexual do Areal, aparece asasinado cunha bala na cabeza do seu apartamento. Malia que as investigacións apuntan a que o principal sospeitoso é un afamado doutor, finalmente descóbrese que foi a muller do doutor quen argallou e cometeu os dous crimes.


La playa de los ahogados
Una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla de una playa gallega. Si no tuviese las manos atadas, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. Sin testigos ni rastro de la embarcación del fallecido, el lacónico inspector Leo Caldas se sumerge en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se deciden a hablar, apuntan en una dirección demasiado insólita. Un asunto brumoso para Caldas, que atraviesa días difíciles: el único hermano de su padre está gravemente enfermo y su colaboración radiofónica en Onda Vigo se está volviendo insoportable. Tampoco facilita las cosas el carácter impulsivo de Rafael Estévez, su ayudante aragonés, que no acaba de adaptarse a la forma de ser del inspector.

La playa de los ahogados
La playa de los ahogados
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 04-12-2009 14:02
# Ligazón permanente a este artigo
Un hombre en la oscuridad de Paul Auster

August Brill es una persona mayor que vive en el piso de arriba de la casa de su hija para recuperarse de un accidente. No puede dormir y aprovecha la oscuridad para escribir. Y escribe una historia sobre Owen Brick, una persona que se despierta en un agujero y descubre que es un soldado cuya misión es matar a una persona.
Paul Auster
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 23-11-2009 09:52
# Ligazón permanente a este artigo
La soledad de los números primos
Paolo Giordano se ha convertido, hoy por hoy, en el fenómeno editorial más relevante de los últimos años en Italia. Con tan sólo veintiséis años, La soledad de los números primos, ópera prima de este recién licenciado en Física Teórica, ha sido galardonada con el premio Strega 2008 y ha conseguido un éxito de ventas sin precedentes para una primera novela. Asimismo, ha despertado un gran interés internacional y será traducido a veintitrés idiomas.
Como introducción a esta excepcional novela, dejemos al texto hablar por sí mismo: «En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.»
Esta bella metáfora es la clave de la dolorosa y conmovedora historia de Alice y Mattia. Una mañana fría, de niebla espesa, Alice sufre un grave accidente de esquí. Si la firmeza y madurez con que este joven autor desarrolla el tono narrativo impresiona y sorprende, no menos admirable es su valor es su valor para asomarse sin complejos, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad
entrevista
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-11-2009 12:15
# Ligazón permanente a este artigo
Un árbol crece en Brooklyn
Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith:
El clásico norteamericano sobre la infancia y juventud de una hija de inmigrantes en el Brooklyn de la década de 1920. Francie Nolan adora leer, y lo hace sentada en las escaleras de emergencia de su casa, a la sombra de un árbol. Esta es la entrañable historia de su vida y la de los Nolan en general, una familia pobre, de raíces irlandesas y austriacas, que llegó a América buscando prosperidad. Francie crece con un padre dulce pero débil y demasiado pegado a la botella, de manera que el verdadero soporte de la familia es su madre, que trabaja limpiando las escaleras de la vecindad. Un coro de familiares y amigos rodea a la familia, pero queda claro desde el principio que son las mujeres Nolan las que de verdad pisan fuerte en la vida. Como aquel árbol que le da sombra mientras lee, y que crece en el cemento, la ingeniosa Francie lucha contra toda clase de obstáculos para sobrevivir y salir adelante. Una novela repleta de personajes vivos, que recrea la década de 1920 en Brooklyn y el sueño americano de miles de inmigrantes.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-11-2009 12:10
# Ligazón permanente a este artigo
Un hombre afortunado
Escritor nacido en Londres, inició su vida profesional como pintor y profesor de dibujo. Las marcas de la guerra en el futuro incierto de su padre, el radicalismo político postergado de su madre y la dureza de la escolaridad británica lo hicieron anarquista a los quince años, desertor del preparatorio de Oxford a los dieciséis, y alumno rebelde más tarde en la Escuela Central de Bellas Artes. Después del fin de la guerra, su fe marxista, otra escuela de arte, esta vez en Chelsea con profesores artistas como Henry Moore, y el primer oficio, una columna semanal de crítica de arte en el New Statesman y el Tribune, editado por George Orwell. Su primera novela, Un pintor de nuestro tiempo, fue duramente criticada por su aparente simpatía con la dirigencia húngara prosoviética; y su ensayo Modos de ver, libro de referencia para toda una generación de historiadores de arte, fue un éxito inesperado. Recibió el Premio Booker por su novela G, donando sus beneficios en parte a las Panteras Negras. Más tarde se exilio definitivamente en el continente europeo, en una pequeña comunidad de campesinos en los Alpes y actualmente dividide su vida entre un suburbio parisino durante el invierno y el pueblo alpino en verano. Las novelas de Berger hablan de una dialéctica moderna implacable entre memoria y pérdida, progreso y nueva barbarie. Su trilogía De sus fatigas, compuesta de Puerca tierra (1979), Una vez en Europa (1983) y Lila y Flag (1990), es una extendida meditación sobre el camino del campesino que cambia una pobreza por otra en la ciudad. Su novela más reciente King es el destino último de la diáspora rural y la contracara más atroz de la utopía urbana. En la actualidad es uno de los novelistas y ensayistas más originales y revelantes del mundo anglosajón.
Un hombre afortunado de John Berger:
En 1967 John Berger y el fotógrafo Jean Mohr acompañaron a John Sassall, un médico inglés que ejercía su profesión en una comunidad rural. La obra narra varias historias del trabajo de Sassall con sus pacientes, a la vez que revela pensamientos sobre su profesión y su vida para acercarnos gradualmente al hombre. Las fotografías de Jean Mohr marcan rasgos indispensables de la historia y dialogan con un texto lleno de reflexiones del propio Berger y otras procedentes del mundo literario y filosófico: de Conrad a Gramsci, de Piaget a Sartre.

Con una prosa hipnótica, a mitad de camino entre la narración y el estudio antropológico, Un hombre afortunado, publicado por primera vez hace más de cuatro décadas, es un libro de absoluta vigencia, una lúcida meditación sobre el valor que le asignamos a una vida humana y sobre cuál es el verdadero rostro de la medicina.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 04-09-2009 10:20
# Ligazón permanente a este artigo
Zapatos italianos
"Siempre me siento más solo cuando hace frío. El frío del exterior me hace pensar en el de mi propio cuerpo. Me veo atacado desde dos frentes. Pero yo no dejo de oponer resistencia contra el frío y contra la soledad. De ahí que, cada mañana, salga a cavar un agujero en el hielo. Si alguien me observase desde la helada bahía con unos prismáticos, creería que estoy loco y que lo que hago es preparar mi propia muerte. ¿Un hombre desnudo en el gélido frío invernal, con un hacha en la mano cavando un agujero en el hielo?"
Henning Mankell
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 26-08-2009 12:31
# Ligazón permanente a este artigo
El chino
Henning Mankell (Estocolmo, 3 de febrero de 1948). Escritor y dramaturgo sueco, reconocido internacionalmente por su serie de novela negra sobre el inspector Wallander.

Su personaje más conocido es el inspector de policía Kurt Wallander. Con Wallander, Mankell ha logrado crear un personaje repleto de humanidad y de sensibilidad cotidiana, que lo mismo puede desentrañar la más complicada serie de asesinatos que condolerse de su suerte y pensar que debe jubilarse para dar paso a una sociedad posmoderna que lo avasalla y que parece ya no entender. La serie de Kurt Wallander está compuesta por los siguientes títulos (en orden de publicación):

Asesinos sin rostro (Mördare utan ansikte, 1991)
Los perros de Riga (Hundarna i Riga, 1992)
La leona blanca (Den vita lejoninnan, 1993)
El hombre sonriente (Mannen som log, 1994)
La falsa pista (Villospår, 1995)
La quinta mujer (Den femte kvinnan, 1996)
Pisando los talones (Steget efter, 1997)
Cortafuegos (Brandvägg, 1998)
La pirámide (Pyramiden, 1999). Cronológicamente, este libro de relatos cortos aborda pasajes de la vida de Kurt Wallander anteriores a los del resto de la serie.
Antes de que hiele (Innan frosten, 2002), en donde el personaje principal es Linda Wallander, la hija del inspector.

Otras novelas policíacas de Mankell traducidas al español son:

El retorno del profesor de baile (Danslärarens återkomst, 2000).
El cerebro de Kennedy (Kennedys hjärna, 2005).
El chino (Kinesen, 2008).
Otras novelas de ficción también traducidas son: Profundidades (Djup, 2005) y Zapatos italianos (Italienska skor, 2006).

En La ira del fuego Henning Mankell continúa la historia de Sofia, niña en El secreto del fuego y adolescente en Jugar con fuego. Completa así la trilogía sobre una mujer africana y las dificultades que vive en su país.

Además, Mankell es director del Teatro Nacional de Mozambique, así como autor de una serie de libros situados en África, como Comedia infantil y escritos desde la perspectiva de un niño, con una sutileza y magia desbordante a pesar de lo duro de los temas que trata.

Está casado con la hija de Ingmar Bergman

Mankell fue galardonado en noviembre de 2006 con el Premio Pepe Carvalho, que reconoce a autores de prestigio y trayectoria reconocida en el ámbito de la novela negra.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 15-07-2009 12:00
# Ligazón permanente a este artigo
Matilde Asensi
Mar Caribe, 1598. Tras sobrevivir a un abordaje pirata, que acaba con la vida de toda la tripulación, la joven Catalina Solís, exhausta y abatida por el brutal asesinato de su hermano durante el ataque, alcanza finalmente una isla. Después de dos años de penurias y adversidades, un navío arriba a la costa del islote. El maestre del barco decide adoptarla, y presentarla como un hijo mestizo desconocido hasta entonces para él.

A partir de ese momento, convertida en Martín Nevares, Catalina descubrirá la libertad y la lealtad en un Nuevo Mundo repleto de peligrosos contrabandistas, corsarios y extorsionadores.

Un grupo de expertos en antigüedades se dedica al tráfico de arte y utiliza un convento para ocultar las piezas robadas hasta que llegan al comprador. Los miembros del grupo representan a cada una de las piezas del ajedrez, en el que el “Rey” (el miembro de más edad del grupo) es quien dirige todas las operaciones y el “peón” (la protagonista), quien ejecuta las órdenes.

La mayor operación a la que se enfrentan es buscar El salón de Ámbar.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 16-06-2009 10:16
# Ligazón permanente a este artigo
Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson
... ¿Qué le sucedió a Harriet?
Harriet Vanger desapareció hace 36 años durante un carnaval de verano en la isla sueca Hedeby, propiedad prácticamente exclusiva de la poderosa familia Vanger. A pesar del despliegue policial, no se encontró rastro de la muchacha de 16 años. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? Nadie lo sabe: el caso está cerrado, los detalles olvidados.

Pero hay quien sigue recordando a Harriet, su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, ya en el final de su vida y que vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir.

En las paredes de su estudio cuelgan 43 flores secas y enmarcadas. Las primeras 7 fueron regalos de su sobrina. Las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció.

Vanger contrata a Mikael Blomkvist, periodista de investigación y alma de la revista Millennium, una publicación dedicada a sacar a la luz los trapos sucios del mundo de la política y las finanzas. Mikael no está pasando un buen momento: está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia. Detrás de la querella está un gran grupo industrial que amenaza con derrumbar su carrera y destruir su reputación. Así que acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la investigación de la desaparición de su sobrina e intentar tirar de algún cabo suelto.

Un trabajo complicado para el que recibe el regalo inesperado de la ayuda de Lisbeth Salander, una investigadora privada nada usual, incontrolable, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades como su memoria fotográfica y su destreza informática.

Así empieza una novela que es la crónica de la guerra interna de una familia, un fresco fascinante del crimen y del castigo, de perversiones sexuales, de trampas financieras, un entramado violento y amenazante entre el que sin embargo crece una tierna y frágil historia de amor. Una historia de amor entre la que será la pareja más memorable de la literatura criminal.

Tras un año viajando por el extranjero con el dinero de Wennerström, Lisbeth Salander, volverá a Suecia para retomar su vida esta vez apartada de Mikael Blomkvist y de las pocas personas que la conocen. Al mismo tiempo, Mikael y el resto de la revista Millennium tendrá que ayudar a un hombre llamado Dag Svensson a publicar un libro en el que lleva 4 años trabajando y que denuncia los abusos de policías, reporteros y contrabandistas hacia las prostitutas traídas ilegalmente desde otros países. La figura del abogado Bjurman resurgirá de nuevo en este libro para intentar vengarse de la humillación que le impuso Salander cuando le tatuó en el pecho "Soy un sádico cerdo, un hijo de puta y un violador".

Salander planea su venganza contra el hombre que trató de matarla y contra las instituciones gubernamentales que casi destruyeron su vida. Pero no va a ser una campaña directa. Tras recibir una bala en la cabeza, Salander está bajo una férrea supervisión en Cuidados Intensivos, y se enfrenta a un juicio por tres asesinatos en el momento que le le den el alta. Con la ayuda del periodista Mikael Blomkvist y sus investigadores de la revista Millenium, Salander tendrá no sólo que probar su inocencia, también deberá identificar y denunciar a los políticos corruptos que permitieron a los vulnerables convertirse víctimas de abusos y violencia. Antes una víctima, Salander está lista para devolver los golpes.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 10-06-2009 09:37
# Ligazón permanente a este artigo
Ebano
El reportaje es el género estrella del periodismo. Y el reportero, el periodista en estado puro. Esta raza en extinción evita que su trasero se llague en las sillas de la redacción, recorre el planeta analizando los hechos y las personas, y después se lo cuenta a sus lectores para que éstos sientan el mundo igual de ancho pero mucho menos ajeno.

Ebano su última obra maestra, un reportaje de 340 páginas en el que nos invita a acompañarle por sus correrías africanas. El dice que se trata de un diario íntimo, un libro autobiográfico. Y debe ser así, porque en cada línea de texto queda muy claro que este escritor polaco lleva Africa en la sangre, en el corazón y en la memoria. Ebano evita los tópicos que atenazan a este continente, maltratado por la suerte y la historia, y describe su cara oculta, esa que ha sido dibujada por la violencia, el dolor, la derrota y las luchas por el poder.

El viaje comienza en los primeros años de la independencia, días de júbilo y esperanza. Y termina hace pocos meses, empañado por el brutal genocidio de los Grandes Lagos. Hemos estrenado un nuevo siglo, pero Africa sigue anclada en el pasado, en la derrota. Kapuscinski ha recorrido durante las últimas décadas este escenario despiadado, y lo ha hecho evitando los caminos oficiales: nada de embajadas, palacios, conferencias de prensa o bailes de salón. Su descripción de los golpes de estado, de las despiadadas luchas por el poder y del genocidio de un millón de tútsis son simplemente perfectas. Nadie como él para contarnos a qué huele un pescado secándose al sol, cómo suena un tambor fúnebre, a qué saben unas algas fermentadas. Son las vigorosas crónicas contemporáneas de un vagabundo plenamente consciente de que Africa es demasiado salvaje para no sangrar, demasiado grande para poder ser descrita: «En la realidad, y salvo por el nombre geográfico, no existe. Es un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de una riqueza extraordinaria».

Este libro, ejemplo perfecto de cómo deben mezclarse información, filosofía e historia, debería entregarse a los alumnos de periodismo nada más traspasar el umbral de la facultad. Y es que el periodismo sin reportajes, y sin reporteros totales como Kapuscinski, sería menos sorprendente y mucho más triste y aburrido.

Dicen que “El Imperio” es un fascinante relato de recuerdos y exploraciones de la Unión Soviética, un reportaje polifónico… Mientras, Ryszard Kapuscinski escapa de calificar su obra como un manual de historia de Rusia ni de la antigua Unión Soviética, tampoco del nacimiento y caída del comunismo en ese país, ni tan siquiera un compendio de conocimientos básico. Para el autor, “El Imperio” es un relato personal de los viajes que hizo por sus vastos territorios, viajes en los que intentó llegar tan lejos como pudo (según sus palabras), y siempre que se lo permitieran el tiempo, las fuerzas y las posibilidades.

El poso de “El Imperio” se asienta en un recorrido por la Unión Soviética, testigo de la realidad comunista. Un viaje que ya hizo Vasili Grossman a través de un sentencia diáfana: “Rusia ha visto mucho a lo largo de sus mil años de historia. Hay una sola cosa que Rusia no ha visto jamás en esos mil años: la libertad”.

Esta obra de Kapuscinski se estructura en tres bloques, con un hilo común: vivencias de un soñador muy despierto. Su primer contacto con el Imperio se remonta a los últimos pasos de la década de los cuarenta, cuando un niño de siete años de Pinsk (de mayor, reportero del Tercer Mundo) era testigo del avance del Ejército Rojo por su propia casa, en tierras polacas. Su etapa en el colegio, en pleno conflicto, el regreso efímero de su combatiente padre, las misteriosas huidas de vecinos y amigos… Así transcurrió la niñez de Kapuscinski. Más adelante, tras rebasar su particular cuarto de siglo, se metió en la aventura transiberiana, donde experimentó su segunda etapa con el Imperio. Las estepas y nieves asiáticas le acompañaron en su viaje con destino a Moscú. Sus paseos por lugares inhóspitos, con hielo y tierras muertas como paisajes casi únicos. Territorios alejados del centro neurálgico de la Unión Soviética, cuyas tradiciones se perpetuaban pese a la férrea imposición gubernamental.

Pero ésta no fue la última experiencia de Ryszard Kapuscinski en la Unión Soviética. Volvió veinte años después, cuando el Imperio se tambaleaba sobre unos cimientos carcomidos por las pretensiones soberanistas de las repúblicas que componían la Federación de estados socialistas. A principios de la década de los 90, justo antes del final de la URSS, conoció a los “demócratas de Moscú”, personas producto de la perestroika, combatientes del gobernante y luchadores contra el comunismo.

En este último periplo, el reportero polaco cumple con una de sus fascinaciones: visitar el Kremlin, un recorrido detallado con paso decidido. Además, asiste a los debates callejeros, disputas que recordaban a la previa de la revolución de febrero de 1917.

En la huida de Ryszard Kapuscinski de una observación neutral, expone su pronóstico sobre el futuro. En 1993, preveía una lucha entre las fuerzas de la integración y las de la desintegración, un enfrentamiento entre el cristianismo y el islam y el desarrollo del país, unos quieren volver a la antigua Rusia, otros… divisar una idea nueva.

Por todo, “El Imperio” es, al fin y al cabo, un compendio de vivencias de un viajero curioso. Una lectura profunda, detallista y envolvente en una esfera lejana y en parte desconocida para el lector europeo.

Comentarios (1) - Categoría: Xeral - Publicado o 03-06-2009 12:57
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal