libros



O meu perfil
 CATEGORÍAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

La niña perdida de Elena Ferrante

La niña perdida cierra con broche de oro la historia de dos mujeres que nacieron a mediados del siglo xx en Nápoles y desde pequeñas fueron compartiendo una amistad compleja, con momentos de duda o ausencia, pero siempre cómplice. Lina y Elena son ahora adultas, y la vida de cada una de ellas ha sido muy distinta: Elena dejó Nápoles para casarse y convertirse en una escritora de éxito en Milán. Solo un amor de juventud que vuelve a florecer la devolverá a Nápoles, donde la espera Lina, que ahora es madre y además ha triunfado muy a su manera en el negocio local, convirtiéndose en una experta en informática.


Elena es la señora culta, Lina es en apariencia la mujer de barrio, ignorante y poco dispuesta al refinamiento, pero la inteligencia pura y la intuición están del lado de Lina. Los hechos se precipitan cuando, de repente, un buen día la hija de Lina desaparece: ¿asesinato, rapto, muerte? Nadie lo sabe, y el barrio murmura.

Desde entonces, Lina ya no es la misma y la locura acecha. Todos –los hombres, las mujeres, el paisaje, la ciudad entera de Nápoles– se con-vierten en testigos del duelo de una madre que no sabe llorar y un buen día también desaparecerá, devolviendo al lector a las primeras páginas de esta espléndida saga titulada «Dos mujeres». Inteligencia, emoción contenida, escritura que se pliega a los acontecimientos y se ajusta como un guante a la trama: todo está aquí, en una de las obras más brillantes que ha dado Occidente en el siglo xxi.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 20:12
# Ligazón permanente a este artigo
Todos tienen razón de Paolo Sorrentino

Todos tienen razón
Paolo Sorrentino
Tony Pagoda es un cantante melódico con mucho pasado a cuestas. El suyo ha sido el escenario de una Italia florida y desquiciadamente feliz, entre Nápoles, Capri y el mundo. Todo le ha sido muy fácil y todo con el éxito como divisa. Ha tenido talento, dinero, mujeres. Y además ha conocido a personajes extraordinarios y miserables, maestros y compañeros de camino. De todos ha sabido aprender y ahora es como si una desenfrenada, una exuberante sabiduría se liberara de él sin esfuerzo. Tiene palabras para todo el mundo y, como un Falstaff contemporáneo, revela con cómica ebriedad cuál es la sustancia de los hombres, de los que triunfan y de los que fracasan.

Cuando la vida empieza a complicarse, cuando cambia el escenario, Tony Pagoda sabe que ha llegado el momento de cambiar. Un golpe de timón. Marcharse. Desaparecer. Buscar el silencio. Hace una breve gira por Brasil y decide quedarse allí, primero en Río, luego en Manaos, coronado por una nueva libertad y obsesionado por los escarabajos. Pero para Tony Pagoda, pícaro sin fronteras, la cosa no ha terminado. Tras dieciocho años de húmedo exilio amazónico alguien está dispuesto a firmarle un cheque estratosférico para que regrese a Italia. Hay una vida que lo espera todavía.

«Es una bella y autónoma prueba literaria que probablemente no será la única, sino que orientará las obras futuras del autor. Esta primera novela de Sorrentino puede recordar el rasgo grotesco y desenfrenadamente caricaturesco de Il divo, su vena de dolorido sarcasmo, pero en plena función de otros códigos expresivos, bien reconocibles» (Renato Minore, Il Messaggero).

«Una lengua que contamina lo elevado y lo bajo, que contempla combinaciones aparentemente incongruentes, un gran número de hipérboles y un uso agudo, alienante, no naturalista, del dialecto. Inevitable la referencia a Céline, a su petite musique, a su apocalíptica visión del mundo» (Felice Piemontese, L'Unità).

«Primera consideración: Sorrentino es el director italiano más talentoso del momento. Segunda: Sorrentino no es un director que escribe un libro, sino un escritor que es también director... Sólo el mejor Ammaniti puede hacer frente a esta historia intensa y al mismo tiempo popular hilvanada por Sorrentino» (R. Astremo, Quotidiano di Puglia-Brindisi).

«También los críticos literarios sueñan. Sueñan que un día reseñarán una bella novela como El zafarrancho aquel de via Merulana o El aprendizaje del dolor de Gadda o Viaje al fin de la noche de Céline. Como si fueran libros publicados actualmente, en 2010, y no en 1957, 1963 o 1932. Los críticos literarios sueñan que lo mejor todavía está por llegar. Hoy, el sueño se ha cumplido. La bella novela como El zafarrancho aquel (obviamente, quien escribe es plenamente consciente de que la responsabilidad crítica, como la penal, es personal) se titula Todos tienen razón... Tony Pagoda es el más grande personaje de la literatura italiana contemporánea» (Antonio D'Orrico, Corriere della Sera).

«La primera novela de Paolo Sorrentino podría ser complemento ideal –un buen programa doble literario– de Que empiece la fiesta de Niccolò Ammaniti… Sorrentino deja claro que no sólo es un cineasta de primera, sino que también tiene madera de gran escritor, de autor capaz de hacer emerger la estructura profunda de su época… Sorrentino demuestra que el estado actual de las cosas no es nada más que la degradación residual de una mitología cinematográfica: la Italia de La dolce vita» (Jordi Costa, El Punt / Avui).

«Una novela redonda. Una novela que perdura y palpita… Todo condimentado con una voz narrativa vibrante, en un trabajo con la lengua donde la jerga callejera se mezcla con el discurso culto y que le ha merecido ser comparado, como señala la faja, con Carlo Emilio Gadda» (Diego Gándara, La Razón).

«Un magnífico texto y así lo ha reconocido la crítica italiana cuando se publicó… Sorrentino es sangre y guiño, absurdo, emocionado, humano y podría seguir poniendo adjetivos hasta terminar sin empezar. El lector no lo dudará» (Antonio Garrido, Sur).

«Magnífica primera novela. ¡Qué salvaje, qué bestia, qué putero, qué divertido, qué serio, qué cocainómano, qué profundo, qué cínico! ¡Qué bueno el muy cabrón!... Ni Ammaniti ni Sorrentino no son para espíritus pacatos, que miran hacia otro lado cuando se habla de mierda o drogas o violencia o sexo. Son escritores salvajes para lectores salvajes. A Roberto Bolaño –cierro los ojos e invoco su espíritu– le habrían encantado» (Javier Puebla, Cambio 16).

«Con Il divo Sorrentino demostró que era uno de los guionistas y directores italianos más ingeniosos y ácidos de su generación. Ahora se descubre también como un narrador genial, sarcástico y con un punto grotesco… Como ocurre con Il divo, ésta es también una obra que requiere su tiempo para disfrutarla» (Javier Márquez Sánchez, Esquire).

«Sorrentino con Todos tienen razón, galardonada con el prestigioso premio Fiesole Narrativa Under 40, se ha impuesto inmediatamente como un gran escritor y ha contado con muchísimos lectores… Sorrentino se presenta como un escritor irreducible y salvaje, un viajero observador, cáustico y sin compasión. El resultado es una novela demoledora sobre la condición humana» (José Antonio Aguado, Diari de Terrassa).

«Guiñolesca y fragmentaria, la novela cuenta la historia de Tony Pagoda, un “crooner” napolitano aficionado a los anillos de oro, las mujeres, la cocaína y las opiniones aplastantes… El mayor atractivo está en la construcción de Pagoda. Las mejores páginas se corresponden con sus filosofías, sus ideas sobre el paso del tiempo, el éxito, Italia y la condición humana» (P.M. Zarracina, El Correo).

«Director de cine –suya es la genial y esperpéntica biografía de Giulio Andreotti Il divo– Sorrentino debuta en la literatura con esta obra cuyas claves no se alejan de su mundo cinematográfico y su escritura remite a los grandes del género, de Céline a Gadda» (El Ideal Gallego).

«Un divertido y profundo retrato del hombre actual. Laureada y elogiada por la crítica y lectores, el debut del director italiano no podía ser más brillante» (Faro de Vigo).

«Una prosa obscena, nerviosa, densa. Un ritmo embriagador. Unas frases que son como puñetazos… Resumiendo, una primera novela que azota y que despierta. Y nos deja con la boca abierta. Exactamente lo que deseaba su autor» (Florence Noiville, Le Monde).

«Una primera novela apabullante. Como en sus películas, Sorrentino impone su ritmo, sus imágenes y sobre todo su estilo. Una prosa abrasiva, rápida y ágil, puesta al servicio de un personaje subido de tono… Cantante, el narrador de Sorrentino actúa en Nueva York e incluso conoce a Frank Sinatra… Todos tienen razón ha sido todo un éxito en Italia y le ha valido unas críticas ditirámbicas» (Alexandre Fillon, Lire).

«Una divertida, irónica y a veces disparatada narración-reflexión, de ritmo frenético, en la que aparece ajustar cuentas con muchas realidades» (Eusebio Val, La Vanguardia).

«Disfrutaréis realmente de la ironía y el humor nostálgico a la manera italiana de toda la vida, con un toque neorrealista» (Rafael Vallbona, El Mundo).
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 20:09
# Ligazón permanente a este artigo
Un mal nombre de Elena Ferrante

Argumento:
Nápoles 1966, Lila le confía a su amiga Elena una caja metálica. Dentro de ella hay una serie de cuadernos escritos por ella. Cuando Elena empieza a leerlos descubre cosas que desconocía de su amiga, hechos y situaciones que no solo le acercarán más sino que permitirán que la entienda, algo que necesita ya que la relación entre ambas no pasa por sus mejores momentos. Elena y Lila se han distanciado un poco, esta caja tratará de remediarlo.



Opinión:


La verdad es que cuando lees una novela de Elena Ferrante debes hacer una pausa porque son muy intensas. Hace unas semanas hice la reseña de "La amiga estupenda"; en ella comenté que era la primera entrega de una saga titulada "Dos amigas", ahora le toca el turno al segundo libro: "Un mal nombre", que nos descubre, de nuevo, la magia literaria de Elena Ferrante y que remarca aún más por qué todo el mundo está hablando de ella (o de él puesto que nadie sabe su identidad). Hay quien dice que es el escritor Domenico Starnone, otros que su mujer. Sea quien sea, lo cierto es que ha sabido crear toda una obra de arte dentro de la Literatura y no sólo de la italiana, sino universal. Si "La amiga estupenda" te impacta, y su continuación no se queda atrás.

Elena Ferrante no es una autora fácil de leer, sus novelas no son ligeras sino todo lo contrario, pero es una escritora que no hay que perder de vista. Una vez empiezas a leerla te atrapa. Hace poco leí que más que una escritora era una contadora, o narradora de historias y es cierto. Su estilo no deja indiferente. Es un estilo narrativo que me recuerda un poco al Realismo italiano. Sus descripciones del Nápoles de la década de los 50 y 60 son impresionantes. Es una autora cuyas novelas son un poco difíciles de reseñar porque no acabas de encontrar las palabras idóneas, son muchos los sentimientos que provocan.

"Un mal nombre" es una novela para leer despacio. Es muy intensa, densa. Es una historia que te atrapa en todos los sentidos. La autora no da tregua al lector y esto me gusta. Me encantan las historias que son, aunque suene un poco bruto, como una bofetada.

Si en "La amiga estupenda" conocíamos la infancia de Elena y Lilaahora vamos a conocer su juventud. Y, como es lógico suponer, ambas van madurando. Ninguna de las dos son las niñas que eran antes. En esta novela empieza a verse mejor la personalidad de ambas. Lila es mucho más atrevida, pícara, decidida, en ocasiones un tanto caprichosa también. Aunque está casada con Stefano no podrá evitar enamorarse y tener una relación que llega a ser mucho más que un capricho de verano. La personalidad de Lina cautiva y, a medida que vas avanzando en la novela, te da la sensación de que Lenú le tiene un poco de envidia. Aunque es su mejor amiga, ante ella Lenú se siente un poco inferior, no mentalmente sino físicamente. Lenú se ve más feúcha. Ella es como el contrapunto a Lina, más seria, ve o presiente las consecuencias más que Lina y ello le llega a preocupar.

Lila engaña un poquito. Se le ve un poco frívola, despreocupada, pero no es así y ello sorprenderá a la misma Lenú sobre todo cuando la descubra volviendo a leer y a escribir. Y no leerán novelas sino ensayos. Una de las partes que más me han gustado de la novela es el debate que tienen sober Hiroshima y Estados Unidos durante su estancia en la playa. En este pequeño debate, el lector descubre a una Lina muy racional, con las ideas muy claras.

La novela, su trama, se desarrolla ahora en el Nápoles de finales de los años 50 y principios de los 60. La Segunda Guerra Mundial ha acabado hace relativamente poco y el mundo está cambiando, es lógico que ello se refleje en la vida de los personajes. Ninguno de ellos vive en un mundo aislado. No sólo vamos a encontrar referencias al amor y la amistad en esta novela, también está presente la lucha de clases. Para mí, "Un mal nombre" es una novela realista.

"Un mal nombre" es, aunque las protagonistas son las dos amigas, una novela coral. Cada uno de los personajes juega su papel y llega a ser clave para entender muchas cosas. Un acierto de Lumen ha sido incluir, al inicio de la novela, una relación de cada uno de los personajes que aparecen en la novela, esta pequeña guía ya aparecía en la primera entrega. Es muy útil porque, con pocas líneas, te permite hacerte una idea sobre cada uno de los personajes.

La novela muestra la separación entre ambas; Lenú se marchará a Pisa a estudiar en la Universidad mientras que Lila se quedará en Nápoles, una Lila que acaba de ser madre.

La verdad es que son muchos los temas y detalles por los que vale la pena leer y conocer a Elena Ferrante. Leyéndola entiendes el por qué de tanta expectación en torno a ella. "Un mal nombre" y el resto de los libros que forman parte de la saga, son de lectura casi obligada. Muestran una Literatura pura, con mayúsculas.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 20:03
# Ligazón permanente a este artigo
La amiga estupenda de Elena Ferrante
Dos amigas despiertan a la vida en un barrio pobre de Nápoles, afectivo y brutal en los años 50 Elena Ferrante sigue con pasión el desarrollo físico, emocional y mental de estas dos mujeres que, con el paso de los años, cada vez difieren más.
Los personajes femeninos de Elena Ferrante son verdaderas obras de arte. En esta novela hay dos que sostienen el relato (Lila y Lenú, la verdadera protagonista), aunque la novela es un verdadero tableau vivant de personajes de un barrio pobre de Nápoles allá por los años cincuenta y es, a su vez, la primera parte de una trilogía napolitana. La amiga estupenda abarca la infancia y juventud de las dos amigas dentro de los límites del barrio, contada retrospectivamente por la segunda, Elena Greco, Lenú, ya en la última etapa de su vida.

El hilo conductor de la novela es la amistad entre las dos niñas, que se mantiene incólume durante la juventud. Lila es una niña inquieta, decidida, valerosa, rebelde e independiente, cualidades que fascinan a Lenú; esta última, por el contrario, es más bien tranquila, adaptable, y se siente inferior a su amiga; esta inferioridad no es tal sino una sensación producto de las circunstancias y los caracteres, pero la autora la narra magistralmente poniendo el relato en boca de Lenú. De este modo, la inferioridad la vivimos desde el punto de vista de la narradora, mientras el relato va poco a poco colocando a cada una en su lugar. Este sencillo dispositivo permite seguir la evolución de ambas desde una infancia que las asemeja a una juventud que las distingue y empieza a otorgar a cada una su individualidad.

Es evidente que la novela es descendiente del neorrealismo en la creación del ambiente
El desarrollo físico, emocional y mental de las dos amigas constituye el eje de la novela, pero el cuerpo lo forma el variado y estupendo conjunto de personajes, un total de nueve familias, en las que todos sus miembros están bien definidos y personalizados, además de algunos otros a título individual, como los maestros de la escuela y el instituto. Evidentemente, las familias tienen como función establecer el colorido de la vida de barrio y el espacio social en que se mueven, lleno de fantasías, frustraciones, enfrentamientos, anhelos y anécdotas propias de la vida doméstica de un entorno cerrado. Es evidente que la novela es descendiente del neorrealismo en la creación del ambiente, pero lo que éste tuvo de retrato costumbrista lo soslaya Ferrante sin un titubeo. Y lo consigue gracias a la poderosa presencia de las dos amigas.

La infancia y la juventud de dos niñas en un medio donde el afecto y la brutalidad se confunden a menudo, donde los rígidos códigos de comportamiento obligan a crecer más aprisa, donde las ilusiones, los amores y los desencantos florecen y se confunden en un paisaje urbano primario y un estricto código del honor, está contada desde el descarnado y emocionante despertar a la vida de Lenú y su amiga, contada desde la realidad física de su desarrollo, de una veracidad e intimidad inusuales y perturbadoras, contada con la extrema delicadeza de quien ahonda sin pudor y sin miedo en lo más personal de dos muchachas cuyas numerosas diferencias son justamente las que encierran el secreto de su fascinante relación porque son las que permiten asentar la continuidad de su amistad. Una amistad que se entreteje en su propia maduración.

Es una novela tan transparente como compleja, porque nada hay más oscuro que la claridad.
Dice Lenú: “En mi vida he hecho muchas cosas, pero nunca convencida; siempre me he sentido un tanto despegada de mis propios actos. En cambio Lila, de pequeña, se caracterizaba por tener una determinación absoluta”. Desde el momento en que las dos niñas se diferencian así durante una pedrea hasta el momento en que Lenú, paseando juntas por el barrio, bien agarradas del brazo, piensa que “había algo insostenible en las cosas, en las personas, en los edificios, en las calles, que se volvía aceptable únicamente si se reinventaba todo como en un juego. Sin embargo, era esencial saber jugar y ella y yo, sólo ella y yo, sabíamos hacerlo”, su relación se hace indisoluble. Más tarde, cuando su desarrollo como jóvenes mujeres las obliga a empezar a batirse con la vida, cada una a su manera, un vaivén de lejanía y acercamiento que nunca perderá de vista la confianza mutua, dará paso a una relación más compleja a medida que se van abriendo a un mundo en el que las esperanzas y la turbiedad agitan la vida de otra manera, una vida en la que ellas, sin embargo, seguirán apoyándose en la fuerza de su afecto.

Esta novela es transparente, al contrario que la oscuridad oprimente de las Crónicas del desamor (Lumen, 2010); tan transparente como compleja, porque nada hay más oscuro que la claridad. Sí persiste, en cambio, ese empleo diferenciado del dialecto y del italiano en sus personajes; el primero, duro, sórdido y hasta soez; el segundo, cuidado, cultivado pertenece a la narradora, que habla desde mucho tiempo después, pues fue su conquista y también su primera y cumplida independencia del barrio.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 20:02
# Ligazón permanente a este artigo
Esplendor de Margaret Mazzantini

¿Llegará el día en el que tengamos el coraje de ser nosotros mismos?Ésta es la pregunta que se plantean los dos inolvidables protagonistas de esta novela.Dos niños, dos hombres, dos increíbles destinos. Uno es intrépido e inquieto; el otro, sufrido y atormentado. Una identidad hecha pedazos que es necesario recomponer.Una conexión absoluta que se impone, la hoja de un cuchillo en el filo del precipicio de toda una existencia.Guido y Constantino se alejan, kilómetros de distancia los separan, establecen nuevas relaciones, pero la necesidad del otro se resiste en aquel primitivo abandono que los lleva a ellos mismos al lugar en el que descubrieron el amor. Un lugar frágil y viril, trágico como la negación, ambicioso como el deseo.
En Esplendor Guido, en primera persona, es el encargado de la narración. La novela comienza con el recuerdo de su niñez, en la Roma de los 70. Guido es un niño solitario, perteneciente a una familia burguesa, su padre es dermatólogo, un hombre silencioso, y su madre dedica más tiempo a sus actividades culturales que a su hijo. Pero Guido idolatra a su madre y le duele tener que pasar el tiempo con las distintas cuidadoras extranjeras que se encargan de él. Costantino es el otro protagonista de la novela. Él es el hijo del portero de la finca en la que vive Guido y vive en el sótano junto a sus padres y su hermana. El ascensor del edificio, que Costantino nunca usa aunque tenga que subir a los pisos superiores, es la metáfora con la que la autora juega para representar todo lo que separa a ambos niños que casi no tienen relación alguna entre ellos a pesar de asistir incluso al mismo colegio.

Será en la adolescencia cuando Guido y Costantino inicien un acercamiento que culminará en una historia de amor que dará un vuelco a sus vidas y las cambiará para siempre. El aislamiento en el que ambos han vivido desde su niñez es lo único que parecen tener en común estos dos personajes que tanto física como psíquicamente no pueden ser más distintos. Sus existencias han corrido siempre paralelas hasta que un día colisionan para nunca volver a ser las mismas. Ni el tiempo, ni la distancia que los separa, ni las nuevas relaciones, ni unas vidas que nada tienen que ver la una con la otra, conseguirán aplacar el amor y la pasión que los une.

Esplendor contiene en sus páginas distintos géneros. Estamos ante una historia de amor, una novela de iniciación y una novela sobre la búsqueda de la identidad. Margaret Mazzantini consigue meternos en la cabeza de los protagonistas y ponernos en su piel. Con ellos viviremos el despertar sexual y sentiremos el estupor y la confusión en la que se verán inmersos al descubrir su homosexualidad. Pasaremos por mil y una emociones y sentimientos en esta novela que nos habla de amor, de pasión, de vergüenza, de miedo, de lucha, de aceptación, de soledad… Una novela que se enfrenta a prejuicios y que huye de estereotipos y que nos muestra, de forma muy cruda, el rechazo de la sociedad al amor entre estos dos hombres.

Dada la elección del narrador protagonista es a Guido a quien conoceremos y sentiremos como algo nuestro cuando de la mano de la autora nos adentremos en su complejo mundo interior. Del resto de personajes, incluido el otro protagonista, tendremos una visión un tanto parcial y subjetiva que se verá atemperada porque la autora da más peso a sus actos que a lo que Guido nos cuenta de ellos. De esta forma Margaret Mazzantini consigue perfilar unos personajes ricos y llenos de matices, unos personajes con los que es fácil empatizar, ponernos en su piel y entenderlos a pesar de no compartir con ellos muchas de sus actitudes y decisiones. Los dos protagonistas se nos presentan poliédricos, complicados, con una vida interior difícil y una vida pública que pasa por mil fases distintas porque no olvidemos que los conoceremos de niños y nos despediremos de ellos en plena madurez. Junto a ellos son muchos los personajes secundarios que con mayor o menor relevancia aparecen en la novela, sería imposible enumerarlos a todos pero sí tienen algo en común y es la credibilidad con la que están vestidos.

Junto a ese narrador protagonista la autora introduce ocasionalmente un narrador externo que en segunda persona se dirige directamente a Guido, consiguiendo con ello un efecto dramático adicional a una historia de por sí descarnada. La prosa de Margaret Mazzantini es capaz de aunar lo más sórdido con lo más rico, lo más oscuro con lo más luminoso, el lenguaje más exquisito con el más soez… Y con todo ello consigue una narración llena de belleza y de imágenes que asaltan al lector página tras página. Un estilo en el que las metáforas y la simbología toman el mando en pasajes realmente líricos en contraposición con otros en los que la dureza y la crudeza traspasan las páginas. Una narración que una vez más vuelve a conquistarme y vuelve a dejarme vapuleada porque no es fácil leer a Margaret Mazzantini, la autora no hace concesiones ni con las historias que narra ni con sus personajes, por lo tanto no hay concesión posible para un lector que se ve arrastrado a las vidas de Guido y Costantino, dos personajes que se quedarán para siempre en mi memoria lectora.

Hace unos días que terminé su lectura y Esplendor aún me acompaña, es una de esas novelas que nunca olvidaré. Una de esas novelas que de algún modo te tocan el corazón porque más allá de cualquier otro aspecto habla de sentimientos tan universales como el amor y el dolor por el ser amado. Reducir Esplendor, como he leído en alguna parte, a una historia de amor homosexual, como si el amor entendiera de sexos, es quedarse muy corto, es quedarse a las puertas de esta historia y conformarse con el exterior de lo vistoso, perdiéndose el interior de la grandeza del amor. Y aunque probablemente sea una de esas lecturas que no se pueden recomendar a la ligera, quizá ni siquiera sea la más adecuada para iniciarse con la autora, no me cabe duda que dejará una huella indeleble en todo aquel que se adentre en sus páginas.

En definitiva, ha sido apasionante leer esta historia de amor que alternando la luz y la oscuridad hace de Esplendor una novela soberbia, intensa, triste, amarga y bellísima.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:57
# Ligazón permanente a este artigo
Crónicas del desamor de Elena Ferrante

En Crónicas del desamor se reúnen las tres novelas que han convertido a Elena Ferrante en una de las voces de más prestigio de la literatura italiana contemporánea. Las tres piezas tienen como protagonista a una mujer, y las tres indagan en el dolor femenino con mano firme, sin concesiones al sentimentalismo. El amor molesto, la primera de las piezas, narra la relación de Delia con su madre Amelia. Mi madre se ahogó la noche del 23 de mayo, el día de mi cumpleaños escribe la narradora en la primera página, y de ahí en adelante todo será descubrir quién era realmente Amelia. La segunda pieza, titulada Los días del abandono, cuenta la historia de una mujer joven, madre de dos hijos, que de repente es abandonada por su hombre y tiene que enfrentarse a un nuevo modo de vivir. Sola en Turín, la mujer cae en una espiral de dolor que la paraliza, y Ferrante consigue que sintamos esa angustia de una manera casi corpórea: sus gestos, sus palabras, todo su cuerpo es la pura expresión de un mal oscuro que va más allá de la traición, como si la tragedia griega se hubiera encarnado en el ánimo de una mujer de hoy. Luego, poco a poco, el resurgir, ese nuevo pacto con la vida que ya se hace desde otras premisas, esa madurez tan celebrada que sella con garbo nuestros errores. Cierra la trilogía La hija oscura, donde encontramos a Leda, una mujer que se cree sola y libre en un pueblecito de playa, pero el encuentro con una familia muy peculiar la obligará a revisar las relaciones que ha mantenido con sus hijas y descubrir cuales son los lazos que las unen.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:52
# Ligazón permanente a este artigo
La vida mentirosa de los adultos de ELENA FERRANTE

«Dos años antes de irse de casa, mi padre le dijo a mi madre que yo era muy fea». Así empieza esta novela extraordinaria sobre el descubrimiento de la mentira, el amor y el sexo, narrada por la inolvidable voz de Giovanna, una joven empeñada en conocer a su tía Vittoria, incomprensiblemente borrada de las conversaciones y álbumes de fotografías. Con ello desencadenará sin saberlo el desmoronamiento de su familia intelectual y burguesa, perfecta solo en apariencia.

Maestra absoluta de la intriga, Ferrante siembra la trama de sorpresas y anuda prodigiosamente la misteriosa historia familiar y amorosa en torno a una pulsera que pasa de mano en mano. Nadie como ella para describir la complejidad de las pasiones humanas y todas las intermitencias del pensamiento y el corazón.

La critica ha dicho:
«La ignota escritora italiana [...] regresa a su amada Nápoles para volver a hacer lo que mejor sabe hacer: diseccionar con naturalidad, y sin renunciar a la cruda realidad, las relaciones humanas. [...] Es difícil defraudar. Pero es que, Ferrante maneja con destreza los elementos que le hacen fuerte y que potencia en su maravillosa narrativa. Como si de un combinado se tratara, ha metido en una coctelera todos esos ingredientes que le han llevado al éxito: amistad, adolescencia, familia, fealdad, religión, mentiras, clase social, sexo y Nápoles.»
Pilar Parra, ABC

«Nadie como ella para describir la complejidad de las pasiones humanas y todas las intermitencias del pensamiento y el corazón.»
Ana de Castro, Trendencias ("Los mejores libros de 2020 para leer en 2021")

«Una historia muy Ferrante.»
Andrea Aguilar, El País

«La misteriosa 'superstar' de la narrativa actual, experta en una de las zonas más inexploradas de la geografía emocional, la sororidad femenina, lo ha vuelto a hacer, sí. En este caso, lanza a su protagonista, una niña de 12 años, a un viaje iniciático que, como a Ulises en la Odisea, la llevará por puertos desconocidos, experiencias nuevas exteriores e interiores, horrores y placeres, cegueras y visiones. [...] El inicio de un viaje sin retorno del protegido mundo de la infancia al complejo y lleno de peligros de los adultos.»
Ana Bretón, El Mundo

«La misteriosa autora italiana no defrauda, su lengua es un látigo y también un paraíso que baila antes los ojos del lector de esa forma totalitaria en que Salomé bailó ante los ojos de Herodes. [...] Una novela crucial.»
Sonia Fides, Heraldo de Aragón

«No se dejen engañar. El mayor misterio no es quién es o quién deja de ser Elena Ferrante [...]: el misterio es su escritura y su capacidad de evocación. Un fenómeno torrencial, magnético, imparable.»
Quico Alsedo, El Mundo

«Una pequeña gran historia, [...] una obra universal [de] una maestra retratista de todo lo que nos preocupa, de todo lo que nos duele. Es difícil encontrar alguien de quien decir esto y que aún esté entre nosotros. Que en vida ya sea un clásico.»
Víctor M. González, GQ

«Ferrante muestra con enorme habilidad los contrastes sociales, explorando los barrios bajos y las zonas residenciales, dos mundos aparentemente opuestos, pero en los que se ama, se espera y se sufre con la misma intensidad. [...] Una impecable crónica de la ferocidad humana.»
Rafael Narbona, El Cultural

«La legión de fans de Elena Ferrante están de enhorabuena en todo el mundo. [...] Una historia visceral, repleta de lúcidas revelaciones sobre el alma humana, con un relato sencillo, cargado de intriga y misterios que resolver. La ecuación perfecta entre novela de autor y bestseller. Algo que está al alcance de muy pocos pero que Elena Ferrante, quien quiera que sea, ha conseguido.»
Ahora qué leo, La Sexta

«Ferrante ha logrado construir un estilo propio que tiene la garra necesaria para poder jugar con sus lectores y hacer que un argumento [...] alcance una grandeza inexplicable.»
Júlia Costa, Llegir en cas d'incenci

«Esta vez Ferrante va directa a ganar el Premio Strega. [...] Una nueva saga imprescindible.»
Davide Turrini, Il Fatto Quotidiano

«Turbia, emocionante, anticlimática e inolvidable.»
Laura Caso, MujerHoy

«Lo mejor es aceptar el juego tal y como lo presenta la autora: lo que importa no es su rostro, ni los detalles de su vida. Lo que importa es su literatura desnuda de todo lo que no sea el propio texto.»
Elena Hevia, El Periódico

«La primera obra italiana en décadas que se merece el Premio Nobel.»
The Guardian

«La autora vuelve a ese barro ardiente de lo familiar y lo íntimo del que ella se vale, esta vez para mostrar que crecer supone aprender a mentir.»
Karina Sainz Borgo, Vozpópu
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:31
# Ligazón permanente a este artigo
La bibliotecaria de Auschwitz de Antonio Iturbe

Eran los campos del horror. Era el infierno. Pero una niña les devolvió a todos la esperanza.

Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca.

En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones».

Una emocionante novela basada en hechos reales que rescata del olvido una de las más conmovedoras historias de heroísmo cultural.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:25
# Ligazón permanente a este artigo
El cuaderno de Maya de Isabel Allende

Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa “hechizo, ilusión, sueño”, nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto. Mi historia comienza en Chile con mi abuela, mi Nini, mucho antes de que yo naciera, porque si ella no hubiera emigrado, no se habría enamorado de mi Popo ni se habría instalado en California, mi padre no habría conocido a mi madre y yo no sería yo, sino una joven chilena muy diferente.
Maya Vidal es una chica difícil. A sus 19 años ha tenido problemas serios con las drogas y el alcohol y, por si eso fuera poco, le persigue el FBI, la Interpol y una mafia criminal de las Vegas.

Maya es alta, desgarbada y tiene un aspecto curioso, cualquiera a simple vista podría describirla como "un obelisco de pelos pintados en cuatro colores primarios y con una argolla en la nariz". Vivía en Estados Unidos y su Nini (Nidia Vidal, su abuela) trazó un plan para hacerla desaparecer durante algunos años. Era necesario protegerla porque, desgraciadamente, a Maya le asaltó uno de esos "momentos en que uno no tiene ningún control sobre su propia vida".

Así que su Nini la envió a su país natal, Chile, "donde el océano se come la tierra a mordiscos y el continente sudamericano se desgrana en islas". En uno de esos islotes, casi invisible en el mapa, recala Maya. Exactamente en Chiloé, de costumbres y modo de vivir totalmente diferentes a lo que Maya estaba acostumbrada.

Allí la acoge en su casa Manuel Arias, un anciano antropólogo amigo de su abuela, que la presenta como ayudante suya. El trato es que la chica devuelva en parte el favor transcribiendo las grabaciones de sus entrevistas y pasando a limpio las notas que Manuel toma para su futuro libro.

A pesar de su exilio forzoso, Maya no está sola. En su interior siempre puede recurrir a su Nini o a su querido Popo, que aunque ya no se encuentra entre los vivos la acompañará siempre. Popo (Paul Ditson II) era el segundo marido de su abuela y por tanto abuelo de Maya, aunque no biológico. Su Popo era un fantástico y peculiar personaje, un inteligente profesor de la Universidad de California en Berkeley, uno de los pocos astrónomos afro-americanos en una profesión de abrumadora mayoría blanca, que intentaba probar la existencia de un planeta que sólo existía en su imaginación. Un hombre amable y encantador que "poseía la rara combinación de una mente brillante y la fantasía de un soñador" pero carecía por completo de sentido común.

En su nuevo hogar a Maya se le irán revelando datos sobre la vida de sus padres y abuelos, que configuran parte de su propia historia, y a su vez necesitará hacer acopio de valor para mirarse de frente a sí misma y a su pasado.

"Chiloé tiene su propia voz". En esta exótica isla Maya se encuentra con una cultura relajada, natural, cuajada de supersticiones, leyendas y magia. Aunque esto último no es patrimonio exclusivo de Chiloé, sólamente hace falta afinar la sensibilidad para descubrirla porque, como dice Isabel Allende en una de las páginas de "El cuaderno de Maya", "el mundo entero es mágico".
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:22
# Ligazón permanente a este artigo
La vida desnuda de Mónica Carrillo

Porque todos fuimos alguna vez el secreto de alguien

Una llamada de teléfono lo cambió todo. Cuando Gala emprende el viaje para despedirse de su abuela Rosario no puede imaginar que pronto descubrirá que nada es lo que parece en su familia: a pesar de las apariencias, o precisamente por ellas, todos tienen una vida pública que muestran al mundo, una vida privada reservada para unos pocos y una vida secreta que permanece oculta para todos. Poco a poco, Gala irá destapando las distintas capas que envuelven a sus padres, a su hermano Mauro y a su tía Julia. Y en la cima de tantos descubrimientos hallará aquello que siempre buscó y que se le resistía: el amor sin condiciones.

La vida desnuda, Premio Azorín de Novela 2020, es el viaje de Gala a los secretos de su familia. Un recorrido emotivo y sorprendente en el que ella misma terminará siendo una persona distinta a la que comenzó.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 17-01-2022 19:15
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0